PRI y Pas: alianza ganadora.

A los ” analistas” periodísticos de la derecha sinaloense, les escuece el alma una eventual alianza entre el PRI y el Partido Sinaloense, para ello no paran en “mientes” para desanimar esa mancomunidad ganadora de cara a los comicios del 2018, donde por primera vez se celebraran elecciones concurrentes en Mexico.

El prurito alcanza niveles de urticaria cuando esa desvaída “comentocracia” advierte la posibilidad de que Héctor Melesio Cuén Ojeda líder del PAS, encabece el tándem al senado de la república y para ello han recurrido una y otra vez a la descalificacion a ultranza,  animada de los más penosos adjetivos, pero carentes de un análisis serio e informado de las circunstancias políticas actuales en Sinaloa y el país. Pasemos a los hechos y las razones:

Con independencia de los resultados de gobierno, es indiscutible que el Presidente Enrique Peña Nieto es un avezado operador electoral y dueño de un agudo criterio para la praxis electoral. Ya lo demostró cuando a la sazón se ventilaba su propia sucesión en el palacio de Toluca. En 2011 con las evidencias demoscópicas en la mano, tuvo que utilizar la razón política, en lugar de fidelidades familiares, para allanar la candidatura de Eruviel Avila en detrimento de su primo Alfredo del Mazo, hoy gobernador del Estado de Mexico. Una eventual defección de Eruviel Avila del PRI a Peña Nieto le podría haber costado la Presidencia de la Republica.

El presidente Peña Nieto pasa por serias dificultades de aceptación ciudadana ( hay un rechazo de hasta el 75 por ciento por su gestión); la nominación por dedazo del próximo candidato presidencial, (convención de delegados es un eufemismo político) se realizará por descarte (Castañeda dixit) y todo anuncia que será en la persona de José Antonio Meade, el Secretario de Hacienda. Descartado Luis Videgaray, ( la casa de Malinalco sepultó sus aspiraciones)  Meade representa la única opción para Peña Nieto de una candidatura competitiva (que no necesariamente ganadora), en virtud de que él es un hombre aparentemente limpio en su hoja de vida pública y con aceptación de buena parte del panismo calderonista y representa la oportunidad de una alianza de facto con Margarita Zavala precandidata independiente a la Presidencia de México y acaso para cerrarle el paso a Andrés Manuel López Obrador puntero indiscutido en todas las encuestas presidenciales.

La operación política y los amarres que Peña está haciendo a lo largo y ancho del país, incluyen hasta al mismísimo Vicente Fox quien ha declarado insólitamente (como cuña para López Obrador), que la opción presidencial para el 2018 es que el PRI retenga la primera magistratura. Todo indica que el Presidente del tricolor Enrique Ochoa Reza, proveniente del primer círculo de Peña Nieto, está hilando fino para la consecución de las alianzas regionales, en atención a lo cerrada que será la contienda electoral que se dividirá en tercios, de allí la premura por la concreción de alianzas electorales que sumen votos, para conjurar los fantasmas del 2006 que rondaron al PAN que se alzó con solo 232 mil votos por sobre el famoso Mesías tropical.

Cuéstele a quien le cueste y duélale a quien le duela (en particular a los amanuenses de Clouthier), el Partido Sinaloense está en aptitud de aportar a la alianza con el PRI al menos 300 mil votos. El trabajo del PAS es sistemático y de tracto diario. Nadie puede regatear este logro político que lo ha catapultado como la segunda opción electoral en Sinaloa más allá de las ridículas plañideras de los malquerientes del partido y de filiación Clouthierista, en su mayoría instalados en ese lastimoso circunloquio periodístico llamado Noroeste. Mientras los ex izquierdistas aburguesados que disfrutan las mieles presupuestales de la UAS, se desgañitan escribiendo necedades, mientras el PAS hace política a ras del suelo en colonias populares y en el campo sinaloense. El PAN y el PRD vendidos por un plato de lentejas al millanismo/malovismo sufren en etapa terminal las consecuencias de una mala negociación política en 2010, para efectos prácticos son tercera y cuarta fuerza política en Sinaloa, ensanchándose la diferencia con el PAS habida cuenta de la gran cantidad de panistas sinaloenses que se la jugaran con Margarita Zavala, como ha registrado la prensa local.

