José Antonio Meade: Consumatun est

El destape de José Antonio Meade por parte del Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, provocó en los medios y periodistas nacionales una reacción en cadena a favor del titular de la Secretaría de Hacienda. La cargada mediática virtualmente daba como seguro candidato del PRI al 4 veces secretario de estado. El encomio de Videgaray por Meade se produjo ante el pleno de los embajadores mexicanos en el mundo. Innecesario repetir las alabanzas vertidas por Videgaray. La interpretación del periodismo nacional fue casi unánime: José Antonio Mede será el candidato del PRI.

Al día siguiente en la Paz, BCS, el Presidente Peña Nieto con falso malestar descalificó el destape, aludiendo que no son los elogios y los aplausos los que definen un proceso selectivo en su partido. Lo anterior fue un magnífico montaje para seguir causando ámpula. Sin embargo, de nueva cuenta la prensa nacional, jilguera y especulativa, se pronunció por descalificar a Videgaray y declarar a José Antonio Meade difunto de cara a la elección presidencial del 2018. Las líneas ágatas del diarismo nacional se llenaron de frescas elucubraciones sobre el sentido de las palabras de Peña Nieto.

Ahora, es Arturo Nuño el arrogante y disléxico (por ignorancia) Secretario de Educación Publica, el favorito del inquilino de los Pinos. La narrativa periodística está inscrita en la civilización del espectáculo y de allí su carácter líquido y proteico. La noticia ya no es un bien público, sino una mercancía que hay que revestir y empacar para su venta. La fruición por el periodismo especulativo de tintes novelescos es característico del periodismo mexicano. La objetividad es un estorbo para el periodismo ficción. Todos los ” grandes” del periodismo nacional, retractándose, ya no es Meade. El canciller esta frito, Videgaray le dio el beso del diablo. El destino ineluctable de Meade decían los comentócratas  del altiplano será el Banco de México. La pantomima ha llegado a su clímax. El Secretario de Hacienda declaró su deseo de registrarse como precandidato del PRI a la Presidencia de la Republica. Pantomima que tendrá su apoteosis en la convención de delegados del PRI para ungir al candidato de Peña Nieto en febrero del año que entra.

Videgaray no se equivocó porque el destape evidentemente lo hizo en acuerdo con su jefe el presidente Peña Nieto, otra interpretación en contrario es una necedad. En verdad que fueron de risa loca las especulaciones del periodismo nacional, ante la claridad de las señales del coach de tercera.

La liturgia a que se ha referido Peña Nieto ha dado inicio. En la ortodoxia el oficiante es el hombre de los Pinos y la catedral donde se ungirá Cardenal  a José Antonio Meade como candidato del PRI el próximo 14 de febrero del 2018 serán las oficinas del tricolor nacional, hasta entonces el priismo podrá exhalar: habemus candidato. Presidente, lo que se dice Presidente está aún en veremos.

Osorio Chong: pecados y penitencia

Al mismo tiempo de defenestrar a Meade, la prensa nacional maiceada desde la Secretaria de Hacienda, propinaba una madriza mediática al Secretario de Gobernación. Revelaciones (Reforma 18/11/17) de ultima hora indicaban que Osorio Chong habría beneficiado a 8 constructoras hidalguenses con de jugosos contratos hasta por 2 800 millones de pesos a gente cercana al ex gobernador de Hidalgo. Filtración que eventualmente provino de la Secretaria de Relaciones Exteriores. Osorio Chong es el político priista mejor posicionado en las encuestas, sin embargo este lunes 27 el Secretario de Gobernación se descartó para las presidenciales. Los tecnócratas al interior del PRI parece que están ganando la batalla. No hay medio de comunicación que no esté machacando el expediente del repunte de la violencia criminal que ahoga el país, como una forma de descalificar a Osorio Chong en sus pretensiones presidenciales, como si eso fuese algo de última hora y no una escalada sistemática desde el 2014. Osorio, obsesivo con el control absoluto de la política interior del país, extinguió la antigua Secretaria de Seguridad Pública Federal, para subsumirla a Gobernación y en el pecado llevó la penitencia. Desde Hacienda su enemigo más visible (Videgaray) recortó hasta un 52 por ciento el presupuesto para la implementación del nuevo sistema penal. Sin embargo, es indudable la gran responsabilidad de Osorio Chong en el repunte de la violencia y la criminalidad en el país. En sus pretensiones presidenciales, le apostó a tener una ” cordial coordinación” con la mayoría de gobernadores corruptos del país para lograr contener la ola de violencia generalizada en México, con funestos resultados: hoy en México se contabilizan 90 crímenes diarios y este año será el más violento desde 1997, todo un récord histórico imputable al Secretario de Gobernación. Este año terminara con al menos 25 mil crímenes en todo el país. Un tsunami de sangre que lo termino por ahogar. Mientras Osorio de última hora se empeñó en regañar a los gobernadores que consintió a ciencia y paciencia durante 4 años, Videgaray y luego Meade en Hacienda les abrieron a discreción las llaves del presupuesto federal, por eso y otras cosas más Osorio Chong no fue candidato del PRI a la presidencia de la Republica. Osorio ha declarado que se queda en gobernación para “continuar” profundizando en el combate a la violencia, en particular la delincuencia común.

