El sector femenil del PAN

El sector femenil del panismo anda muy inquieto. La incorporación de Héctor Melesio Cuén Ojeda en la alianza Por Sinaloa al Frente despertó el interés de las mujeres porque, dicen, se abren amplias oportunidades de participación y de llegar a puestos de elección popular.

Cuén en el Partido Sinaloense ha dado sobradas muestras de privilegiar a las damas y ajustarse a las reglas de la equidad de género y el PAN tiene cuadros importantes del mal llamado sexo débil en todo Sinaloa quer aspiran a ser tomadas en el Frente.

Sylvia Treviño, Tania Morgan y Nadia Vega, son casos de participación activa en el panismo. Pero no son solo tres. Suman docenas con fortalezas en los 18 municipios de Sinaloa. En el PAN las damas empujan victorias electorales.

En la coalición Por Sinaloa al Frente, que integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, y en el que jugará un papel importante el Partido Sinaloense, el acuerdo gira en el sentido de que la primera posición de la fórmula al Senado es para el Movimiento Ciudadano (Partido Naranja). Ya está ahí Héctor Melesio Cuén Ojeda. Su compañera de fórmula será una mujer. No es una posición menor, sino la oportunidad de las féminas a demostrar que si pueden, con su accionar en Por Sinaloa al Frente, llevar al triunfo a sus dos candidatos: un hombre y una dama.

El PAN es un partido con liderazgos femeniles sólidos. Apunte:

En el CDE sobresalen Loar Susek López Delgado, Amalia Villarreal Cota, Giovanna Morachis Paperini, María de la Luz Ramírez Rodríguez, y Guillermina Olivas Guzmán; en Ahome, Alba Irene Armenta Perea, Herminia Ruiz Valenzuela, María de los Ángeles Sandoval Quintero, Denisse Guadalupe Peñuelas Valdez, Rosalba González, Juana Sánchez Fernández, Luz Elena Gaxiola Gálvez y María Santos Izaguirre Luna; en Culiacán, la propia Celia Catalina Frank Aguilar, Patricia Estela Bueno Yánez, Blanca Aurora Borbolla Moreno, Esmeralda Palomares Rubio, Dolores Leticia Álvarez Valenzuela y Elvia Rosa Valenzuela Plata; en Mazatlán, Lizette Gurrola Sánchez, Jacqueline López Leal, Mariana Arvayo Marchena,  Loar Susek López Delgado, María de Jesús Salgado Lerma, Rosalina Rendón López, Angelina Peraza Sarabia, Jacqueline Paulina Meixueiro Castillo, María Guillermina Olivas Guzmán, Juana Orosco Valenzuela y  Concepción Tirado Arámburo

En los otros 15 municipios son decenas de mujeres panistas en activo. Hay entonces muchas figuras de peso del sector femenil de Acción Nacional. Igual sucede en el Partido Sinaloense. Las damas pasistas tendrán la oportunidad de participar y entrar a la pelea en busca de las posiciones electorales en los 18 municipios y los 24 distritos electorales. Los acuerdos en la alianza por Sinaloa al Frente es respetar los espacios territoriales que a cada partido corresponden.

El PAN meterá varias mujeres en las candidaturas que pactó en por Sinaloa al Frente y serán figuras ganadoras en los espacios legislativos, alcaldías o bien como regidoras o síndico procuradoras. En casos especiales se reservarán áreas en los municipios que se ganen para acomodar a mujeres en posiciones claves en los ayuntamientos.

No es casual entonces la inquietud de las mujeres. Donde hay inquietud es porque hay presencia y activismo.

Por fin. El PRI en Sinaloa su convocatoria para elegir candidatos para alcaldías, diputaciones locales, así como federales. Falta aún que el Comité Ejecutivo Nacional emita la de candidaturas al Senado de la Republica, cuyas abanderados corresponde definir al presidente de la República junto con su candidato presidencial, Antonio Meade, aunque en Sinaloa los priistas aseguran que el gobernador Quirino Ordaz Coppel “lleva mano” en la designación.

Con la convocatoria se enconó más el pleito por esas posiciones, fracturando aún más al priismo sinaloense, que carga con la pesada losa de la corrupción de varios de sus gobernadores, algunos presos y otras en plena huida, y lo que la ciudadanía llama “mal gobierno” de Enrique Peña Nieto, que seguramente les impactará desfavorablemente en las elecciones.

Si en el pasado sexenio entre el priismo no se desató una lucha frontal, abierta, por las posiciones del PRI, ahora sí, en todos los municipios y distritos la rebeldía política es manifiesta. Hay amenazas de desbandadas. Las deserciones las encabezan tanto nuevas corrientes como viejos cacicazgos locales. Todos quieren posiciones pero el pastel tricolor no alcanza para todos.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.