Educación superior y culto al PRI

Sin ambages, en la doctrina de la retórica, la Universidad de Occidente sacó a relucir su orgullo priista y toledista en el marco del anuncio de la iniciativa quirinista para intentar lograr la conversión de “universidad del gobierno” a Institución Pública con “autonomía plena”, pero sin perder su estatus jurídico-político adherido, en cuerpo y alma, a los designios del gobierno en turno.

En la UdeO, considerada desde su fundación, por tirios y troyanos, como un brazo o apéndice del PRI, se recurrió al viejo discurso del PRI para memorizar a los “fantasmas represivos”, unos, aun encarnados, recitando sin recato loas a la sumisión al Poder.

Se mandó, así, la lectura de docilidad y entrega y el mensaje de que las gestiones orientados no por los universitarios, sino por el gobernador Quirino Ordaz Coppel, para lograr una autonomía gatopardiana, descansa en la evidente crisis económica y financiera de la UdeO.

La “fuerza” lince no rugió, lanzó un aullido de pequeño felino domesticado, sin garra, para elevar su agradecimiento eterno a uno de los presentes, Antonio Toledo Corro, el ex gobernador más represivo de que se tenga memoria, enemigo del libre pensamiento y la autonomía de la UAS, contra la que descargó toda la furia de su mandato.

La percepción de unos analistas es que Toledo Corro con la creación de la UdeO intentó mermar el bastión político de “extrema izquierda” que incubaba en la UAS, y la de otros es que el gobierno represor sembró la semilla del proyecto de privatización de la educación superior, con disfraz de “universidad del gobierno”, el cual fracasó por los apetitos económicos y ambiciones políticas de los priistas a quienes se les concesionó su control.

El proyecto toledista gradual de irla desprendimiento del financiamiento estatal para descargar todo el peso de su operación-administración a estudiantes y familias se perdió y no logra aun aterrizar en lo fundamental: la excelencia académica.

Lo que le negó a la UdeO en su fundación, su autonomía, su  creador Antonio Toledo Corro, busca ahora afanosamente, no los universitarios al frente del proyecto, lo que sería lo esencial y lógico, sino el gobernador Quirino Ordaz, en medio de las estridencias publicitarias de la priista Sylvia Paz Díaz Camacho, que sabe que no se busca emancipar a la Universidad de las consignas del gobierno en turno, sino darle viabilidad financiera-económica.

Paradójicamente se empuja entre aplausos, desde el gobierno, no de las entrañas del libre pensamiento y albedrío de los universitarios linces, una autonomía que reiteradamente, grupos de poder ligados al PRI, pretenden cancelar a la UAS, donde convergen todo tipo de corrientes ideológicas, político-partidistas y que pese a las blasfemias y calumnias honra la excelencia académica, la ciencia, la tecnología, las artes y la cultura.

No hay comparaciones entre los modelos de Universidad: la UAS es la más grande en matrícula porque es más grande en prestigio, con estándares nacionales y envidiables en educación y academia, y la UdeO, “es la más pequeña en tamaño, pero grande, orgullosa y firme en su identidad” (priista), según la Rectora Sylvia Paz Díaz Camacho.

La investigadora y científica forjada por y en UAS, institución que le otorgó todo tipo de respaldos y que logró, con esos apoyos, proyección académica, y a quien los universitarios uaseños le cancelaron su intención de convertirse en Rectora de la casa rosalina, al descubrir atrás y frente a ella una asonada para entregar la Universidad al Poder Estatal y a un grupo del PRI, es la tercera o cuarta “protagonista” que en medio de la parafernalia, hoy gubernamental, recibe el anuncio de las gestiones, ahora legislativas, para lograr que la UdeO sea declarada Universidad Pública con goce de autonomía.

Díaz Camacho no se anduvo por las ramas en lo que ella convirtió en un espectáculo priista: “Usted es el Gobernador que esperaba la Universidad de Occidente. Qué bueno que llegó”, le dijo a Quirino Ordaz Coppel en medio de palmoteos y delirios de estudiantes y trabajadores de la institución.

Sylvia Paz, por la trascendencia del evento con tufos priistas, decretó el  10 de enero de 2018, el Día Mundial de las Aves, como el día más importante en la historia de esta Universidad. “Jamás la UdeO defraudará su confianza”, le dijo al gobernador Quirino Ordaz Coppel, en una fiesta con olor a PRI con porra, tambora, bailables, danzas autóctonas, cantantes.

En el centro de la función, Antonio Toledo Corro, con una amplia sonrisa, gozando el culto a su personalidad.

Rostro moderado, sereno, analítico, el del Rector de la UAS, Juan Eulogio Guerra Liera. Reflexivo, atento, el del ex Rector de la casa rosalina, Víctor Antonio Corrales Burgueño, quien  asistió con la representación del Congreso del Estado. Feliz el alcalde priista Jesús Valdés Palazuelos, quien no perdió tiempo para posar para la foto, no en balde anda en pena campaña en pos de la precandidatura al Senado y/o para reelegirse como alcalde de Culiacán.

Sabedor del contenido del evento, el gobernador Quirino Ordaz dijo que con el envío de la iniciativa al Congreso para otorgarle autonomía plena a la UdeO, esta casa de estudios “abre una nueva etapa en su historia con libertad de gobierno, de cátedra e investigación y se convierta en sólido sistema de educación superior”.

No fue un día casual el del evento de la UdeO. En el PRI, Carlos Gandarilla, dio a conocer también la convocatoria para la elección de candidatos a elección popular en Sinaloa.

Díaz Camacho refuerza la estancia del PRI en UdeO; no ha elevado su voz para exigir que se procese a quienes institucionalizaron la corrupción en la universidad lince, en donde todavía son criticables los estándares de educación y donde el costo de inscripciones y mensualidades es una carga demasiado pesada para alumnos y padres de familia.

La Rectora es un importante activo del PRI, integrante del grupo de la diputada federal Martha Tamayo Morales, ex dirigente estatal del tricolor, Enrique Villa Rivera, de la SEPyC, que goza además de las simpatías del Grupo Culiacán y del aguilarismo.

El presídium lo integraron también Rosy Fuentes de Ordaz, Presidenta del Sistema DIF Sinaloa, Gonzalo Gómez Flores, Secretario General de Gobierno, José Enrique Villa Rivera, Secretario de Educación Pública y Cultura y la diputada Irma Leticia Tirado Sandoval, Presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.