Solo charales ¿Y los peces gordos?

Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo. Sófocles

Mientras continúa la polémica sobre la corrupción del hoy ex gobernador Mario López Valdez siguen presentándose denuncias penales en contra de ex funcionarios de su gabinete pero poco se advierte la intención de ir hasta el fondo para encarcelar a los autores de los latrocinios de “altos vueltos” en ese sexenio.

Aunque al decir de los diputados la aprobación de las cuentas no significa impunidad pues no impide que se apliquen procedimientos penales y administrativos, no se ve la intención clara de la Auditoría Superior del Estado y de la Secretaría de la Transparencia y Rendición de Cuentas de tocar a los grandes personajes del sexenio malovista

En efecto, tal parece que se está procediendo, pero la “acción” del Poder Legislativo, que sí es parte del nuevo andamiaje jurídico-legal del Sistema Estatal Anticorrupción y que si rendirá frutos en el futuro, le dio nuevos aires al malovismo para impulsar aspiraciones a más puestos de elección popular y seguir paseando tranquilamente su impunidad.

Es cierto, tanto la ASE como la Secretaría de la Transparencia están trabajando y ya se han interpuesto 22 denuncias penales contra ex funcionarios del régimen malovista, pero como que va por los “peces chicos”.

Veamos:

El 10 de  Julio la Secretaria de Transparencia, Guadalupe Yan Rubio dio a conocer un desfalco por 2,134 millones de pesos en la administración malovista, sin contar lo que hubiese en las cuentas de la Secretaría de Salud y la de Educación Pública que faltaban aún por revisar, en las que se sabe existen también boquetes enormes.

En el área de finanzas se revisaron 841 cuentas de cheques de nueve bancos utilizadas durante el periodo 2011-2016, resultando que al 31 de diciembre último había un saldo real en bancos de 421 millones de pesos

que al compararlo con el que aparecía en la cuenta pública arrojaba una diferencia de 667 millones de pesos.

¿A donde fueron a parar esos 667 millones de pesos…?

Ese mismo 10 de julio, Emma Guadalupe Félix Rivera titular de la ASE presentaba ante la Fiscalía General del Estado 13 denuncias penales contra funcionarios de la administración de Malova, involucrados en la malversación de mas de 275 millones de pesos.

De esas 13 denuncias penales seis corresponden a las cuentas del segundo semestre del 2016 que “no vieron” los aprobadores de cuentas sucias y las otras siete a ejercicios anteriores.

Las 13 denuncias presentadas en julio se suman a 93 que la ASE había presentado con anterioridad pero de su seguimiento no se ha visto nada.

La semana anterior el Sub Secretario de Responsabilidades y Normatividad de la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas, Rogelio Arturo Aviña Martínez anunció otro paquete de procedimientos de responsabilidades contra otros nueve funcionarios malovistas.

De ellos, tres eran funcionarios de la Secretaría de Administración y Finanzas, quienes solicitaron al SAT la validación de diversos formatos que fueron alterados y que les agregaron cantidades diferentes a las obtenidas por concepto de multas. 14 millones 284 mil 276 pesos es la cifra que presuntamente se embolsaron o compartieron con otros funcionarios superiores

También van sobre otros tres funcionarios de la Secretaría de Administración y Finanzas, responsables de retenciones de aportaciones de trabajadores que no fueron enteradas dentro de los primeros diez días de cada mes como marca la ley, lo cual ocasionó que se tenga un pasivo acumulado a junio de 2016 por 998,332,035 millones de pesos.

Así como lo lee, amable lector: Novecientos Noventa y Ocho Millones trescientos treinta y dos mil treinta y cinco pesos, que corresponden a recursos del Instituto de Pensiones, cuotas del magisterio, etc.

Otros tres eran funcionarios de la Secretaría de Turismo del Estado. Ahí andan volando 8 millones 651 mil 798 pesos por concepto de supuestas campañas promocionales pagadas en el segundo semestre del 2016 a distintas aerolíneas internacionales. No existe ninguna evidencia de esas campañas porque no las hubo.

Además, indicó el Sub Secretario de Transparencia, se aplica un nuevo procedimiento de responsabilidades a diez servidores públicos también ex integrantes de la Secretaría de Administración y Finanzas y de la Secretaría de Obras Públicas, que son los presuntamente responsables, por diversos hechos, entre los que figura un indebido traspaso de 16 millones 960 mil pesos provenientes de una cuenta específica de recursos federales a otra de ingresos propios del Gobierno del Estado de Sinaloa, vinculadas a diversos contratos de obra, en los que además se realizaron ampliaciones superiores al 25 por ciento que establece la Ley de Obras Públicas y servicios relacionados con las mismas.

Están procediendo si, la ASE y Transparencia, pero lo que preocupa es que ha trascendido que, aunque en un principio se dijo que a la cabeza de los investigados figuraban el ex Secretario de Administración y Finanzas Armando Villareal Ibarra, el de Salud Ernesto Echeverría Aispuro, el ex titular de la Unidad de Inversiones José Luis López Montiel,  Gómer Monárrez González ex Sub y Secretario de Educación, Francisco Castillo Hernz, ex Sub Secretario de Ganadería; Eva Luz Cerón Castro Directora del Seguro Popular, Humberto Huerta Salazar exdirector de Recursos Humanos y ex subsecretario de Desarrollo Social, y Bernardino Antelo Vilchis, ex Director del Instituto de Infraestructura Educativa, por ninguna parte aparece la responsabilidad del ex gobernador, principal responsable de la corrupción que envolvió a su gobierno.

Preocupa más todavía que a la hora de la verdad solamente aparezcan funcionarios de segundo o tercer nivel y queden fuera los superiores, los titulares sobre los que, al igual que Malova recaen las principales responsabilidades del criminal saqueo de que hicieron objeto a las finanzas del Estado.

Como que tampoco las responsabilidades alcancen a los que contribuyeron al saqueo beneficiándose con contratos millonarios de obras y servicios cuyas evidencias han sido exhibidas, están a la vista.

Grave, muy grave que así sea porque contribuye a la impunidad de verdaderos delincuentes que se aprovecharon de puestos y relaciones para hacer dinero a costas del pueblo sinaloense.

Y también afecta al Gobernador Quirino Ordaz pues ya es vox populi la existencia de un supuesto pacto para no tocar a su antecesor, rumor que no es parado.

El gobierno de Quirino Ordaz Coppel requiere de acciones decididas en contra de quienes dejaron temblando las finanzas de Sinaloa, situación financiera que aún le provoca problemas a su administración.

Que no sean charales los que caigan en la red de la justicia.

Que caigan los verdaderos peces gordos, es lo que demandan los sinaloenses.

José Ángel Sánchez López

Con 59 años de experiencia periodística, fue director de El Debate de Culiacán, El Diario de Culiacán y El Sol del Pacífico. Ha extendido su experiencia a varios noticieros de radio, aportando sus analisis y reflexiones.