Manuel Clouthier: periodismo del PRI y para el PRI

¿Cómo entender a Manuel Clouthier Carrillo  en la política? Para comprenderlo es necesario e importante leer y desmenuzar tratados de psicología, psiquiatría y “patología política”. Baila actualmente la “danza informativa de los locos”, degradando el ejercicio del periodismo, ejerciéndolo sin ética. Clouthier ha hecho de la venganza, el odio, la amargura, los celos y la envidia, traducida en insultos, agresiones verbales y mentadas, su principal plataforma política y periodística.

La ideología de Clouthier es la descalificación, la injuria, la destrucción de honras ajenas, que encuentra su mejor destino, para su difusión “social”, en las páginas de su periódico, Noroeste, antes soporte del PAN -en vida de su padre “El Maquio” Manuel Clouthier del Rincón-, hoy un “galimatías periodístico”, que ofrecen la “anatomía” del caos y la confusión al servicio del PRI y de otras fuerzas que en Sinaloa sirven para colapsar el proyecto que amenaza con destruir los planes del Revolucionario Institucional.

Rememorando. Durante el régimen de Felipe Calderón el PAN designó candidato a legislador federal plurinominal a Manuel Clouthier y bajo esta figura arribó a la Cámara de Diputados. Intentó desde ahí convertir al PAN en su propiedad y ejerció presión para ser nominado candidato al Senado de la República por el partido blanquiazul.

Su petición fue rechazada y Clouthier terminó insultando a Calderón e iniciando una campaña de destrucción verbal del Partido Acción Nacional y la partidocracia como primeros pasos para mutarse en “independiente”.

Así fue como desencadenó una furiosa campaña contra la partidocracia, decía, el cáncer de la democracia; la corrupción de los partidos, gritaba, en la ruta de su candidatura “independiente” a la diputación federal por el Quinto Distrito Electoral Federal, posición a la que llegó con el apoyo de un segmento del PRI. Paradójico ¿verdad?

Clouthier erigió entonces a Noroeste, por así convenir a sus intereses, en defensor a ultranza de las candidaturas “independientes”. En ese clóset metió a su gabinete informativo. Péguenle al PAN y al PAS y en menos medida al PRI que ya después arreglaremos, habría de ser la consigna. Y sí, si se arregló el asunto. Clouthier, el “independiente”, se fue por la ruta del PRI en el 2016 a apoyar la candidatura al gobierno estatal del actual gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Actualmente, Manuel Clouthier hace doble juego: en su quehacer político y Noroeste ofrece lecturas, por un lado, de su apoyo al PRI, con su candidatura “independiente” meramente divisoria y de ataque a figuras relevantes de Por México al Frente y, por otro, respalda el proyecto de Andrés Manuel López Obrador pues como él lo dijo “a la familia se le ayuda” y su hermana Tatiana Clouthier es la coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato de Morena a la Presidencia de la República.

Exacto. Tatiana anda montada en el proyecto del partido de Regeneración Nacional y Manuel fustigando la partidocracia ¿Quién los entiende?

Manuel Clouthier, en su columna anónima Centinela, que publica Noroeste, escribió: “La designación de Tatiana Clouthier como responsable de la campaña de Andrés Manuel López Obrador vuelve a poner a Sinaloa en el escaparate de la política nacional”. La verdad no tanto a Sinaloa sino al clan Clouthier, al propio Manuel Clouthier por su condición de aspirante al Senado de la República, por la figura de “independiente”, que a juicio de Obrador  sirven a la “mafia en el poder”.

Escribió en su “anónima” columna Manuel Clouthier: “también es importante el mensaje enviado por López Obrador al elegir a la hija del Maquío como su principal apuesta para llegar a Los Pinos: sus ganas de formar equipo con mexicanos que no se van a doblar a la hora de la verdad”.

Tatiana militó en el Partido Acción Nacional, al que renunció en 2004. En el PAN trabajó como coordinadora en elecciones locales y federales, observadora electoral en diversos estados, consejera estatal de su partido en Nuevo León y diputada federal suplente en la LV Legislatura.

En 2003 fue elegida diputada federal plurinominal por su partido para la LIX Legislatura. Ya sin poder conseguir nada del PAN, al igual que Manuel Clouthier, brincó también a la “independencia” y de ahí otra vez al quehacer de la partidocracia, con Morena. Tatiana se convirtió, al igual que su hermano en destructor del PAN.

