Clouthier, candidato del PRI

De la transparencia y otras yerbas embodegadas….

No son pocos los políticos sometidos a acres críticas para exigirles que transparentes su patrimonio, sus ingreso, sus negocios, sus parentescos, para tener una idea de con quien trata la sociedad, más en la víspera de las campañas políticas o en pleno ejercicio de las tareas electorales o de gobierno.
No son menos a quienes también se les hurga en el pasado para intentar dar con sus genes políticos. No hay duda: el ADN marca.

El tema se aborda porque Jesús Vizcarra Calderón, Emilio Goicochea Luna, Juan S. Millán, Héctor Melesio Cuen Ojeda, Heriberto Félix Guerra, Jesús Aguilar Padilla, Francisco Labastida Ochoa, Antonio Toledo Corro, y más, muchos personajes políticos más, han sido tratados o son tratados con “rudeza mediática”, propia del cargo al que aspiran o han aspirado. O de las funciones que desempeñan.

Se les ha ubicado a todos en su exacta dimensión política. Otros son descalificados con perversidad ad hoc a los momentos políticos. Sin mitificaciones. Sin preámbulos retóricos.

Sí. Falta “desmenuzar”, con rigor periodístico, a dos personajes, de quienes en realidad la generación presente sabe poco o nada. A uno, lo han cubierto, después de fallecido, con el tamiz de una especie de “deidad política”, y el otro, usa un lenguaje soez, grosero, con el que temen topar aquellos que osen posar sobre él cualquier indagatoria periodística.

Se trata del ex candidato presidencial del PAN, Manuel de Jesús -El Maquío- Clouthier del Rincón (+) y de su hijo, Manuel Clouthier Carrillo, ex diputado del PAN y actual diputado “independiente”.
El pasado accidentado de Clouthier, padre, es oculto por los “manuales de la deidad” con los que se le arropa, angelizándolo, intentado hacer creer que fue un ser celestial de la política. Se le fabricó la imagen de protomártir de la democracia, salido de la oligarquía económica ¡Qué cosas!
Clouthier del Rincón escapó, de manera inexplicable, a una investigación de la PGR (Ahora la DEA rastrea, para referencia histórica-policial), por el hallazgo de varias toneladas de mariguana en sus bodegas de El Palmito. Olímpicamente esquivó la indagatoria federal argumentado que la bodega la había rentado a un señor de apellido Carrillo. Pedro Ojeda Paullada, a la sazón procurador general de la República, mandó archivar la investigación.
De la militancia de Manuel Clouthier del Rincón en el PRI se poseen retazos históricos importantes.

Se pretende que caiga en el olvido el hecho de que a Clouthier, padre, no lo movió un afán democrático en su llamada “lucha por los mexicanos”, sino sus odios, sus desencuentros políticos, personales, con el presidente de la República, Luis Echeverría Álvarez, que amenazaba con expropiar sus tierras. El hambre del pueblo no motivó a Clouthier a “rebelarse” contra el gobierno, lo que lo agitaba era el temor a perder su latifundio (sus tierras).

Democracia y Demagogia

José Luis Escobar Arroyo, nació en San Cristóbal de la Vega (Segovia), lugar donde se ambienta su obra La Hija del Tiempo. Abogado de profesión es crítico de sistema educativo español y el destierro de las humanidades. Divulga, de manera novelesca, el pensamiento de los clásicos griegos.
En su artículo Democracia y Demagogia, José Luis Escobar explica que fue Aristóteles el que definió la demagogia como la forma corrupta de la democracia. Polibio a la democracia degenerada la denominó oclocracia.
Precisa que oclocracia o demagogia es una forma de gobierno que parte de la situación anterior y gira hacia otra en la que el poder es puesto en manos de demagogos, gente que alaba al pueblo, que le engaña mediante las palabras, que le promete lo imposible y utiliza estos medios para arrastras a las masas. Esta forma de gobierno -la tiranía de las masas- fue considerada por los grandes pensadores griegos como la más peligrosa de todas, la causa de la degeneración y desaparición de la Atenas de Pericles, de la condena de Sócrates por 500 ciudadanos-jueces.
La demagogia, tiene como rasgo especial, el cambio de significado de las palabras, para adecuar los hechos a la idea del demagogo.
Cambiando el significado de las palabras, el demagogo dirige al pueblo mediante el engaño y éste lo sigue ciego.

