Ciclismo y alimentación

Todo deporte requiere de una alimentación adecuada, y esta es esencial para un buen rendimiento.

En el caso del ciclismo que es un deporte de alta resistencia, que somete al organismo a un desgaste y exigencias físicas considerables, se debe contar con una alimentación óptima y equilibrada.

Debe ser una alimentación que no solo se fije en la cantidad de alimento que se ingiere, sino en la calidad de nutrientes que se consumen tanto antes, durante como después de la realización de la actividad.

Para realizar ciclismo de una forma adecuada deberán tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Hidratación, que te permita reponer los líquidos perdidos durante el esfuerzo, además de tomar algo de agua durante el deporte, en cantidades pequeñas para evitar pérdidas grandes de líquidos.
  • Comer de 2 a 3 horas antes de salir con la bici para evitar problemas digestivos y falta de energía
  • Hidratos de carbono,la comida debe contener alta cantidad de hidratos, que puedes encontrar en cereales, frutas, pan, pasta, arroz, … todos ellos integrales y que vayan acompañados de carne, pescados, huevos, leche o derivados.

También es importante que pongas atención a los momentos en los que el cuerpo se ha sometido o se va a someter a mayor intensidad. Para esto durante y después del ejercicio ten en cuenta lo siguiente:

Durante el ejercicio: debes tomar algo tanto de comida como de agua cada 15-20 minutos, para evitar agotamiento y falta de energía, deberá ser bebida energética, barritas o geles energéticos, agua, algún suplemento de electrolitos mezclados con agua…

Inmediatamente después del esfuerzo: lo más recomendable es agua, bebida isotónica o alguna barrita o batido que te permita reponer líquidos. Después, para recuperar fuerzas debes ir introducción alimento, en forma de zumos de frutas, batidos, algún lácteo, pan con fiambre….