Izquierdistas e independientes “palomeados” por el PRI

Con una izquierda correctamente priista que se pega como lapa al Partido Movimiento de Regeneración Nacional, quedó claro que el gobierno-PRI de Sinaloa está operando estrategias para diezmar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador en Sinaloa, aunque lo hace con figuras muy lampareadas.

Pero la estratagema no ha funcionado del todo bien dado que el tabasqueño no ha picado el anzuelo que le han lanzado los operadores del PRI.

En la última gira de “información” de López Obrador por Sinaloa se sopesó la “expectación” de algunas dirigencias municipales del PRI por saber de dónde sacaban o provenían los contingentes morenistas a hacian “bola” en los eventos del tabasqueño.

Aunque las dirigencias locales no salieron de sus cafés el dueño omnipresente de Morena reportó mítines aceptables. No fueron grandes concentraciones para no quemar cartuchos, diría Andrés López Obrador.

La realidad es que en Sinaloa el habilitar precandidatos de la izquierda priista para mojarle la pólvora a López Obrador no está arrojando muy buenos resultados, y es una de las reinas de las pruebas de la preocupación del PRI nacional y estatal por la presencia y penetración del hijo de Macuspana.

Si lo de la izquierda del PRI mutada a izquierda de Morena no da resultado, al gobierno-PRI le queda otra opción bajo la manga: los candidatos independientes para diputados federales y senadores.

La estrategia es pues divide. Mutila y vencerás. El columnista Carlos Ramírez escribió que ya se había advertido con anticipación: el PRI iba a meter las narices y todo lo que se pueda hacer para dividir el voto. Y que muchas de las firmas de los independientes serán de priistas prestados sin garantizar el voto efectivo. Si de las decenas de aspirantes llegan cinco, el voto se va a fragmentar y el PRI podrá ganar la Presidencia con menos votos. La Presidencia, que conste, no así las diputaciones y Senadurías

En la estrategia priista nacional les conviene que participen Margarita Zavala de Calderón (ex PAN), Jaime Rodríguez El Bronco (ex PRI), Armando Ríos Piter (ex PRD), Pedro Ferriz de Con (periodista de radio), Edgar Ulises Portillo Figueroa (académico) y María de Jesús Marichuy Patricio Martínez (EZLN).

Por sí mismos -escribió Carlos Ramírez- los cinco carecen de infraestructura para lograr un millón de firmas de apoyo (877 mil indispensables y 10 por ciento por depuración en el INE).

El perfil de los independientes se ajusta a contingentes definidos de votos: disidentes del PAN que en 2012 votaron por el PRI, independientes engañados por El Bronco, periodistas, académicos y zapatistas institucionalizados.

Como las exigencias del Instituto Nacional Electoral sólo exigen la firma y ningún compromiso de voto formal, la estrategia radica en apuntalar cinco opciones más que se sumarían a los formales: PRI, PAN-PRD y Morena. Entre nueve con competitividad, el PRI necesitaría menos votos para ganar.

En los estados en los que en realidad no hay presencia o no pegan los “independientes nacionales”, el PRI está dispuesto a ceder espacio-juego a candidatos independientes a diputados federales y Senadores de la República.

Aquí es donde encaja la pregunta ¿qué papel jugará en la contienda Manuel Clouthier Carrillo?

El periodista Ismael Bojórquez, en su artículo “Estandarte y cruz de Manuel Clouthier”, precisó que “Manuel Clouthier Carrillo (…) no jugó un papel preponderante en la Cámara de Diputados, salvo por sus intervenciones en tribuna, siempre contestatarias pero sin un respaldo sólido en iniciativas ni en acciones sociales y ciudadanas. Y tampoco en eco mediático”.

“Su propio triunfo electoral en el Distrito 5 de Culiacán fue cuestionado por una sospechosa traición de grupos priistas a Ricardo Hernández, su principal contendiente, que habrían operado a su favor. Pero al margen de esto, su desempeño como diputado dista mucho del que la gente hubiera esperado”, puntualizó.

Ismael es conciso: “El problema de Manuel Clouthier (es que) ha sido tan crítico del sistema de partidos que ahora tiene que seguir navegando en las mismas aguas de la ‘independencia’, le den o no resultados. Y no sería congruente de su parte, bajo ningún esquema (partido, alianza o coalición) que abandonara ahora esa bandera. Sigue siendo su baluarte ahora, pero también puede ser su cruz”.

En la elección por el gobierno de Sinaloa, el Senador del PAN, Francisco Salvador López Brito, quien declinó a contender por la candidatura de ese partido, comentó que no sorprendería una alianza entre Clouthier Carrillo y Ordaz Coppel por sus fuertes e históricos vínculos empresariales.

A Clouthier Carrillo se vio en reuniones con Ordaz Coppel, donde también han participaron el exgobernador del estado, Juan S. Millán Lizárraga; el exsecretario de Desarrollo Social y excandidato del PAN al gobierno de Sinaloa en 2004, Heriberto Félix Guerra, y el diputado del PRI, David López Gutiérrez.

Pero Clouthier es indescifrable. A última hora pudiera decidirse por Andrés Manuel López Obrador. Su hermana Tatiana es operadora del Tabasqueño.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.