Morena: La extraviada extrema izquierda en Sinaloa.

Para vergüenza de los pocos hombres y mujeres de izquierda que todavía quedan en Sinaloa, (especie en extinción) López Obrador al defenestrar injustamente al tozudo y siempre rebelde Jaime Palacios, quitándole el liderazgo de Morena en Sinaloa, sembró la cólera en redes sociales de muchos jóvenes que en Sinaloa están decepcionados del Peje y su sempiterna intolerancia. Para restañar las heridas el tabasqueño cometió otro atropello: nombró como delegado a un personaje mediocre y sin oficio político, ni militancia izquierdista en la persona del anodino Raúl Elenes, un “personaje” más propio de una opereta que un hombre con capacidad de convocatoria política y social en Sinaloa.

En Sinaloa la izquierda morenista se colgará de la imagen de López Obrador. Morena Sinaloa carece de una clase política que interese y conmueva a la sociedad. La llegada de última hora de ciertos personajes como Tere Guerra y José Antonio Ríos Rojo, no aportan nada en términos electorales. Vox populi: no llenan entre los dos una caseta telefónica. Pensionistas aburguesados, al contrario, son un lastre.; los aludidos son de una mala educación asombrosa: no saben ni dar los buenos días. No exagero, tengo años viéndolos actuar y ocupar las candilejas mediáticas por obra y gracia del periodismo de ” dichos”.  Ambos padecen de antipatía crónica, no nacieron para la política, porque el rencor no se aviene con el ejercicio natural de comunicación pública con fines electorales o sociales. Estos personajes hacen suma cero, sus propias vidas políticas. Así lo demuestran. No saben competir, porque no tienen carisma y sin carisma, solo quedan las plurinominales. A lo mejor a eso llegaron.

Para enmendarse la propia plana, AMLO en Sinaloa decidió recurrir al harakiri político: pensando tal vez en el simbolismo que eso pudiese entrañar, dio cabida en Morena al ex rector y ex jefe de asesores del actual gobernador Quirino Ordaz , Ruben Rocha Moya. ¿ Pero qué símbolo evocador , atractivo y carismático puede entrañar Rocha Moya para los Millenials, ese target objetivo de cualquier campaña electoral?. Rocha Moya, por su paso como jefe de asesores del ex gobernador Aguilar Padilla, no dejó un rastro de su vena política de izquierda, no hay una sola idea, institución o acuerdo político que se produjera en ese sexenio, sino todo lo contrario; la desigualdad económica y de oportunidades para los que menos tienen en Sinaloa fue una constante, en un gobierno entregado a la ligereza y la frivolidad.

Rocha podrá representar cierta seriedad académica, pero abjura en su propia persona de cualquier carisma político (ese es el déficit de la izquierda) ; Incluso en corto Rocha es incapaz de la más mínima empatía. Es un hombre ensimismado, de muy difícil acceso. Es increíble lo que López Obrador se ha equivocado en Sinaloa, de allí el enorme repudio que hay por su persona, por sus dogmas. De fea manera acusaron los intrigantes seudo izquierdistas a Jaime Palacios por su supuesta filiación millanista. Nada más falso y ruin. Filiación millanista y aguilarista la de Rocha Moya, quien llegó al gobierno de Aguilar Padilla recomendado por Juan S Millán. No hay nada de malo en el carácter proteico de Rocha Moya, así suelen ser los bandazos en política, es algo consustancial a la misma ; lo deleznable es que el mismo López Obrador haya actuado en contra de sus propios principios de infundada y pretendida pureza política para entronizar a un ex izquierdista como el ex rector de la UAS de obvias y claras filias políticas, a menos que como, circula en los corrillos Rocha Moya en verdad sea un caballo de Troya al interior de Morena en Sinaloa, de acuerdo con la lógica de la parte última de su curriculum político, lo que se advierte de una delirante obviedad digna de un análisis sicológico/ sociológico, que rebasa las capacidades de este escribiente.   ¿Pero que es el análisis político si no especulación  montada en hechos que desvirtúan las santas intenciones, unas inconfesables, oscuras  y otras a la vista y al portador?.

