El PAN también tiene su crisis…

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. Albert Einstein

En una de nuestras anteriores entregas escribimos sobre los riesgos que tiene el PRI, la cerrazón de sus dirigentes que se empeñan en mantener las viejas mañas para impedir avances democráticos a su interior y la amenaza principal que se cierne sobre el añejo tricolor con el crecimiento de Andrés Manuel López Obrador.

Pero no es solo el PRI el que está inmerso en esta situación crítica.

El Partido Acción Nacional sufre también de una gravísima crisis que lo ha hecho retroceder después de haber sido el partido en el poder durante dos sexenios y haber logrado importantes avances en los procesos electorales que, en el caso de Sinaloa en una ocasión ha estado a punto de alcanzar la gubernatura.

El trabajo de los panistas auténticos, de aquellos que lucharon contra viento y  marea con mas voluntad que recursos y que poco a poco lograron que su partido fuera avanzando se derrumbó.

La llegada de nuevos panistas que mas que implantar una verdadera democracia en México buscaban alcanzar el poder por el poder hizo a un lado los objetivos de los fundadores de Acción Nacional encabezados por don  Manuel Gómez Morín, Efraín González Luna, Aquiles Elorduy, Luis Calderón Vega, Francisco Fernández Cueto, Alejandro Ruíz Villaloz, Rafael Preciado Hernández, Juan Gutiérrez Lascuráin y Manuel R. Samperio entre otros.

En Sinaloa fue mas lento el crecimiento del panismo que nació como partido en 1939 pero aquí fue hasta 1980 que tuvieron su primer candidato a la gubernatura en el mazatleco Andrés Cázarez Camacho, quien inició su recorrido por Sinaloa acompañado de Rosendo Peralta.

Una campaña con donde la voluntad era la fuerza que los impulsaba y que realizaron a bordo de una vieja camioneta que les prestaron en Culiacán. Don Andrés quedó muy abajo de Antonio Toledo Corro ganador de la contienda.

Pero en esas elecciones tanto el PAN como el PSUM y el PARM pudieron acceder a las primeras diputaciones a través del sistema de diputados de partido, antecedente de los Plurinominales y así entraron a la L Legislatura del Congreso local  Pedro Rigoberto López Alarid y Zenén Xochihua Valdez.

Además de la apertura via diputados de partido, el PAN comenzó a crecer y en las elecciones de 1983 el municipio de Mazatlán fue objeto de cerrada disputa entre Humberto Rice y el Arq. Quirino Ordaz Luna que fue el Presidente Municipal en ese trienio.

Pero ahí el PAN gana su primera diputación de mayoría con Alfredo López Arregui en el distrito XVI de Mazatlán. Y alcanzaron tres mas por la otra vía para Rafael Morgan Rios, Miguel Angel Meza Atondo y Jesús Ramón Rojo Gutiérrez.

En 1995, durante la gubernatura de Renato Vega Alvarado el crecimiento del PAN se vio reflejado en el proceso electoral cuando este partido ganó cinco Alcaldías: Ahome con Francisco Salvador López Brito, Culiacán con Sadol Osorio Salcido, Mazatlán con Alejandro Camacho, Roberto Gastélum Castro en Salvador Alvarado y Marco César Almaral Rodríguez en Navolato. Y también ganó seis diputaciones de mayoría relativa.

Fue el mejor año de Acción Nacional en los procesos electorales locales de Sinaloa.

Por cuanto a las elecciones de Gobernador el PAN se acercó al triunfo en 1992 cuando Emilio Goicoechea Luna quedó a 23 puntos de Renato Vega Alvarado  que fue el ganador.

Repitió con Goicoechea en 1998 que compitió contra Juan S. Millán Lizárraga. Ahí el PAN se acercó mas al quedar 15 puntos abajo de Millán.

Pero donde mas crecimiento tuvo fue en las elecciones del 2004 en donde Heriberto Félix Guerra se quedó a solo 1.5 % del ganador Jesús Aguilar Padilla.

En el 2010, el PAN buscó alianzas con el PRD y Convergencia. Felipe Calderón les ayudó al meterles a Mario López Valdez como candidato de la coalición. Un candidato populachero que prometía mucho y bailaba mas moviendo las caderas, para resultar un fiasco como gobernador.

Si bien el PAN se atribuyó el triunfo, aunque después se arrepintió, el gane no fue de ese partido sino las circunstancias, la campaña dolosa que realizaron Malova y sus asesores para descalificar a Jesús Vizcarra Calderón.

