Rubén Rocha Moya molesto con Merary

Meten al PRD en “jugadas accidentadas”

Héctor Loustaunau y el “documental” falso

¿Qué le pasa? El virtual candidato al Senado de la República por Morena, Rubén Rocha Moya, no está muy contento con la diputada local López-obradorista Merary Villegas Sánchez ¿Por qué? ¿Qué no eran uña y carne?.

La legisladora de Morena dijo que con Quirino Ordaz Coppel al frente, las dependencias del Gobierno del Estado siguen operando como “agencias de colocación” del PRI.

Precisó que en Sinaloa se usan los recursos públicos como un instrumento para privilegiar a los priistas y grupos afines a éstos. “Muchas dependencias funcionan como ‘agencias de colocación’ del partido gobernante, ya que el personal con el que cuentan es abrumadoramente elevado”, consideró.

A ello se suma, añadió, la forma en cómo se utilizan los recursos para inversión en obras e infraestructura.

Para Morena, aseveró, es más importante canalizar los recursos a hospitales, becas y educación, que para la construcción o remodelación de estadios.

También condenó se siga privilegiando el gasto de comunicación social del Gobierno estatal. Año tras año, indicó, se utilizan millonarias sumas que “se tiran a la basura y que sirve como propaganda meramente electoral”.

La declaración de Merary Villlegas molestó e incomodó a Rubén Rocha Moya, quien acaba de renunciar de la jefatura de la coordinación de asesores del gobierno de Quirino Ordaz Coppel, para ir en busca de la candidatura de Morena al Senado de la República.

En el CEN de Morena priva la idea/estrategia de que la única forma de vencer al PRI en Sinaloa es fustigando a los ex gobernadores, entre ellos a Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez, y al actual gobernador Quirino Ordaz Coppel ¿Se insertará en esa línea Rubén Rocha Moya?

Por cierto que otro que se molestó fue el ex diputado del PRI, Francisco Javier Luna Beltrán, quien cobra como asesor tránsfuga del gobierno quirinista. Bueno. Cuando menos eso presume sin tomar en cuenta que sus cartas credenciales ya fueron rechazadas por Antonio Meade, candidato del PRI a la presidencia de la República.

Muy cerca de Meade figura y se mueve Mario Zamora Gastélum, quien en el periodo de Jesús Aguilar Padilla fungió como diputado local y organizó la caída de Luna de la Jucopo y de la coordinación de la bancada del PRI en el Congreso Local al descubrirle algunas pillerías.

No hay que perder de vista a  Héctor Loustaunau a quien, los cercanos al Señor Todopoderoso de Sinaloa, endilgan cualidades omnipresentes en materia de publicidad-propaganda- periodismo. Loustaunau (Lozcano para sus amigos y socios de correrías), dicen los iniciados, es quien maneja las “redes sociales-digitales” del Señor y fue el plagiador -perdón, inventor-, del logo-slogan Puro Sinaloa. Trabaja para Televisa en la mejora de imagen de políticos y en la fabricación de historias fantasiosas para descarrilar políticos difíciles de domar. Se filtró que Héctor Loustaunau elabora una falsa trama política-policiaca a la carta, pedida por el PRI y figuras relevantes del gobierno estatal, rehenes de miedos electorales. Se trata, dicen los enterados, de un falso “documental” con perversos fines político-electorales, de esos que gusta difundir Televisa para que sean replicados en medios nacionales y luego caigan a Sinaloa con la careta de difusión verídica ¿Cuánto va a costar el trabajo sucio de Héctor Loustaunau? Millones y millones de pesos ¿Quién los va a pagar? Saque usted sus propias conjeturas. El caso es que Loustaunau halló en Sinaloa su mina de oro.

Felipe Villegas fue una pieza estratégica para llevar al triunfo en Ahome, al priista Alvaro Ruelas. Se manejó como candidato independiente a la alcaldía hablando pestes de la partidocracia y de los corruptos del PRI, PAN y el PRD, entre otros más. Todavía no terminaban de contar los votos cuando ya él, como si fuera la voz autorizada, daba como un hecho el triunfo de Alvaro Ruelas. Llegó a regidor. Nadie se preocupó en la contienda por vigilar si acarreó o no electores a las urnas o si repartió o no dinero en la compra de sufragios.  Su imagen insignificante lo hizo pasar un tanto desapercibido para los “observadores electorales” y los medios de comunicación. El caso es que fue clave para la derrota del “líder” Miguel Ángel Camacho, quien fuera el candidato del PAN ¿Y adivine qué? Felipe Villegas, el anti-partidista e “independiente”, comparsa de Alvaro Ruelas en el cabildo de Ahome, apareció en una reunión de “división estratégica” del Partido Acción Nacional pidiendo que lo tomen en cuenta como aspirante “ciudadano” a la presidencia municipal por la vía de la alianza PAN-PRD-MC, posición que en Ahome le corresponde única y exclusivamente al PAN. Felipe apareció hipotéticamente empujado por Audómar Ahumada Quintero y por otros perredistas que no conocían su parentesco pero que al enterarse se dieron cuenta de que el tal Felipe es un “gallo jugado” en eso del engaño político. La jugada no cuajó pero si levantó polémica en el PAN por la “filtración”. Audómar no conocía los dones del “concuño estratégico” y se dio cuenta que cayó en una trampa. El gerente del Comité Municipal del PRI, el papero Aldo Prandini, se moría de la risa y mantenía informado de la “filtración” al verdadero presidente del tricolor en Ahome y a varios personajes que le han prometido ahora sí que su figura puede llegar al estrellato político.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.