Otro sismo sacude al PAN

La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas. Albert Camus

Si el sismo de 8.2 grados que se registró el 7 de septiembre en las costas de Chiapas fue el más fuerte de los últimos cien años, el que acaba de registrarse al interior del Partido Acción Nacional es el mayor que se ha registrado en la historia del blanquiazul.

Un verdadero terremoto que cimbra desde lo más profundo al partido fundado por don Manuel Gómez Morín que durante décadas fue una organización que mantenía el ejercicio democrático al interior y pugnaba porque la democracia verdadera imperara en este país.

Durante décadas fue un partido con militantes de firmes convicciones ideológicas y luchó denodadamente por crecer y alcanzar triunfos en los procesos electorales hasta llegar al clímax el año 2000, después de haber ganado gubernaturas, alcaldías, diputaciones y senadurías.

Para entonces ya se habían infiltrado en el panismo militantes carentes de ideología firme, que iban más por el poder al margen de conceptos ideológicos.

De lo que durante muchos años fuera unidad con  firmes cierre de filas en torno a dirigentes y candidatos se pasó a los divisionismos locales en la búsqueda de las candidaturas.

Surgieron las corrientes con sus respectivos líderes y hoy el PAN vive su peor crisis nacional por el control desmedido que ha asumido su dirigente Ricardo Anaya en su ambiciosa búsqueda de la candidatura presidencial que lo llevó a proponer la alianza de su partido con el PRD y el Movimiento Ciudadano en el llamado Frente Ciudadano por México en el que desde ya se da por descontado que los dirigentes se han  repartido las principales tajadas del pastel.

La candidatura presidencial para el PAN con Anaya, el gobierno de la ciudad de México para el PRD de Alejandra Barrales y las gubernaturas de Veracruz y Jalisco para el MC con Dante Delgado en las tierras jarochas.

La cerrazón de Ricardo Anaya,empecinado en su proyecto personal no le permitió sentarse a dialogar con Margarita Zavala, la aspirante panista mejor posicionada en las encuestas.

Así, lo que se veía venir llegó y Margarita acabó por renunciar a su militancia de 33 años en el partido Acción Nacional, en donde prácticamente nació, ya que sus padres fueron militantes de Acción Nacional y ella ingresó al partido muy joven ocupando diversas carteras. A los 27 años logró su primera diputación local en el Distrito Federal.

Su carrera en el PAN y sus acciones políticas y sociales, no precisamente su matrimonio con Calderón, la convirtieron en un prospecto a la candidatura presidencial pero desde que se manifestó comenzaron a ponerle piedras en el camino.

Sin embargo fue creciendo pese al lastre que significa su esposo, el ex Presidente Felipe Calderón.

Hoy está fuera y dice que buscará una candidatura independiente, pero… puede haber otro enfoque en su futuro electoral.

Al interior de Acción Nacional algunos tratan de minimizar el impacto de su renuncia, como por ejemplo, en Sinaloa quienes trabajaban en pro de sus aspiraciones han manifestado que no la seguirán y continuarán siendo panistas y, desde luego, siguiendo las directrices de Ricardo Anaya, como es el caso de Alejandro Higuera que era su coordinador en el Estado o el Senador Francisco Salvador López Brito que coordinaba el norte.

Lo hacen quizá más por interés que por convicción, dado que si Ricardo Anaya soporta el vendaval que se le viene encima, será él quien dirija la orquesta a la hora del reparto de candidaturas ya que, de continuar el Frente no habrá procesos locales y todas las decisiones de las candidaturas vendrán de allá, de la dirigencia encabezada por Anaya.

Otros panistas sinaloenses están de plácemes pues ya se habían abierto en favor de las aspiraciones de Anaya. Uno de ellos, que puede ser el próximo candidato a la alcaldía de Mazatlán es el ex candidato a gobernador Martín Heredia, hoy por hoy el mejor posicionado de los blanquiazules en el puerto.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas para Ricardo Anaya que ya enfrentaba problemas con cinco Senadores que se han negado a acatar las líneas anayistas para las votaciones en la Cámara Alta y han sido amenazados con la expulsión del partido: Ernesto Ruffo, Víctor Hermosillo, Juan Carlos Romero, Marcela Guerra y Francisco Búrquez, quienes apoyan a Margarita pero seguirán dando la pelea dentro del partido.

Otros Senadores, como el presidente de la mesa directiva del Senado Ernesto Cordero, así como Salvador Vega Casillas, Roberto Gil Zuarth, Jorge Luis Lavalle y Javier Lozano también han expresado su apoyo a Margarita y acusan a Ricardo Anaya de ser responsable de la mayor crisis interna en la historia del PAN.

Además, ex gobernadores panistas han cerrado filas con la ex primera dama y anunciaron que, sin renunciar a su partido la respaldarán en su lucha por la Presidencia de la República por la vía de una candidatura independiente. Ellos son: Fernando Canales Clariond de Nuevo León, Alberto Cárdenas Jiménez de Jalisco, Emilio González Márquez también de Jalisco, Alejandro González Alcocer que fuera gobernador sustituto de Baja California y el originario de Agua Caliente de Gárate, Concordia, José Guadalupe Osuna Millán que fue gobernador de Baja California.

Así como ellos, hay muchos militantes panistas a lo largo y ancho del país molestos por lo que está sucediendo con la dirigencia de su partido.

No lo manifiestan públicamente pero su inconformidad es real y a la hora de la verdad estarán apoyando a la señora Zavala.

Si el PAN sufría ya de problemas, hoy con la salida de Margarita registra una fisura más que le seguirá debilitando y sus consecuencias se verán en las urnas.

Esto impactará también en el llamado Frente Ciudadano por México que tenía en el PAN su más fuerte bastión, dentro de lo que cabe, y sus esperanzas de triunfo en la elección presidencial del 2018 se debilitan, beneficiando a Andrés Manuel López Obrador y su Morena, así como al PRI.

Ahora bien, al decir de los que saben de política, si el Presidente Enrique Peña Nieto se decide por José Antonio Meade Kuribreña, el PRI sería el principal beneficiario de la fractura del PAN y el Frente con sus aliados.

Meade trabajó en el gabinete de Felipe Calderón. Tiene sus simpatías y las de Margarita con quienes tiene excelentes relaciones de amistad.

Es sabido que a Margarita no le alcanzará la candidatura independiente para lograr el triunfo.

Por ello, se advierte la posibilidad de un acuerde de facto para que Margarita y sus simpatizantes le otorguen su apoyo al candidato priista, insisto, si es Meade Kuribreña.

Este apoyo de facto, más las alianzas que realice el PRI con otros partidos nacionales y regionales le darían la fortaleza suficiente  para derrotar de nuevo al Peje.

Mientras, a la vista está que el sismo que sacudió al PAN dejará terribles consecuencias políticas para la causa del partido fundado por Gómez Morín.

José Ángel Sánchez López

Con 59 años de experiencia periodística, fue director de El Debate de Culiacán, El Diario de Culiacán y El Sol del Pacífico. Ha extendido su experiencia a varios noticieros de radio, aportando sus analisis y reflexiones.