GobiernoEspía, trending topic

Desde que se difundió la investigación publicada en primera plana por The New York Times sobre, al menos, 76 nuevos casos de espionaje a periodistas como Carmen Aristegui, su equipo de Aristegui Noticias, de Carlos Loret de Mola, Salvador Camarena, Daniel Lizárraga, abogados defensores de derechos humanos del Centro Pro y de las organizaciones Al Consumidor y de Mexicanos contra la Corrupción el hashtag #GobiernoEspía se convirtió en la principal tendencia en Twitter y con cientos de referencias en Facebook.

En la primera hora, #GobiernoEspía generó 10 mil tuits e inundó con comentarios críticos hacia el gobierno de Enrique Peña Nieto, ya que el malware Pegaso sólo puede ser adquirido por instancias de gobierno como la Procuraduría General de la República, la Secretaría de la Defensa o el CISEN de la Secretaría de Gobernación.

El segundo hashtag más mencionado, relacionado con el mismo tema fue #Pegasus, al referirse al sistema operativo del espionaje que fue instalado en los teléfonos inteligentes que roban contactos, fotos, videos, mensajes y hasta geolocalización de los espiados.

En su cuenta @Cencos afirmó que “los ataques con malware #Pegasus fueron sistemáticos; la mayoría están relacionados con coyunturas que apuntan a interese del gobierno”.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales, una de las tres organizaciones que encabezaron la investigación, detalló en su cuenta de Twitter @R3dmx los objetivos del espionaje y las coyunturas de cada una de ellas:

-“#GobiernoEspía agrupa 5 casos de espionaje: CentroProdh, AristeguiOnline, Carlos Loret, IMCO y Mexicanos contra la Corrupción”.

-“Se documentó que dos o más objetivos recibieron mensajes idénticos o muy similares lo que sugiere un atacante común”.

-“#GobiernoEspía revela que 12 periodistas y activistas en México fueron atacados con el malware Pegasus entre 2015 y 2016”.

La organización Artículo 19, dedicada a la defensa de la labor periodística y al acceso a la información, también se convirtió en uno de los motores de la información y difundió el link con el informe completo que se dio a conocer en rueda de prensa al mediodía de este lunes.

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez afirmó:

“Estamos indignados por el espionaje del que hemos sido objeto del #GobiernoEspía. ¡Ya basta!”.

El organismo que lleva también el caso de los abusos sexuales de mujeres en Atenco, en mayo de 2006, durante el gobierno de Peña Nieto en el Estado de México, subrayó en su mensaje en redes sociales que “la defensa de nuestros casos, además de beneficiar a personas en vulnerabilidad, ha contribuido a generar normas y estándares más democráticos en la impartición de la justicia”.

El exitoso sitio @Pictoline, dedicado a las infografías, explicó en una imagen la mecánica del espionaje mediante el malware Pegasus de la compañía israelí NSO Group. El gobierno puede acceder a “tus llamadas, tus contactos, tus mails, tu agenda, e incluso activar la cámara y el micrófono para grabar conversaciones”.

Silencio de las cuentas oficiales

Ni la cuenta del presidente Enrique Peña Nieto (@EPN), ni de la Procuraduría General de la República o la de su titular Raúl Cervantes (@RaulCervantesA) o la del secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong (@osoriochong), mucho menos la cuenta de la Secretaría de la Defensa se hizo referencia alguna al escándalo de #GobiernoEspía, a pesar que la mayoría de los comentarios en Twitter responsabilizaron al gobierno federal.

Sólo la senadora Dolores Padierna, coordinadora de la bancada del PRD, afirmó en su cuenta que “#GobiernoEspía es una franca violación a las leyes y a la Constitución. Un Big Brother autoritario”.

Ninguno de sus homólogos del PT-Morena, del PAN o del PRI se pronunciaron al respecto.

Tampoco los aspirantes o precandidatos y precandidatas a la presidencia de la República decidieron pronunciarse sobre este escándalo.