Es así que en el escenario de falsas realidades periodísticas y mentiras, propias para generar coyunturas políticas a su favor y apoyar al PRI, Manuel Clouthier dice que la debacle del PAN en Sinaloa será un caso de estudio para la academia, por el hecho de que Acción Nacional encontró la fórmula, en una alianza, de su rescate y fortalecimiento, que no conviene a los intereses de Clouthier.

Tampoco le conviene a Clouthier que Cuén pacte con el PAN y otros partidos porque significa la atomización en Sinaloa de proyecto “independiente”. O más bien, reducirlo casi a la nada. La estrategia periodística es pegarle ahora a la alianza PAN-PRD-PC-PAS y  demonizar a Cuén. Es lo que más le agrada y encaja en los intereses también del PRI.

Manuel Clouthier entonces se mueve  en la dinámica de la venganza, el odio, la amargura, los celos y la envidia, atrapado por sus ambiciones personales, que son de corte económico y político, gritando que el PAN ya no es un instituto político al servicio de los ciudadanos, por la sencilla razón de que él, el todopoderoso Clouthier, no encaja en los proyectos del blanquiazul.

Triste papel juega ahora su estatus de “independiente” ya que se mueve al lado de Margarita Zavala, otra “independiente” salida del PAN para ayudar al PRI, de esa Margarita esposa de Felipe Calderón, al que cargó de insultos por no concederle la candidatura al Senado de la República.

La consigna de Manuel Clouthier es la misma consigna del PRI: atacar al PAN, intentar destruir la alianza Por México al Frente, poniendo por delante la mentira en los “trabajos” de aparentes “análisis” publicados sin ningún rigor periodístico en Noroeste.

La locura ha llegado pues a la redacción de Noroeste porque la orden de no dejar  avanzar el Frente se cumple pero causan un efecto político contrario al planificado, en tanto que al interior del Diario se dan violaciones a los derechos humanos de los trabajadores, ejercicio de presión para que renuncien y despidos justificados.  La casa periodística donde se exige honorabilidad política, desde donde se mandan toda clase de descalificaciones al PAN y al PAS, a Cuén Ojeda y Sebastián Zamudio, es un templo al abuso, a la barbarie laboral.

La locura es tal que ordena Manuel Clouthier destruir informativamente todo lo que huela al PAN, PAS y otros partidos aliados. Pero, paradójicamente, entre más se ataca al Frente más se fortalece el partido blanquiazul, más crece en aceptación política Héctor Melesio Cuén, al que han colocado como una especie de  todopoderoso, a quien todos los electores de Sinaloa quieren conocer por su rango de político indomable, imparable.

A Cuén Ojeda le pasa algo similar a lo que le pasó a Manuel López Obrador cuando fue jefe del gobierno capitalino y en el trajinar de sus campañas en pos de la presidencia de la Republica. Le repitieron tanto los mismos ataques que lo convirtieron en una figura a la que el gobierno federal y el PRI no encuentran como frenarla o destruirla.

Cuén hizo esto y lo otro. Cuén todo lo puede. Cuén todo lo hace. Cuén está en todos lados. Cuén controla todo. Con esta imagen de todopoderoso repetida y una y otra vez en Noroeste y a veces caricaturizada, Manuel Clouthier ha popularizado y socializado la imagen de Héctor Melesio Cuén tanto que  sociedad sinaloense la traen en sus venas.

Y como la sociedad que ya no se chupa el dedo y no es fácil engañarla, como el pueblo sabe que los ataques vienen de Noroeste, de un oligarca, un multimillonario metido a político, de gente aliada al PRI o del PRI mismo y del gobierno, de Clouthier, pues Cuén es la figura central del momento.

Por eso sustentábamos al principio de esta columna que para comprender a Manuel Clouthier es necesario e importante leer y desmenuzar tratados y tratados de psiquiátrica y de “patología política”. De que baila la “danza informativa de los locos” y que los insultos, agresiones verbales, mentadas, son su principal plataforma política y periodística.

Imposible entonces que en plena era digital, el siglo de la revolución informativa y de la comunicación, que Clouthier y Noroeste tomen control de la mente de los sinaloenses contaminándolos con sus odios políticos, amarguras y venganzas.

Imposible que logren el cometido de lograr derribar la alianza Por México al Frente para facilitar el triunfo del PRI-PVEM-PANAL, en un escenario político de derrota y de repudio electoral para estos tres partidos que apoyan al heredero de Enrique Peña Nieto: Antonio Meade y sus corifeos en los estados del país.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.