Candidaturas independientes ¡fraude maquinado!

No es noticia, pero algunos medios metropolitanos la dieron de “ocho”: El Instituto Nacional Electoral confirmó que ¡Las candidaturas independientes, son un fraude maquinado!

Debe ser así, porque Jorge Castañeda, que en 2006 pretendió ser Presidente como candidato ciudadano, para la pugna de 2018 pidió que lo dieran por muerto.

Castañeda litigó en tribunales internacionales y logró exhortos al Estado mexicano para que se revisara su caso. En febrero de 2014 se constitucionalizaron las candidaturas “independientes”.

Antes de entrar en materia, es obligada una práctica memoriosa.

En 2004-2006 fue documentado el complot salinista contra Andrés Manuel López Obrador. En la reseña de la conjura, Carlos Ahumada implica a dos prominentes priistas: Manlio Fabio Beltrones Rivera y Emilio Antonio Gamboa Patrón.

Ambos, desde 1988, fueron ubicados en el establo de Carlos Salinas de Gortari.

En la LIX Legislatura federal, Gamboa Patrón pastoreaba el Senado (Del yucateco era chalán Francisco Labastida). Beltrones mangoneaba la Cámara de Diputados. Con ese carácter Ahumada los involucra en el complot.

Gamboa Patrón es de los que dicen: “Compadre, a mi no me des; nomás ponme donde haya”. Beltrones apunta a más alto: Hasta las cumbres pinoleras.

Chapulines redomados ambos, saltan de una Cámara a otra. En ese trapecio, han sido protagonistas de las sucesiones presidenciales de 2016 y 2012; en ésta, el sonorense se quedó a la vera del camino rumbo a Los Pinos.

Desde sus trincheras parlamentarias, tomaron nota de que la oposición del “redentor tropical” puso en entredicho las cuentas de los votos que llevaron a la presidencia a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Beltrones volvió de nuevo a la LXII Legislatura federal en San Lázaro; Gamboa al control del Senado.

Los compadres tramaron en 2013-2014 la reforma electorera que instituyó las candidaturas “independientes”, planchadas en febrero de hace tres años.

¿Cuál fue el oscuro objeto del deseo de ambos priistas? Particularmente, en el caso de Beltrones, dispersar y pulverizar la votación de las oposiciones electorales.

Se dio entonces la metáfora del perro de las dos tortas: La partidocracia no ha logrado contener las alternancias sobre todo en los gobiernos de los estados. Pero los “independientes” no han logrado tampoco frenar el creciente registro de la votación opositora. Lo prueba el ascenso de Morena (y en Sinaloa el Partido Sinaloense).

Un caso sirve para ilustrar la anterior afirmación: Jaime El Bronco Rodríguez, quien  dejó chiflando en la loma al PRI y el PAN. Del PRD, ni hablar. Ahora, por la misma vía, el regio pretende alzarse con Los Pinos. Se vale soñar.

En Sinaloa, traicionando la memorable trayectoria de su padre, El Maquío Clouthier, Manuel Clouthier Carrillo desertó del PAN para llegar a San Lázaro como “independiente”. Ahora intenta ser senador “sin partido”.

En estos mismos espacios hemos relatado que quienes permanecen leales a la memoria de su progenitor, sólo Tatiana y Rebeca luchan por las causas clouthieristas.

Tatiana fue presentada el lunes pasado, en Monterrey, como coordinadora de campaña de López Obrador. Danzante de peteneras, Manuel es colaborador “a la carta” de cuantos partidos quieren mantener su control de la política sinaloense.

El hallazgo del INE ha puesto a flote que, para lograr las firmas de apoyo requeridas para su registro, los candidatos “independientes” han incurrido en la falsificación de documentación electoral.

Básicamente, mediante la clonación de credenciales de elector, trucando incluso las que en su momento expidió el Instituto Federal Electoral, que técnicamente desapareció al crearse el INE hace tres años.

En la Ciudad de México y en las zonas metropolitanas de Monterrey y Guadalajara y otras capitales de estado, han nacido como hongos “despachos” especializados en la falsificación de documentación oficial.

La ley anda tras los pasos de empresas fantasma que producen por millones tarjetas bancarias con las que partidos y candidatos coaccionan y compran votos. En otra entrega profundizaremos sobre este asunto.

Lo que amerita destacarse, es que los “independientes” aspirantes a diputados federales contrataron los servicios de esos estafadores para simular el cumplimiento de un requisito ineludible, sustentado en el listado nominal de electores. “Fraude a la ley”, se tipifica la transgresión.

Al menos 22 de esos sedicentes “independientes” fueron puestos en remojo: Mínimo, se les negará el registro para aparecer en las boletas federales de 2018.

Ahora mismo, aleatoriamente, el INE investiga los sórdidos métodos a los que están apelando los candidatos “independientes” al Senado. Entre ellos está el trepador Manuel Clouthier Carrillo, quien busca el escaño como trampolín al Palacio de Gobierno que ahora ocupa su “amigo” Quirino Ordaz Coppel.

Anda nervioso, el hijo de El Maquío. Siente que la lumbre le está llegando a los aparejos: Ha convocado de urgencia a sus “promotores” y contratado a un “auditor externo” para que hagan un nuevo cotejo de las credenciales de elector, cuyas firmas se copiaron  digitalmente para cumplir el “requisito de ley”.

El problema de Clouthier Carrillo, es que confió en la complicidad de los verificadores locales, desconociendo que son instancias nacionales del INE las que han tomado el asunto en sus manos directamente, y éstas, como ocurre con los aspirantes a diputados, quieren sentar un precedente sancionador.

La acción cautelar de los consejeros del INE pretende evitar que la práctica se proyecte en el proceso constitucional, sobre todo ahora que los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha dado manga ancha a partidos y candidatos para que usen discrecionalmente tarjetas bancarias para la compra de votos.

De ser así, como así es, el mandarriazo se asestará sobre el PRI y sus aliados el Verde Ecologista de México, Nueva Alianza y Encuentro Social, que aparecen como los más multados por el INE por el galopante mapachismo, sobre todo en las elecciones de gobernador en los estados de México y Coahuila de 2017.

Para el peludo Manuel Clouthier Carrillo, acomoda bien la conseja: Cuando veas las barbas del vecino cortar, pon las tuyas a remojar ¿Será por esa razón de que en la instancia a “la familia se le ayuda” se habla ya de su regreso a la tantas veces satanizada partidocracia apoyando a Andrés Manuel López Obrador?

No es descabellada la conjetura: su hermana Tatiana es coordinadora de la campaña de Obrador, virtual candidato independiente del PRI.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.