Rechaza Partido Sinaloense aprobar la “segunda” Cuenta Pública del gobierno de Mario López Valdez

PRI y PAS avalan procesos penales contra malovistas

Diputados del Partido Revolucionario Institucional -PRI- y del Partido Sinaloense -PAS-aprobaron el dictamen de la Cuenta Pública de la Auditoría Superior del Estado del primer semestre del 2016, que había sido suspendido en enero, avalando el trabajo de la instancia fiscalizadora del Congreso Local, la cual encontró evidencias de peculados y otros delitos en los primeros seis meses del último año de gobierno de Mario López Valdez.

Sin embargo, el Partido Sinaloense, rechazó, en la misma sesión, la aprobación del dictamen que realizó la ASE sobre el segundo semestre del ejercicio fiscal administrativo de Malova.

La Auditoría Superior del Estado requería de la aprobación de la primera revisión que hizo sobre la Cuenta Pública para sustentar o “fortalecer” jurídicamente los procesos que ya tiene abiertos contra ex funcionarios del gobierno malovista y para abrir nuevas causas por la vía penal y administrativa a quienes incurrieron en el uso indebido de recursos públicos.

Los legisladores del PRI y del PAS avalaron el trabajo de la ASE sobre el primer semestre del 2016 otorgándole así su respaldo para que emprenda las acciones anticorrupción que considere pertinentes y apegadas a derecho contra ex funcionarios deshonestos.

La Cuenta Pública es el informe que integra la Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado y presenta a la Cámara de Diputados para su revisión y fiscalización; contiene la información contable, presupuestaria, programática y complementaria de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, de los Órganos Autónomos y de cada ente público del Sector Paraestatal.

Corresponde a la Auditoría Superior del Estado su fiscalización o su revisión técnica y la elaboración de un dictamen que regresa al Poder Legislativo para su aprobación y rechazo.

En una primera instancia, el dictamen de la cuenta pública del primer semestre del 2016 de Malova fue rechazado y se le pidió a la ASE reforzar su investigación contable y financiera y presentar argumentos más sólidos contra funcionarios a quienes se les había encontrado irregularidades y llamarlos a comparecer para que solventaran las deficiencias.

El rechazo paró por varios meses el trabajo de la ASE con planes de demandar penalmente a algunos funcionarios de primer nivel del gobierno malovista. Aun si, con elementos a la mano, en espera de otra nueva sesión del Congreso para la revisión de las cuentas públicas, la Auditoría Superior presentó 13 denuncias contra ex servidores públicos por malversación de fondos.

Seis denuncias de hechos ante la Fiscalía General del Estado y las correspondientes solicitudes de procedimientos de sanciones administrativas sancionatorias.

“Aunado a ello presentamos también siete denuncias de hechos pertenecientes a ejercicios anteriores mismas que se relacionan con la Secretaría de Obras Públicas, el Fideicomiso de Fomento Agropecuario del Estado de Sinaloa, y algunos municipios, que importan en su conjunto 252 millones de pesos”, explicó Ema Guadalupe Félix Rivera titular de la ASE.

Por su parte, la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas a la Cuenta Pública del gobierno de Sinaloa detectó diversas irregularidades: desvío de recursos públicos, pagos con facturas apócrifas, retención de cuotas a trabajadores que no fueron enteradas y contratación de proveedores sancionados por el Gobierno federal.

El PAN, Morena y Panal intentaron que los dictámenes de las Cuentas Públicas del primer semestre elaborados por la Auditoría Superior del Estado, que involucran a ex funcionarios malovistas en desfalcos, fueran rechazados y parar así los procesos penales abiertos y otros que están por abrirse.

La aprobación de las cuentas públicas certifica que las irregularidades y desfalcos detectados por la ASE cuando menos en los documentos de los primeros seis meses del 2016 están bien sustentados técnica y contablemente.

Sin embargo, en el pleno del Congreso diputados del PAS hicieron público su desacuerdo contra varios “paquetes informativos” del segundo semestre por considerar que contienen fallas técnicas o contables.

En lo corto, abajo del estrado, el diputado Víctor Antonio Corrales Burgueño, dijo que el dictamen esta incompleto, mutilado o “limpiado” y que así el PAS se oponía rotundamente a su aprobación.

“Urge que la auditoría profundice en la investigación del segundo semestre para que no se vayan sin castigo algunos funcionarios públicos. Si avalamos o aprobamos lo bien hecho no avalamos lo hecho incorrectamente”, puntualizó.

El dictamen del segundo semestre del 2016 fue aprobado con 23 votos de diputados a favor, 21 de priistas, uno del verde ecologista y uno de Nueva Alianza; votaron en contra 14 legisladores del PAN, PAS y Morena. Finalmente la mayoría del PRI se impuso, a lo que el PAS consideró “cuenta irregular”, y fue aprobada.

Después de la aprobación de las Cuentas Públicas la Auditoría Superior del Estado liberará cuando menos otras 10 denuncias contra funcionarios malovistas.

El dictamen final de la Cuenta Pública fortalece el trabajo técnico y profesional de la Auditoría Superior del Estado y el Congreso del Estado. La aprobación no da impunidad a nadie. Por el contrario, facilita a la ASE su trabajo para agilizar la canalización de demandas penales y administrativas.

PAN Sinaloa ¡CULPABLE!

En una nota firmada en la ciudad de México y difundida por el portal «La Izquierda»,  el periodista Rafael Inés Angüamea Ricaldi, revela que para la verdadera izquierda del país ya existen culpables de la catástrofe económica y financiera de Sinaloa: el PAN y sus “aliados colaterales” que amafiados con la oligarquía priista saquearon dolosa y descaradamente los presupuestos del gobierno estatal.

Señala que el “el PAN y sus actores quieren escapar al juicio penal e histórico por imponer por la vía del fraude electoral un gobierno corrupto en Sinaloa”, se concluyó.

En la lista de quienes deberían de ser enjuiciados por el desempeño “desastroso” del gobierno de Mario López Valdez, en poder de la verdadera izquierda aparecen Manuel Clouthier Carrillo, Jorge del Rincón Bernal, Heriberto Félix Guerra, César Nava, Roberto Radamés Cruz Castro, Zenén Xóchihua, Francisco Córdova Celaya, exgobernadores de la “camarilla mafiosa” (….).

Recuerda que en el 2010 Malova ganó las elecciones en Sinaloa apoyado por la alianza PAN-PRD. El prometido “gobierno del cambio” devino en “gobierno de la corrupción”, protegido por diputados del PAN y del PRD y amplios segmentos del PRI, entre los que destacadas figuras de este partido que trabajan para el gobierno de Quirino Ordaz Coppel o se desempeñan como diputados locales o federales.

Para Morena –escribe Rafael Inés Angüamea- dos de los personajes más corruptos y cínicos beneficiarios del gobierno de Mario López son Juan Pablo Yamuni Robles, que estuvo al frente de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, y Roberto Ramsés Cruz Castro, quien fuera coordinador de asesores y secretario de Desarrollo Económico, mismos que el PAN lanzó a los medios de comunicación “para culpar a otros” de la debacle y la corrupción del PAN.

“Imposible cambiar la historia. Quienes llevaron al poder a Malova y gobernaron y cogobernaron deben ser sometidos a juicio penal y popular”, dijo.