“Turismo electoral” y peculado de programas y servicios a favor del PRI

El proceso electoral en el Estado de México es el que ha generado más investigaciones por parte de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), con 246 expedientes y 192 órdenes de aprehensión.

El 64 por ciento de un total de 574 llamadas telefónicas de denuncia recibidas en FEPADETEL provienen de esta entidad y la mitad de las denuncias por redes sociales también son de ciudadanos mexiquenses.

La mayoría de las denuncias en el Estado de México se derivan de alteraciones al Registro Federal de Electores (157 expedientes), mejor conocido como “turismo electoral”, seguido por el peculado electoral (28 denuncias) que consiste en destinar bienes o servicios para apoyar a un candidato.

En tercer lugar están las violaciones cometidas por el reparto de la llamada Tarjeta Rosa, por parte del candidato del PRI, Alfredo del Mazo para la compra de votos. La FEPADE tiene 14 expedientes solamente de este caso y está en proceso de abrir una investigación a raíz de denuncias en Ecatepec.

Frente a los comicios del próximo 4 de junio, lo más delicado será el delito de recoger las credenciales de elector, así como la realización de algún acto de temor o intimidación en el electorado. De estos casos, la FEPADE tiene 13 denuncias.

Así lo expresó el fiscal Santiago Nieto, al comparecer ante los senadores integrantes de la Comisión de Seguimiento a los Procesos Electorales del 2017.

En el caso de las elecciones a gobernador en Nayarit, la irregularidad más grave detectada por la FEPADE es el llamado Programa Roberto Sandoval (PROSA), aplicado por el actual gobernador priista. Consiste en un programa donde les descuestan entre 5 y 10 por ciento a los trabajadores del gobierno para destinarlo a reparto de despensas “por catálogo”.

En Nayarit sólo existe 1 averiguación previa, 31 carpetas de investigación y la mayoría de los casos se derivan por destinar bienes o servicios de apoyo a un candidato o partido político y por la compra de votos y amenazas con la suspensión de programas (un total de 8 casos de ambos delitos).

En Coahuila, también se han denunciado 12 delitos por destinar bienes o servicios para apoyar al candidato del PRI, así como 9 casos de compra de votos y amenaza con suspensión de programas.

Hay 4 casos en esta entidad por solicitar aportaciones de dinero o en especie a subordinados y 4 denuncias por recolección de credenciales de elector.

En las elecciones municipales de Veracruz, la FEPADE heredó un total de 267 averiguaciones previas de las elecciones de 2016, en su mayoría por casos de “turismo electoral”.

Actualmente, ha abierto 63 investigaciones. En Veracruz, los delitos más denunciados son el condicionamiento de programas sociales (13 casos), la compra de votos y amenazas con suspensión de programas como Prospera (11 casos), realizar, destinar, utilizar o recibir aportaciones de dinero o en especie (8 casos) y destinar bienes o servicios públicos para apoyar a un candidato (5 casos).