El gobierno de Sinaloa se ha hecho pendejo: JCC

A purificar Mazatlán para el Tianguis

 Claro que se han hecho pendejos, dirían muchos en Sinaloa. Y es que el hartazgo es completo ante la ola de violencia que no perdona a nadie. Con la muerte del hermano del campeón del mundo Julio César Chávez, Rafael, y el levantón de al menos una decena de comensales del restaurant Mar & Sea en Culiacán, la crisis por la inseguridad se vuelve más evidente. Ni el Secretario General de Gobierno Gonzálo Gómez ni el Subsecretario Antonio Castañeda ni mucho menos el Fiscal del Estado, Juan José Ríos Estavillo, pueden calmar la ira del gran campeón del box. Sus palabras suenan fuertes porque es el sentir íntimo de muchos lastimados por la violencia. Julio César sabe lo que dice: “No, no he hablado con el Gobernador, no he recibido ninguna llamada de parte del gobierno. Se ha hecho pendejos también yo creo. No sé qué es lo que está pasando, pero yo voy a tener que actuar por mi propia cuenta. Yo voy a tratar que esto se esclarezca”, y concluiría: “Yo le prometo que esto no va a quedar impune. Bueno no, se los juro, chingo a mi madre si no”…

El aparato gubernamental prepara una limpia mágica de las primeras plazas de los “50 municipios prioritarios” en donde aparentemente se ha desplegado la estrategia del Presidente Enrique Peña Nieto para combatir los homicidios y disminuir el ambiente de violencia que se vive en ellos. A través del organismo “México Evalúa” se higieniza a esos municipios letales del país y ahora resulta que los primeros lugares, es decir los más violentos, cayeron más de 40 puestos en el deshonroso ranking publicado por esa firma. Ciudad Juárez que el año anterior era la ciudad más peligrosa de la República ahora por poco y sale de la lista de las 50 al ubicarse en el último escaño. Casi la pintan de color de rosa. Por su parte Acapulco Guerrero mostró según este estudio una mejora al moverse del segundo al décimo tercer sitio, mientras que La Paz Baja California se ubicó del tercero al 47. Chihuahua, Chihuahua bajó su rendimiento criminal porque va del cuarto lugar al 49 y Apatzingán en Michoacán del quinto al 45. Una ciudad que no muestra remedio es Culiacán ya que va que vuela rumbo a la cúspide de esta tabla al quedarse con el tercer lugar cuando en la última evaluación ocupaba el sexto. Al municipio que sí le pintaron todo un redondel para ultimar su mala imagen fue a Mazatlán. Aunque empezó el año 2017 con más de 58 muertos en solo un mes, escandalizando con 25 en la cuarta semana de enero, ya se santificó el puerto de un solo plumazo pues se ubica en el lugar 48 deslizándose ahí desde el séptimo  del ranking de los municipios más letales. El estudio purifica a Mazatlán para dejarlo listo para la realización del Tianguis Turístico 2018…

Tras su reunión con Jay Epping, Jefe de la sección consular de Hermosillo antes de tomar su cargo como Presidente Municipal de Mazatlán, Fernando Pucheta Sánchez dejaba ver su poca claridad mental y su corta visión al publicar las aparentes declaraciones del funcionario gringo. De poco servía para la imagen no solo de Sinaloa sino del puerto lo dicho: “Me informaba que desgraciadamente en Estados Unidos no se recomendaba venir a Sinaloa y los únicos lugares que se salvan son Los Mochis y Topolobampo, y que en Mazatlán se les recomienda ir a Zona Dorada y Centro Histórico, además de viajar por avión y por mar, es decir, a través de cruceros, y no hacerlo por carretera por el nivel de violencia que existe de Estados Unidos (frontera) a Sinaloa”. Flaco favor hacía Pucheta con reproducir lo platicado con Jay Epping. Hoy esas palabras pueden resultar peligrosas ante la organización del Tianguis Turístico 2018 en su tierra…

Sí se ha vuelto sospechosa. La verdad se ha tornado muy sospechosa. La Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública de Sinaloa purga su imagen desfilando por los noticieros y medios a los que paga igualas publicitarias. Incluso, justifica su trabajo y pone a remojar sus barbas en el Congreso del Estado. Su Comisionada Presidente Rosa del Carmen Lizárraga Félix ya muestra el rostro del ostracismo simulado. Está empotrada en el trono de la “transparencia de oropel” donde los sujetos obligados se burlan de la ley, mientras ella disfruta de las viandas de su vida de funcionaria: no solo recibe un sueldo de 60 mil pesos, además goza de un apoyo de servicios de gestorías por 12 mil mensuales y su soliloquio dispone casi de manera discrecional de más de 2 millones de pesos para comunicación social y publicidad al año para este periodo fiscal.  Es juez y parte. Pretende imponer sanciones y multas por incumplimientos de publicación de información pública a entes obligados, pero ni ella cumple al 100 por ciento con la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Sinaloa. Al menos violenta el artículo 2 en sus fracciones I, II y IX. También se pone en duda la actuación del CEIAP en el artículo 8 en sus fracciones I, III, V y VII. La buena fé, eficacia, independencia y máxima publicidad se revuelven con incertidumbre. La Comisión no se ve la cola…