Fueron las elecciones con mayor participación ciudadana y la inyección de miles de votos por los mapaches panistas comandados por Frank Cordova enviado por Felipe Calderón.

La debacle panista en Sinaloa llegó en el 2016 cuando fue desplazado por el Partido Sinaloense de Héctor Melesio Cuen hasta la tercera posición como fuerza política.

Ahí con Martín Heredia como candidato solo alcanzó 180,479 votos, mientras que Héctor Melesio Cuen en la primera incursión del PAS en un proceso electoral lograba 267,029 sufragios, 86,550 mas que el panista, y Quirino Ordaz Coppel postulado por el PRI, PVEM Y PANAL se alzaba como triunfador con  427,887 votos.

Las disputas internas, la lucha por las parcelas de poder al interior del partido lo fracturaron a grado tal que casi un año después del proceso 2016 apenas acaba de completar su gobierno interno con la conformación de su Comisión Permanente y tiene pendientes en una resolución del Tribunal Electoral de Sinaloa y las fracturas sin cerrar.

Persiste la división.

Pero no es solo en el PAN sinaloense. El problema se vive también en el nacional en donde la lucha por la candidatura presidencial ya inició y amenaza con fracturar mas al partido fundado por don Manuel Gómez Morín.

Margarita Zavala Gómez del Campo lucha por esa candidatura. Su esposo el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, su lastre mayor, la impulsa y hasta ha amenazado con que si no le dan la candidatura podría irse a otro partido.

La quiere también el ex Gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle, quien trae pre campaña por todo el país, recorriéndolo presentando un libro y dado conferencias, como también ha tapizado carreteras y calles de ciudades importantes con espectaculares promocionando su imagen.

El Presidente del CEN panista, Ricardo Anaya también trabaja y su equipo igual en pos de la candidatura presidencial.

Y no son los únicos ya que Ernesto Ruffo Appel y Juan Carlos Romero Hicks ya levantaron la mano diciendo que también la quieren.

No obstante que Acción Nacional ha ganado gubernaturas, algunas solo otras en alianza con el PRD para sumar en conjunto 16, sus filas están debilitadas en varios Estados, no solo en Sinaloa.

Los estrategas del PAN no lo dicen pero reconocen que sus fuerzas no les alcanzan para buscar con éxito el triunfo en el 2018 y bajo el pretexto de cerrarle las puertas al PRI para que no repita en la Presidencia atienden el llamado del demeritado PRD para integrar un Frente Amplio Democrático.

La realidad es que PAN y PRD tienen un enemigo peligroso en Andrés Manuel López Obrador que en el proceso del año próximo será el enemigo a vencer también por el PRI y sus aliados.

Nada menos el sábado pasado estuvo en Culiacán el Dip. Guadalupe Acosta Naranjo (nativo de Juan José Rios) ex presidente interino del PRD para sostener una reunión en busca de conformar ese frente en Sinaloa.

Se reunió con el también Dip. federal, pero panista, Jesús Rodríguez, con asistencia de los panistas Luis Roberto Loaiza Garzón, Dip. Roberto “El Güero” Cruz del PAN y el perredista Juan N. Guerra para sentar las bases de ese frente.

Sin embargo todo parece indicar que la amplitud de ese frente no pasaría de dos partidos sin la fuerza suficiente para ganar las elecciones federales ni las locales del año próximo.

Los otros “de oposición” o paleros busca posiciones pluris no entrarían a ese frente. Al menos no todos.

Ven ya mejores ofertas en otros como Morena o el mismo PRI con el que seguirán el PVEM y Nueva Alianza.

Como el enemigo a vencer es Andrés Manuel y su Morena si lo quieren derrotar tienen que sumar fuerzas mayores, por eso hay analistas que ya ven la posibilidad de que la alianza del PAN pudiera darse con el PRI.

Imposible! dirán algunos.

Pero si el PAN ha hecho alianzas con su antes principal opositor ideológico y echó por tierra la teoría física de que agua y aceite no se revuelven, pues no sería imposible que se diera el caso PRI-PAN-PVEM-PANAL y otros en la candidatura presidencial y añadir al PAS en las fórmulas locales.

Y en cuanto a lo local el PAN deberá reforzarse con partidos que le garanticen votos o seguirá cayendo en picada.

Si la crisis panista es seria en el país, en Sinaloa es terrible y no hay visos de que mejore.

José Ángel Sánchez López

Con 59 años de experiencia periodística, fue director de El Debate de Culiacán, El Diario de Culiacán y El Sol del Pacífico. Ha extendido su experiencia a varios noticieros de radio, aportando sus analisis y reflexiones.