Proyecto 3, escribir bajo amenazas

La virtual integración del Sistema Estatal Anticorrupción ofrece espacios para la reflexión en los medios de comunicación que no comulgan con el estatus quo  y que enfrentados a la intolerancia, son calificados de intolerantes, para intentar amordazarlos y ajustarlos a los cánones del elogio mesiánico.

PROYECTO 3 subsiste así bajo amenaza de muerte. Si. A secas. De amenazas venidas de la poderosa oligarquía económica de Sinaloa.

Desde la sala de redacción del diario de los dueños del dinero, NOROESTE, cubículo preferido del diputado “independiente” Manuel Clouthier Carrillo, se volvió a desatar una campaña de linchamiento contra el semanario, cruzada que alcanza otros derroteros: pretender que se atente contra la vida de los directivos y colaboradores de PROYECTO 3.

Desde la sala de redacción de NOROESTE, quienes hacemos posible la publicación de PROYECTO 3 recibimos una amenaza directa:

“Debiera el Gobierno del Estado ponerle atención a esta atmósfera de autoritarismo antes de que aquellos que hasta hoy han salido ilesos de la intolerancia sean los siguientes muertos, víctimas del fanatismo. La seducción de exterminar al crítico que de otra forma no pueden silenciar, es el escalón que sigue”.

Los directivos y colaboradores de PROYECTO 3 han sido ubicados como “los intolerante” por NOROESTE por no ajustarse a su línea editorial. Somos intolerantes porque disentimos y entendemos la crítica como un instrumento de ida y vuelta. Con derecho a réplica.

No ocultamos el rostro para decir nuestra verdad que, entiéndase bien, no es la verdad universal.

Se presenta pues la coyuntura para la respuesta de PROYECTO 3 en el marco de la virtual integración del Sistema Estatal Anticorrupción, en los que convergen intereses de los directivos de NOROESTE.

Vayamos por partes: La historia a veces es circular y repetitiva y en el caso de NOROESTE hay datos que lo corroboran: en sus orígenes  nació como un periódico pro panista. Sus accionistas Maquío Clouthier del Rincón, Jorge del Rincón Bernal y Enrique Murillo lo concibieron como un periódico para hacerle frente al PRI del antiguo régimen.

Del Rincón Bernal es un panista de cepa y Maquío llegó a ser candidato a gobernador por Sinaloa y candidato presidencial por el PAN. En esos tiempos la denominación de origen no se negaba, sino que se presumía. Noroeste era un periódico de derecha con filiación panista. Hoy sigue siendo de derecha, pero se enmascara un falso periodismo democrático.

Leamos otros hechos y los antecedentes históricos:

Heriberto Félix Guerra, antiguo aliado del ex gobernador Juan S. Millán (cobró como Secretario de Desarrollo Económico en ese sexenio), en el año 2004 jugó como candidato del PAN al gobierno estatal. En una declaración pública en esos ayeres Manuel Clouthier Carrillo en su carácter de Director General de Noroeste a pregunta expresa de los periodistas acerca de su eventual participación en la campaña de su cuñado dijo: “lo único que tengo que declarar es que a la familia se le ayuda”.

Y vaya que a Félix Guerra se le ayudó con una guerra de lodo en contra de Jesús Aguilar Padilla, el desangelado y mediocre candidato del PRI y a la postre gobernador del estado, gracias a la mano salvadora de Juan Millán, que al final de la contienda sacó las castañas del fuego, habiendo ganado Aguilar por una ínfima diferencia de votos.

En el año 2010 NOROESTE de la mano de Clouthier Carrillo volvió a las andadas electorales: animado por un odio visceral (envidia, para toda expresión sicologista) en contra del empresario Jesús Vizcarra, a la sazón candidato al gobierno de Sinaloa, confeccionó una feroz campaña de Vizcarra y en favor del malovismo/ millanismo (contradicciones de una naturaleza maniquea/ neurótica) que a la postre llevaría al político de los Mochis al gobierno de Sinaloa.

