Fariseísmo periodístico

Desafortunadamente para la democracia sinaloense Noroeste dejó de ser una empresa periodística para convertirse en una sociedad por acciones, cuyo objetivo corporativo es la comunicación política, a favor de una facción  y en contra de los adversarios de Manuel Clouthier Carrillo, el accionista principal del rotativo.

Existe en los hechos una forma de esquizofrenia editorial que contradice permanentemente el ejercicio de un verdadero periodismo que vanamente presumen. El leit motiv del periódico es destruir a los adversarios de Clouthier para allanarle el camino al Senado. Veamos los hechos:

La semana pasada el joven director de Noroeste, Adrián López Ortiz, en su artículo sabatino, se cuestionaba el tipo de periodismo que en este año deberíamos aspirar los sinaloenses, trayendo a colación la investigación del Wall Street Journal, sobre la rendición editorial de casi toda la prensa nacional a los intereses del gobierno federal, el cual se ve favorecido con los principales titulares de la prensa escrita. Abogando en ese mismo espacio por la puesta en vigor de la ley de publicidad gubernamental federal la cual por cierto hasta hoy es letra muerta.

Tiene razón López Ortiz en dolerse de la falta de libertad periodística por la opresión presupuestal que ejercen todos los gobiernos para suavizar las líneas editoriales del diarismo nacional y local.  Sin embargo, ayuno de autocrítica, no somete a la consideración de sus lectores el innegable hecho de que Noroestesubsiste gracias al financiamiento público, en especial la inversión publicitaria que en particular el gobierno del estado realiza en Noroeste y sin la cual, el periódico dejaría de existir, habida cuenta su escasa circulación y venta al público, amén de la pobreza y escasez de sus anuncios comerciales y clasificados.

De cada 10 periódicos que se venden en los OXXOS solo uno es Noroeste(verifíquelo cuando vaya a una tienda). La calidad física del periódico es de vergüenza. Hay días en que sus páginas carentes de tinta impiden parcialmente su lectura. Periódico pobre, pobres periodistas y accionistas millonarios es la fórmula económica que allí se aplica; una especialidad de la oligarquía “democrática”.

En los puestos de revistas no tiene mejor suerte según mis averiguaciones, por 100 periódicos de su competencia, ellos venden 10 diarios en promedio. Interesante y periodístico sería conocer la inversión que el gobierno malovista realizó en Noroeste, ya que las investigaciones sobre la corrupción del tristemente célebre fanfarrón de los Mochis, las iniciaron o bien las profundizaron cuandoMario López Valdez ya había terminado su sexenio, es decir, a toro pasado y nunca estará demás recordar que al triunfo  de Malova contribuyó directamente Clouthier y Noroeste con una campaña feroz en contra del priista Jesús Vizcarra Calderón.

Clouthier se placeó con Malova en la manifestación triunfal de aquel, levantándole la mano de vencedor. De lengua larga y memoria corta, hoy denuncian la corrupción que por seis años solaparon.

López Ortiz, promotor incansable de la transparencia en la asignación de recursos públicos del gobierno, bien haría por empezar en casa propia e informar al público a cuánto asciende la inversión del gobierno (en sus tres niveles) por la compra de espacios publicitarios o de “gacetillas”, esta última forma de engañoso periodismo que se viste de noticia pero que es propaganda pagada y de eso el joven director ha hecho un permanente mutis. La tres de tres que se aplique en casa de los peticionarios para darle machetazo a caballo de espadas.

Perdido en el maremágnum de su propio ego, López Ortiz ha permitido, por un lado, que Noroeste se convierta en el brazo mediático de los intereses políticos deManuel Clouthier, promoviendo entres sus “analistas” una feroz campaña en contra del Frente PAN/PAS/PRD/MC quienes se han convertido en esta temporada electoral en las dianas de las invectivas políticas de los acérrimos enemigos del Partido Sinaloense y por otro promoviendo al periódico como un centro de investigación en políticas públicas ( Think /Thank) y dejando los cabos editoriales sueltos en beneficio del candidato independiente al Senado, a quien no han tocado ni con el pétalo de una grafía a pesar de las paradojas e inconsistencias de su hoja de servicio público.

Con el arrendamiento del apellido Clouthier por parte de Tatiana a Manuel López ObradorNoroeste y sus ” analistas” se han desdoblado en panegiristas de Rubén Rocha Moya e Imelda Castro, atribuyéndoles todas las virtudes democráticas habidas y por haber, abjurando de la más elemental critica periodística a sus carreras políticas, y elevándolos a la categoría de santos del ejercicio público.

Habrase visto tanta ridiculez y zalamería de un periódico y periodistas que presumen de ” independientes”. A otro perro con ese hueso.

El martes 23 de enero del año en curso el Ing. Jorge Avilés Senés, publicó una durísima carta en Noroeste, doliéndose de la vulgar rabia con que el cartonistaGilberto Ceceña trata a sus enemigos políticos, señalando Avilés en esa reveladora misiva, que ese tipo de cartones destilan rencor en contra de quien van dirigidos y ninguna sutileza asoma en su contenido, dijo el hijo de Don Alberto Avilés panista fundacional. A mayor abundamiento sostuvo el ex director del Implan en Culiacán: “imágenes más burdas no se ven ni en pasquines de tercera categoría. Más pareciera que son de alburero de barriada con un lenguaje de cantina o pulquería. No creo que la tendencia política del medio o del caricaturista justifique esta andanada de lodo sobre los que no comparten sus creencias…”. Hasta aquí la cita.

La carta no tiene desperdicio por que condensa el estado actual de Noroeste y su doble moral y es también una coordenada para entender la quiebra económica, pero también la moral de ese periódico. La gente se ha alejado de él y no lo compra más, porque representa solo los intereses de una facción de la oligarquía sinaloense y por qué en lugar de hacer periodismo hace tramposamente política a favor de su agenda de intereses, en este caso favoreciendo a Clouthier y en desdoro del PAN/PRD/ PAS/MC que son los enemigos a vencer del ex empresario devenido en político independiente.

El domingo 28 de enero de este año Rodolfo Díaz Fonseca en su columna deDefensor del lector, que casi siempre es una interminable fe de erratas por los innumerables gazapos periodísticos y gramaticales, transcribió la segunda parte del artículo de la periodista española Soledad Gallego- Díaz, titulado “El futuro del periodismo” que parecería estar escrito para denunciar el fariseísmo periodístico que en Noroeste se practica, texto que por su importancia transcribo parcialmente: en el subtítulo Importancia de las agendas públicas se escribió lo siguiente:

“Esas agendas públicas son también las que marcan las diferencias con la prensa amarilla o sensacionalista, porque este tipo de medio lo que quiere es imponer una propia como si fuera pública”. Hasta aquí la cita.

Más claro que ni el agua: Noroeste tiene una evidente agenda política a favor de Clouthier y ahora de Morena y está tratando de imponerla a través de sus ” analistas” y su línea editorial anti- Frente. Las noticias positivas que tengan que ver con el Frente, son relegadas en pequeña escala y en páginas interiores, las declaraciones de parte política interesada y que critiquen al Frente, son llevadas a las ocho columnas y alimentan de falsos insumos periodísticos a la pléyade de amanuenses al servicio de Clouthier. Avilés Senés le puso al cascabel al gato para enfatizar lo que la periodista Gallego- Díaz sostiene en su texto: Noroeste practica un periodismo amarillista y sensacionalista en beneficio de una agenda propia y no del interés público. Punto.