Un botón de muestra de la enorme ineficiencia de Osorio Chong en materia de prevención y combate a la delincuencia, es la horrorosa ola de violencia criminal que azota Baja California Sur, en particular la ciudad de la Paz y los Cabos. Por sus características geográficas y orográficas muchos pensábamos que era imposible que la Baja deviniera en enclave del crimen organizado. Craso error, la corrupción que todo lo puede, truco un paraíso en un infierno. El fin de semana pasado se cometieron 28 crímenes  entre los Cabos y la Paz y el artero crimen del Presidente de la Comisión de Derechos Humanos Silvestre de la Toba. BCS de ser un paraíso turístico esta convertido en un infierno de violencia y criminalidad. BCS tiene una población de apenas 600 mil habitantes. BCS según el Observatorio Ciudadano para la Seguridad Pública trae una tasa de 51 crímenes por cada 100 mil habitantes. Una verdadera tragedia social.  Es hoy por hoy junto con Colima (73 c/ 100 mil) uno de los estados más violentos del país. Osorio ha consentido no solo la ineficiencia operativa de la gendarmería inútil, cuyos elementos hacen turismo a costa del erario público, si no al gobernador panista Carlos Mendoza Davis (que presume cercanía con Meade), que tiene a una de las policías más corruptas del país, con el mayor número de reprobados en exámenes de confianza en las policías locales. Allí está el meollo del asunto. Para ello están aplicando la política del avestruz o la del conveniente silencio, como si el no hablar del tema fuese una estrategia remedial.

En BCS despacha como delegado de gobernación Ricardo Millán, quien como nadie representa el fracaso de la estrategia de entregar a Gobernación las labores tanto de espionaje (o inteligencia) y las labores de seguridad en sus vertientes de prevención y persecución. Millán al igual que la mayoría de los delegados de gobernación en el país nadan de muertitos y comen de la mano de los gobernadores de los estados. Millán ya estuvo plegado a la voluntad, los caprichos y la corrupción de Marcos Cobarrubias ex gobernador de BCS y hoy lo está del actual gobernador Carlos Mendoza Davis, en un estado sin controles jurídicos, ni políticos, sin la elemental transparencia presupuestal y con una prensa siempre vendida al mejor postor. La oposición priista al gobierno de Mendoza Davis no existe gracias a los buenos oficios alimenticios del gobernador choyero. Una vergüenza en verdad. Nunca en la historia del país BCS había tenido estos niveles de violencia criminal y sin embargo allí siguen despachando quitados de la pena el delegado de gobernación Ricardo Millán y su jefe de facto Carlos Mendoza Davis. Socios y corresponsables de la tragedia sudcaliforniana. ¿Hasta cuándo Señor Secretario se les exigirá cuentas sobre la tragedia que enluta a las familias de BCS? ¿Cómo es posible que uno de los destinos turísticos más importantes de México pase por esta inédita violencia sin que no haya ni responsables y mucho menos consecuencias por esta ineficiencia culposa de autoridades federales y locales?

Una Diva sin estrella

La senadora priista Diva Hadamira Gastélum Bajo tiene un déficit de carisma y de productividad política y un superávit de cortesanía palaciega en los Pinos y a partir de este último activo pretende una diputación federal plurinominal. Consciente de su poca implantación en su natal Guasave, pretende una curul de regalo y para ello refina sus dotes de porrista del Presidente Peña Nieto. Lastrada su imagen por la corrupción y el enriquecimiento inexplicable (o explicable gracias a la corrupción), la mujer de nombre novelesco,  despliega en los medios una inusitada campaña para ponderarse a sí misma como una falsa promotora de las causas sociales de los sinaloenses. Como dirigente de las mujeres priistas y diputada federal no tuvo empacho en negar sistemáticamente durante años, la inexistencia de los feminicidios hoy una categoría reconocida por la ley, pero como fiel cancerbera del status quo negó de forma grosera, sin embargo, los registros periodísticos de la época son pruebas documentales  que revelan su hipocresía y su carácter de mujer publica adoradora de sus propios intereses. La memoria periodística, siempre será un buen antídoto contra la amnesia simulada.

En el tigre de la corrupción mexicana, la senadora sinaloense es otra raya más, tal como se ha documentado en diversos reportajes publicados por Proyecto 3, en donde se acreditó el descomunal e injustificado crecimiento de la riqueza de la gusánense. Su promoción a un nuevo cargo federal será un gravamen electoral para el PRI en virtud de que en las campañas que vienen los tópicos electorales serán la corrupción y la seguridad pública.