Montaje político de Narro oculta muertes de bebés en Los Mochis

Tremendo montaje para ocultar el crimen y la deshonestidad. Solo un deceso es atribuible a bacteria nosocomial dicta el dictamen de la Cofepris sobre la presencia de agentes malignos en el Hospital General de la Ciudad de Los Mochis. Sumaron ocho bebés muertos en una semana en extrañas circunstancias, pero la ciencia y la política se fusionaron rápido para salvar la situación del Director del Nosocomio Javier Salcido Castro. La vergüenza probablemente no lo deja dormir porque aún escucha los reclamos de los padres dolidos de los pequeños fallecidos. El propio Gobernador Quirino Ordaz Coppel sopeso su retiro, el del Jefe de la Jurisdicción Sanitaria 01 Felipe Velázquez Zazueta y del Secretario de Salud del estado Alfredo Román Messina. La situación solo sirvió de marco electoral propagandístico para el Secretario de Salud federal José Narro Robles que aún sigue deschavetado por el aparente arranque de salida para los presidenciables que dio Enrique Peña Nieto y para rematar aseguró aquí en el estado que la población puede confiar en los hospitales públicos…

 

Desde el Congreso del Estado el Diputado Local Jesús Antonio Marcial Liparoli alza la mano, pero para la reelección. No tiene pena ni mucho menos vergüenza. A la par los transportistas del Estado lo saludan desde la porra por haber encaminado varias tranzas que hoy no sabe cómo remediar del todo el Director de Vialidad y Transporte Guillermo Damián Haro Millán. Liparoli dejó una huella negativa junto a Domingo Ramírez Armenta que algunos asesores de esa dirección todavía siguen aprovechando a pesar de los designios marcados por el Secretario General de Gobierno Gonzalo Gómez Flores…

 

La Ciudad Educadora del Saber fue un manjar para el ISIFE de Bernardino Antelo Vilches. Por un presunto escamoteo en contra de la hacienda federal y de la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa, el Instituto Sinaloense de la Infraestructura Física Educativa, tiene cinco pliegos de observaciones que suman un monto recuperable por 7 millones 788 mil 691.22 de pesos de una obra ubicada en la Ciudad Educadora del Saber y otras en la colonia Cuauhtémoc en Culiacán. El primer pliego reclama la cifra de 4 millones 940 mil 249.77 pesos de recursos federales. Ahí se presume “un daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal, por haber realizado pagos con recursos del Programa de Expansión de la Oferta Educativa en Educación Superior (PROEXOEES) por conceptos de obra no ejecutados. Se trata sí, de la obra de construcción de la primera etapa  del edificio B “planta baja: 4 laboratorios, escalera, sanitarios, control, site y pasillo central, primer nivel.- 4 laboratorios, escalera, sanitarios, control, site y pasillo central, segundo nivel .- 4 aulas didácticas, cubículos y cafetería y muchos más. Son conceptos de obra pagados no ejecutados que constan en el acta de hechos número 017/CP.2016 de fecha 9 de febrero de 2017.  En el segundo pliego se formula la devolución o aclaración por un 1 millón 298 mil 008.08 pesos “por concepto de indemnización, atendiendo a que del resultado de la revisión se presume un daño o perjuicio, o ambos, al Patrimonio de la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa, por haber realizado pagos con recursos del Programa Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa (UPES) sin contar con la documentación justificativa y comprobatoria del gasto ejercido en la obra 21.- Construcción de novena etapa de Rectoría…”. De la misma manera otro pliego por 174 mil 343.12 pesos por conceptos de obra en exceso, en la construcción de la segunda etapa de techumbre metálica de 18.00 x 30.00 metros en la rectoría de la UPES. El cuarto es por un monto de 716 mil 042.99 pesos por conceptos de obra en exceso, en la construcción de la tercera etapa de la misma techumbre y el quinto pliego es por 660 mil 047.26 pesos por conceptos de obra en exceso, en la ampliación de esa techumbre metálica que comprende, plaza cívica, fuente emblemática de jaguar, andadores y escalones. Sin duda, lo hemos dicho: toda una mecánica para la rapacería…

 

El panista de los morrales Roberto Cruz Castro dejó muy molestos a los que pretendían convertirse en manifestantes en la pasada sesión del congreso de Sinaloa. El Presidente de la Mesa Directiva dejó de repartir los estímulos porque sus personajes no lograron ingresar al recinto legislativo el jueves anterior. “A chivo brincado, chivo pagado” y no hubo manera de ingresarlos debido a las férreas medidas implementadas por la diputada Irma Tirado Sandoval. De ahora adelante todos cobraran por “adela” para evitar esos errores de logística…

 

La reflexión puede aquietar cualquier resuello. Es indudable que el Estado enfrenta una crisis de violencia, aunque muchos lo nieguen. Si se analizan los datos oficiales entre 2015 y 2016 los resultados son desastrosos: se incrementó a nivel nacional el homicidio doloso, la extorsión, el robo total con violencia y el robo de vehículo. En el estudio sobre “Incidencia de los delitos de alto impacto en México del 2016” del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad para vernos comprometidos Sinaloa ocupa el tercer sitio en homicidio doloso, sexto en homicidio culposo, octavo en robo de vehículo, décimo cuarto en secuestro y décimo quinto en robo con violencia. Lo peor es que con nueva administración gubernamental nada mejora…