Aarón Irizar López.
El senador sinaloense era en 2016 el político priista mejor situado para contender por el PRI al gobierno del estado. Irizar López ha transitado casi toda la ruta crítica que se requiere para alcanzar la gubernatura. Diputado local dos veces y federal, Alcalde de Culiacan, Senador de la Republica y un largo etcetera.  El Senador Irizar, acusó y aguantó el golpe y no hizo gestos. Se necesita mucha disciplina y oficio para ello, mal harían en el PRI en no reconocer la disciplina de Irizar López, como estan las cosas, el PRI no se puede dar el lujo de defecciones; no será ninguna factura que pagar al hoy senador, si en el PRI se decide entregarle una candidatura a diputado federal, ya que de lo que están urgidos en esa formación política es de candidaturas ganadoras. Punto, lo demás es lo de menos. Así es la política, cualquier interpretación en contrario habría que preguntarle a los necios que daltónicos por el celo y la envidia, ven azul el prado verde donde pacen sus bueyes.

La ultima patraña ciudadana: ya basta señores!

Bajo el esmalte diluido de la ciudadanización en boga, la nominación de los consejeros ciudadanos para integrar el organismo anticorrupción en Sinaloa, es una nueva patraña. En la exposición de motivos que hace circular el Congreso del Estado, se alude a que 10 instituciones ciudadanas especializadas en temas de anticorrupción han propuesto a una pléyade de  ciudadanos que no resisten la más mínima prueba de la acetona. De la lista de los 10 nominados están sembrados de nueva cuenta personeros de la oligarquía que insiste, después de su rotundo fracaso en incidir en el desarrollo económico y social de Sinaloa en mantener el estado de cosas (ruinosas).  En Sinaloa no hay 10 instituciones especializadas y ciudadanas en materia anticorrupción, eso es una mentira redonda que invalidaría todo el proceso, a menos que se hayan inventado al vapor y sean de naturaleza patito, como parece ser el caso. Los personajes presentados, son impresentables de origen y están todos relacionados entre si en un orden familiar, de negocios o de casta ( como el el siglo XIX) los nombres : Adrián Coppel Calvo, hijo de Enrique Coppel Luken; Alejandro Sánchez Chávez concuño de Enrique Coppel y tío político de Adrián; Gilberto Ceceña Nuño socio de Sánchez Chávez en asuntos publicitarios y beneficiario del dinero público que maneja Codesin. Alejandro Sánchez Chávez ha sido reciclado una y otra vez en inútiles consejos ciudadanos, ya en el consejo de seguridad, ya en Codesin, o en la Fundación Eco Región, estéril elefante blanco que por años manejó dinero público de forma discrecional y oscura. No hay un solo avance en materia ambiental en Sinaloa que tenga que ver con las tareas de esa fundación.

Carlos García Felix, abogado consultor del grupo Coppel, también ajonjolí de todos los moles de supuesta participación ciudadana es parte de la nueva propuesta. García Félix fue Presidente del Consejo Estatal de Seguridad Publica, organismo estéril y oneroso al servicio del gobierno como una caja de resonancia publicitaria, pero también en obsequio del ego y arrogancia de los miembros de ” numero” de una clase profesional que del vasallaje a la oligarquía han hecho su modus vivendi. Ninguno de los aludidos, tienen autoridad ni conocimientos en la materia, sin embargo el capricho y la necedad de continuar con una tradición simuladora parece no tener fin, porque es una mentira circular que ellos representen a la ciudadanía, patraña que se han encargado de repetir hasta la saciedad. A lo mejor como galantería del machismo derechoso incluyen a Edna Fong la ex lideresa de las mujeres empresarias en Culiacán.

Como último es necesario recordar que los organismos empresariales y clubs de juniors con pretensiones salvadoras no tienen ninguna representación ciudadana, si acaso en el orden gremial y se acabó; ya basta que le quieran seguir viendo la cara de pendeja a la gente. La representación política recae en los representantes populares, nadie se puede arrogar representación ciudadana si no ha pasado por un proceso de elección constitucional a menos que se haya recurrido a figuras del plebiscito o referendum como ejercicios de democracia directa, que por cierto, no es el caso.

Al escribir lo anterior no me motiva una ojeriza a ultranza, escribo bajo la influencia del hartazgo que produce una historia de simulación ciudadana que ya va para más de 25 años. A las pruebas me remito.