Tres Ríos

El Partido Acción Nacional cruza por un desmantelamiento estatal y las menguadas fuerzas de  sus comités municipales muestran un ánimo decaído y sin fuerzas de seguir adelante.

De frente al ajuste electoral del año 2018 están prácticamente vencidos y no cuentan con personajes de primera talla para dar la cara en la contienda que viene.

A pesar de ello el Partido Revolucionario Institucional tendrá que cocinar a fuego lento a sus candidatos a puesto de elección ya que no cuenta con cuadros de músculos suficientes para trabajar campañas políticas del nivel que viene.

Tan mal están las cosas por el lados del PAN que su territorio que en Choix ya se da por hecho que  Lindolfo Reyes Gutiérrez quiere tirar la toalla y cambiarse de carril pasándose a las filas del Partido Revolucionario Institucional o de otro instituto político porque el partido azul tiene muchos tejido descompuestos.

Vox populi delata que en Choix la fuerza del panismo ya es hipotética y que en el PRI se están conformando fuerzas para lanzar al ruedo a jóvenes con el vigor suficiente para transformar el empuje de esa zona ganadera y minera donde Lindolfo Reyes creo un cacicazgo azul para incrementar su riqueza particular y en contra partida sembrar de pobres la zona serrana.

Hay que recordar que el panismo sinaloense cuenta con muchos traidores entre los que se encuentran Alejandro Higuera Osuna, Francisco Solano, Carlos Felton González, Armando Leyson Castro, Eleazar Rubio Ayala y otros personajes que se amamantaron del instituto político y que a la misma vez desfondaron los recursos de las administraciones municipales a las que representaron.

La misma escuela del desastre a recorrido Lindolfo Reyes Gutiérrez que transformo la transparencia administrativa en un asunto sucio y bajo.

Dentro de Acción Nacional se da por hecho que el alcalde del alteño municipio quiere reelegirse no para servir sino para tapar las anomalías que ha cometido durante el camino que ha recorrido en este periodo administrativo municipal.

De acuerdo con conocedores de la atmósfera política el Partido Revolucionario Institucional se encuentra en condiciones de descarrilar al Partido Acción Nacional y a Reyes Gutiérrez en la única zona donde hay un gobierno azul, pero tendrán que tener cuidado en la selección de su abanderado a la alcaldía.

Hay que recordar que en la pasada contienda el PRI perdió en Choix tanto la alcaldía como la diputación local ya que Gloria Gonzales fue electa diputada local con el voto de los ciudadanos de El Fuerte pues ahí radico la fuerza del PRI en el primer distrito.

De hecho si el PRI quiere perder tendrá que echar mano de candidatos sin músculos.

Gloria Gonzales definitivamente no jala votos.

Para que el partido tricolor pueda remachar en la contienda electoral venidera tiene que forjar nuevos cuadros y echar mano de los jóvenes que quieren participar en las aventuras electorales que se avecinan.

Otro de los puntos donde el PRI tiene que tener cuidado  y poner en marcha una operación quirúrgica de alta precisión es en Culiacán donde Jesús Valdez Palazuelos ha demostrado que le falta materia gris para entender el idioma de los votantes.

El alcalde tomo como patio de diversiones la nomenclatura administrativa y no ha sabido gobernar.

Lo malo es que tiene una enfermiza obsesión por el onanismo político y asegura que va por el carril correcto cuando los hechos demuestran que le quedo grande la yegua.

Otro de los que actúa como las cabras tirando al monte es Fernando Pucheta quien en nueve meses de gobierno ha dejado en claro que como político le falta talla y ya se da por hecho que tendrá que pasar a la historia como el alcalde de Mazatlán que más escándalos  ha ocasionado y enfrentado en su relación con la ciudadanía.

Pucheta se extravió en su propio ego.

A como se ven las cosas será difícil que pueda reelegirse en dado caso de que le entre la comezón por la contienda electoral que viene.