Para los anales del cinismo político y la simulación, ahí sobrevive la fotografía donde Clouthier, coronados sus delirios de venganza, le levanta la mano a Malova.

Hoy, Clouthier basa su campaña política al Senado de la República criticando (a toro pasado) la corrupción de Malova y su gobierno, sin embargo durante 6 largos años, NOROESTE estuvo cobrando sustanciosas cantidades por pautas publicitarias de ese gobierno corrupto.

Pretendiendo darle rumbo engañoso a la historia reciente, ha abordado esa conveniente y cínica nave del olvido, responsabilizando al gobernador Quirino Ordaz Coppel de los procesos de corrupción de su protegido y benefactor económico. Ataca a Quirino y recibe contante y sonante dinero gubernamental por venta de espacios “propagandísticos” al gobierno estatal.

Dentro del “roster” de sus columnistas no hay uno solo que se atreva a desmitificar con datos duros la falsa y farisaica actitud democrática de Clouthier Carrillo, cuya vena caciquil y porfirista es inocultable.

Es en verdad vergonzoso ver cómo le rinden pleitesía político  y sumisión. Al ex universitario Arturo Santamaría lo ha motejado de amanuense de Juan S. Millán y ni siquiera por la más elemental dignidad ha presentado su renuncia al diario de la oligarquía.

Otros analistas “adoradores” de Clouthier padecen el síndrome de Estocolmo, que se define como la extraña y enfermiza  dependencia  entre secuestrado y secuestrador.

NOROESTE ha enviado a PROYECTO 3 un mensaje-artículo considerado toda una oda al totalitarismo periodístico propio de los regímenes leninistas o fascistas. Allí, NOROESTE se arroga el dudoso derecho de reservarse para sí mismo la libertad de expresión. En su periodismo versión “lágrimas y risas”, critica a todos aquellos que escriben en distintas trincheras.

NOROESTE es para todo efecto, una imagen especular de un periodismo autocrático y excluyente. Dueño absoluto de la post verdad no sujeta a comprobación, sino a sus propios designios y cojones clouthierianos. Qué pena en verdad.

La dignidad elemental de NOROESTE da paso a la estupidez que genera la soberbia y la hipocresía. Y de esta suerte promotor de un periodismo de gulag para abrirle ancho camino al fascismo informativo.

Bien. NOROESTE y sus aliados pretenden tomar por asalto el Sistema Estatal Anticorrupción. No es novedad la productiva simbiosis Manuel Clouthier-Enrique Coppel Luken.

En este carril, Clouthier Carrillo juega a lo grande con sus propuestas ciudadanas para decidor lo que va a pasar en el Sistema Anticorrupción:

Van nombres: Adrián Coppel Calvo, hijo de Enrique Coppel Luken; Alejandro-El Cani- Sánchez Chávez concuño de Enrique Coppel y tío político de Adrián; Gilberto Ceceña Nuño, caricaturista de NOROESTE, socio del Cani Sánchez en asuntos publicitarios y beneficiario del dinero público que maneja Codesin. Y  Carlos García Félix, abogado consultor del grupo Coppel.

La faramalla está bien montada. Los fariseos andan sueltos…

PROYECTO 3 seguirá editándose bajo la amenaza de NOROESTE, que conste.

De un NOROESTE que nos ataca e intenta desprestigiarnos mientras oculta las muertas de Coppel, aquellas mujeres que fallecieron quemadas y que trabajaban encerradas en una de las tiendas del consorcio.

PROYECTO 3 seguirá editándose bajo amenaza mientras NOROESTE oculta también a sus lectores que Enrique Coppel Luken es uno de los 62 mexicanos señalados en una investigación global, internacional, como presuntos evasores fiscales vía servicios offshore en Malta, Singapur, Samoa e Islas Caimán.

¿A qué tipo de Sistema Estatal Anticorrupción le apuesta entonces NOROESTE?…

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.