Memoria corta en Mexicali

Amigos de Proyecto 3, no cabe duda que nos caracteriza la memoria corta, en otras palabras, ser mal agradecidos. Es inaudito que Los Águilas de Mexicali le den una bofetada al manager Roberto Vizcarra luego de llevarlos a un campeonato tras 15 años de sequía, en ese tiempo, mientras Obregón lograba su tricampeonato, Mazatlán dominaba la década del año 2000, Mexicali no veía la luz en la LMP, fueron 15 largos años de ver triunfar otros clubes.

Pero es un mal ya bien conocido cortar los proyectos en cualquier deporte de este país, se le da vuelta a la página tan pronto se pierde la línea.

Mexicali ha hecho buenos movimientos y gran trabajo en su directiva, eso lo llevó al título y son los actuales campeones. Pero señores, por favor,  tenemos que saber cuándo realmente se necesita un cambio en una temporada tan corta como lo es esta liga, donde todo se reduce a 4 meses de béisbol con un mediocre sistema de competencia, quizá eso, el sistema, detonó el anticipado adiós.

En la temporada 2016-17, con un novato Gil Velázquez al frente de Mexicali, hubo una reacción importante, decidida de forma meticulosa en despedir a Gil y traer al experimentado Chapo Vizcarra a mitad de temporada, a la postre no se equivocaron, resultó un éxito, una sabia decisión que le ponemos un diez de calificación a quién consideró en ese instante, al de San Luis Río Colorado porque le dio a Mexicali lo que añoraba hace 15 años para romper finalmente ese maleficio de fracasos.

Y lo que lograron en la Serie del Caribe, fue excelente, sin embargo Puerto Rico ya tenía su historia escrita en una gran final que vivimos en Culiacán. Pero de ser el manager del año, acabar con 15 años sin ganar nada, y darle la alegría a toda esa afición, una inmerecida despedida fue lo que hicieron con Vizcarra, un despido injustificado, pero  bien dicen, las oportunidades que dejes pasar, otros vienen y las toman, de tal manera, sin pensarlo, Charros acobijó al Chapo Vizcarra y le dijo adiós a Tony Tarasco.

Pero quedó claro que Mexicali no quiso esperar ni un poco más con la confianza que su manager se merecía- quizá podían levantar el vuelo rumbo a los playoffs- Parece que fue tanta la preocupación de la directiva que tras culminar la primera vuelta con 4 puntos y un mal inicio de la segunda apenas en dos series, vieron en riesgo su refrendo como campeones considerando que poseen uno de los mejores roster de la liga, y se fueron a la fácil, cortar la cabeza.

Francamente creo que Vizcarra tenía la capacidad para cerrar bien y colarse a playoffs, espero la directiva no se haya equivocado y no se arrepienta de despedir a su manager. Por su parte, Pedro Meré es un gran manager, comprobado en la LMB actual campeón con Toros de Tijuana y quien en 2012 le dio también el título al Águila de Veracruz, no quiero decir que no sea una contratación muy buena, claro que lo es, pero el cómo te deshaces del otro manager, me pareció una falta de respeto.

Ojalá le atinen con este movimiento, al final cada equipo busca cerrar de la mejor manera la segunda y definitiva vuelta, Mexicali está preocupado y quiere con Meré estar entre por lo menos, los tres primeros sitios para acumular la mayor cantidad de puntos y calificar a las series finales, cosa que a mi ver, se podía conseguir también con Vizcarra.

A charros, le pasa lo mismo, es el miedo del fracaso en el marco de la próxima Serie del Caribe con sede en Jalisco, está en su plan representar a México y de la mano de Vizcarra, esperan poder levantar y llegar en optimas condiciones al cierre.

TOMATEROS

Cuidado con esta segunda vuelta, porque tienen dos series perdidas ya y esta semana tendrán dos series seguidas en casa, ante Venados y Yaquis, perderlas podría prender los focos de alarma en la directiva guinda. Benjamín Gil realizó una buena primera etapa con 7 puntos, eso lo mantiene vivo, sin embargo sabemos que es más importante cómo cierres la temporada regular para saber si realmente eres un candidato al campeonato.

Han hecho movimientos, han buscado refuerzos extranjeros en el cuadro y lanzadores, el problema radica en la falta de bateo oportuno, sino enderezan pronto, el barco se les puede hundir y el responsable siempre será el capitán, veremos si llegan con bien al puerto, de lo contrario no  sería descabellado un cambio en el timón. @GuilleGastelum