De los genes y otras casualidades

Manuel -El Maquio- Clouthier del Rincón nació el 13 de junio de 1934 en Culiacán, del matrimonio de Manuel Clouthier Martínez de Castro y María Cristina del Rincón Bernal, parte de una familia propietaria de 30 mil hectáreas en el Valle de Culiacán, descendiente de Jean Auguste Clouthier, médico francocanadiense avecindado en ese lugar desde 1850.
En élite política en Sinaloa: conformación y permanencia, 1950-2010, el investigador Octaviano Moya Delgado, ofreció la historia del clan Clouthier, que tiene su raíz principal en el doctor Juan Augusto Clouthier, quien llegó a la ciudad de México procedente de Montreal cuando se desencadenó en Sinaloa un brote de cólera morbus.
Augusto Clouthier contrajo nupcias con Guadalupe Cañedo de Rojo. Del matrimonio Clouthier-Cañedonacieron cuatro hijos: Manuel, Jorge, Guadalupe y Aurelia, quienes radicaron en Mazatlán hasta que murió el doctor, motivo por el cual la viuda y sus hijos se trasladaron a Culiacán.
Los Clouthier ahora mantienen parentesco con los Andrade, los Martínez de Castro, los Cañedo, los Carrillo y los Del Rincón, entre otros.
Octaviano Moya Delgado escribió En élite política en Sinaloa, que de la descendencia, Manuel de Jesús -El Maquío- Clouthier del Rincón es el más conocido. Contrajo nupcias con Leticia Carrillo el 13 de junio de 1959. De este matrimonio nacieron 11 hijos: Leticia María, Manuel, Eric, Rebeca, Tatiana, Cid Esteban, Juan Pablo, Lorena, Lucía, Irene y Ricardo.
La sociedad sabe de Manuel, Rebeca y Tatiana Clouthier Carrillo por su activa participación política. De Lorena porque está casada con Heriberto Félix Guerra, quien fue secretario de Desarrollo Social del panista Felipe Calderón Hinojosa ¿Qué hace o a qué se dedica el resto de los hijos de Manuel Clouthier del Rincón?
En pleno éxito agroeconómico y en funciones de presidente de la Unión Nacional de Productores de Hortalizas, en un mitin celebrado el 16 de agosto de 1971 El Maquío fue postulado candidato del PRI a la presidencia municipal de Culiacán por su tío Jorge del Rincón Bernal, presidente de la Cámara de Comercio local; como finalmente el PRI designó a otra persona, Clouthier optó por la vía política que le ofrecían los organismos empresariales: el PAN.
Opositor al reparto agrario, Clouthier participó en la oposición empresarial al presidente Luis Echeverría Álvarez, quien amenazaba expropiar terrenos de su propiedad durante los últimos meses de su mandato; Clouthier organizó la resistencia y buscó el apoyo de empresarios de otros estados que se encontraban en situación similar, argumentando que su empresa “Paralelo 38” no era latifundio como el de su abuelo que fue afectado por la reforma agraria cardenista, sino una unidad de producción agrícola exitosa económica y socialmente. No perdió sus tierras.

¿Y del diputado “independiente”?

¿Qué tanto sabemos de Manuel Clouthier Carrillo? ¿Qué tan transparente y sincero ha sido de cara a la sociedad? ¿Es en verdad un luchador social o más bien es un defensor de sus propiedades, la de sus socios y familiares? ¿Qué valor tiene la democracia para Clouthier? ¿O nada más usa el término democracia para aparentar ser uno más del “pueblo” cuando en realidad es miembro de la oligarquía económica de Sinaloa? ¿Qué trato les da Clouthier a sus hermanos?
Encontrar respuestas a estas preguntas es importante para la sociedad sinaloense en el ánimo de transparentar a un personaje que cubre sus flancos, su frente y su retaguardia, con un lenguaje soez, y que penetra y alcanza simpatías en algunos estratos de la sociedad hablando mal de todos y de todas, del gobierno, e incluso de aquellos que le han ayudado a escalar posiciones políticas.
Del panista Felipe Calderón que lo hizo diputado federal plurinominal, Clouthier Carrillo, dijo que posee un “complejo napoleónico”. Las diferencias con Calderón vinieron por la negativa del otrora presidente de la República y de la dirigencia nacional del PAN a darse su apoyo a la candidatura al gobierno de Sinaloa y al Senado de la República.
En Noroeste, del cual es copropietario, el 27 de junio del 2010, el diputado del PAN (hoy también diputado, pero “independiente”), acusó a Calderón de tener un “complejo napoleónico”, de cobrar facturas a los panistas disidentes y de querer el control del PAN “al no poder gobernar el país”.
Manuel Clouthier se acercó también a Andrés Manuel López Obrador, quien después lo desechó por mantener “vínculos triangulados” con Quirino Ordaz Coppel y otros Coppel, con quien AMLO mantiene pleito cazado y por la inclinación a favor del candidato del PRI de la élite empresarial, a la que esta ligado Clouthier, a las aspiraciones de quien hoy es gobernador de Sinaloa.
El tío de Manuel, Jorge del Rincón Bernal, que lanzó a su padre, Maquío Clouthier en el 1971, como candidato del PRI, no tuvo ningún empacho en declarar en el 2016, que el voto de él sería a favor de Quirino Ordaz Coppel.
“El apellido Coppel es garantía de honestidad, porque tienen dinero y no llegarán al poder a enriquecerse”, dijo en la víspera de las elecciones Jorge del Rincón.
El 6 de marzo del 2006, Enrique Coppel Luken, envió una carta a sus 25 mil trabajadores, orientándolos a que votaran por Felipe Calderón Hinojosa y contra Andrés Manuel López Obrador.
A la cercanía del grupo político de Clouthier con los Coppel, se sumó el hecho de que Manuel Clouthier propuso como candidato del PRD al gobierno de Sinaloa al restaurantero Mariano Gómez para frenar el avance de los candidatos a diputados locales y alcaldías de Morena.
De Clouthier y sus tierritas poco se sabe. Son rico filón periodístico sus negocios y asuntos fiscales y el impacto ambiental que provocan sus empresas inmobiliarias. Son enigma para la sociedad el tema de las herencias, tocados de manera quisquillosa en la élite económica de Culiacán.
La realidad es que del diputado “independiente” poco se sabe. En fin. De la transparencia pocos se escapan…