Simple gracias Chaco

Amigos de proyecto 3, en Cruz Azul no les importa las formas, tal vez no consideran como un ídolo a Christian Chaco Giménez, o están más preocupados por los 20 años sin ganar un campeonato que no les da tiempo para pensar más que en un simple gracias y adiós. Traen mucha prisa en armar un “buen” equipo para el próximo torneo de la mano de Caixinha al grado de sacar la escoba y barrer parejo sin considerar nada que no sean sus intereses.

Es verdad que Giménez no obtuvo el título de Liga como hubiese querido, pero los campeonatos los gana el equipo no un solo jugador, lamentablemente el Chaco se va con esa “espinita” y por la puerta de atrás, no por su desempeño sino por la forma de terminar su contrato como si se tratara de un simple elemento, quizá así lo perciba la directiva de Cruz Azul, uno más del montón por no conseguir el principal objetivo.

Su actual directiva no se tentó el corazón para despedir “sutilmente” a Giménez, no tienen tiempo para mostrar valores como institución ni ofrecer seis meses más de contrato a alguien que ya no ven útil, por ser un veterano, por limpiar una generación que no ha ganado más que la Copa y Concacaf para un club hambriento de éxito, del protagonismo que no han encontrado con ningún entrenador en 20 largos años.

Y se lavaron las manos con el término del contrato de Giménez para aprovechar deshacerse de él como si fuese el principal problema, pero como dijo el Chaco que eso pasa cuando llega un nuevo entrenador- aunque la directiva no haya tenido los pantalones para ofrecerle un adiós más digno al jugador.

Lo que no ven en Cruz Azul, es que sus fracasos se basan por sus malos directivos a causa de malas contrataciones, traer a extranjeros de mediana calidad y entrenadores que no han sido capaces de hacer funcionar al equipo, pero  bueno, ya tienen una nueva ilusión con otro entrenador y los refuerzos que serán anunciados próximamente.

Mientras tanto, Giménez parece será acobijado con una institución más seria y con valores bien arraigados de una institución como lo es Pachuca.

Y francamente es el lugar donde pertenece, donde lo ganó todo. Los mejores recuerdos están y estarán siempre en Pachuca equipo donde  ganó la  Copa Sudamericana, Liga y Campeones de Concacaf, es por eso que ahí lo valoran y respetan como futbolista porque fue donde se hizo ídolo en el fútbol mexicano.

A Cruz Azul llegó ya más hecho, por eso se esperaba más de él y queda ese estigma de deuda, sin embargo los verdaderos deudores han sido y seguirán siendo los directivos quienes  no han tenido la inteligencia para armar mejores planteles.

Giménez volverá al mejor lugar de sus recuerdos, donde hicieron del Pachuca un conjunto ganador con grandes figuras haciendo historia, donde con su gol le dio el título ante Colo Colo en la Sudamericana, donde seguramente le respetan y aprecian sinceramente. Al Yayo de la Torre que actuó como Pilatos, ojalá le funcione sus movimientos por que si no,  se irá con pena y sin gloria por no cumplir como directivo y no respetar a su última figura.

En Cruz Azul hay pocos buenos recuerdos, mas allá de los años que defendió que fueron más que en cualquier otro equipo donde jugó empezando su debut con Boca Juniors en su natal Argentina y su llegada a México con Veracruz, América, Pachuca y el mismo Cruz Azul.

Donde se despida siempre será recordado como un buen jugador que  entregó todo en la cancha. Un buen ejemplo como extranjero quien se ganó un lugar en el recuerdo de muchos aficionados, pero ojo que todavía no se ha retirado.

A Cruz Azul, le deseamos éxito, pero todo se paga y este insípido gracias y adiós, lo va a recordar. @GuilleGastelum