Ataques contra la UAS buscan acabar con la jubilación dinámica

El asunto sindical de rechazo a Marco A. Medrano es revivido cíclicamente por los enemigos tradicionales de la universidad

Para los trabajadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa el caso Marco Antonio Medrano Palazuelos, es asunto del pasado revivido cíclicamente “por fuerzas externas”, por políticos chapuceros, sórdidos, interesados en desestabilizar la casa de estudios, acabar con su autonomía, los avances académicos y la jubilación dinámica.

Jaziel Trasviña Osorio
SUNTUAS Administrativos

Quien habla es Jaziel Trasviña Osorio, secretario de prensa y propaganda del SUNTUAS-administrativo. Forjado en la lucha sindical (toda su familia es sindicalista), explica que Antonio Medrano cayó “en un estado mental peligroso”, el cual es aprovechado por los enemigos tradicionales o nuevos de la UAS.

“Ya es un títere. Ya no es solamente Medrano el que se abalanza contra la UAS; él sólo es la voz, un tonto útil, del que aprovechan su ira, su rencor, para conspirar contra la UAS”, puntualiza.

“Veo atrás y adelante de la más reciente aparición de Medrano, difamando a la UAS, la intención de ‘reventar’ la Jubilación Dinámica. Ahí va a terminar todo si dejamos que sus mentiras tomen vuelo”, señala.

Considera que el asunto de Medrano Palazuelos fue un asunto sindical que feneció, pero lo han llevado a la arena política. “Medrano se presta a todo, mandó al diablo todo; se olvidó de sus raíces, pisoteando toda clase de ideologías y principios. En la UAS nadie le cree, pero sirve a las ‘fuerzas externas’, que lo usan como punta de lanza contra la institución”, añade.

  Marco Antonio Medrano acudió para defender “su dirigencia legítima”, con toda la parafernalia propagandística, a la Organización de los Derechos Humanos Red Solidaria Década Contra la Impunidad en Nueva York. La Red Solidaria tiene oficinas en la Ciudad de México.

Medrano Palazuelos planteó lo que a su juicio son abusos y el control político de la UAS. La ira de Medrano data del 2010. Después de perder las elecciones por la secretaría general del SUNTUAS-administrativos se negó a regresar a su centro de trabajo, motivo por el que se le rescindió el contrato laboral. Se opuso, incluso, a una nueva elección para reponer el proceso y se declaró “dirigente legítimo” del sindicato.

Del 2010 al 2017 se han celebrado otras tres elecciones para elegir dirigentes en el SUNTUAS-administrativos, pero “Medrano se quedó en su nube”, dice Jaziel Trasviña Osorio. Es desde aquel año, el 2010, cuando inició su peregrinar atacando y difamando a la UAS, haciéndose llamar “luchador social” o defensor de la universidad.

El coraje de Medrano estriba también en el nacimiento de una nueva corriente pro-académica que rescató a la UAS y que participa en política.

Durante décadas, en la pluralidad, la UAS ha sido semillero de candidatos del PRI, PAN, PRD y en los recientes cuatro años, también, del Partido Sinaloense; en las dos últimas elecciones grupos de universitarios participaron con MORENA. En el pasado ominoso la “izquierda” mantuvo el control administrativo y político de la Universidad y la sumió en el desastre académico y administrativo.

El propio Medrano Palazuelos, en el 2010, apoyó, en calidad de “perredista sumado” o aliado al candidato al gobierno de Sinaloa del PAN-PRD-PT-, Mario López Valdez. En el 2015 fue por la diputación por el 05 Distrito electoral federal abanderado por MORENA. Y en el 2016 respaldó al candidato del PRI-PVEM al gobierno de Sinaloa.

La caducó el asunto sindical

Jaziel Trasviña Osorio explica que “el asunto de Medrano Plazuelos es asunto sindical; es materia sindical que tiene que ver con nuestra organización. Nunca quiso regresar a trabajar, no le gusta. Le gusta vivir de los universitarios. Se acostumbró al viejo molde sindical-universitario: la rapiña”.

El secretario de prensa y propaganda del SUNTUAS-administrativos sostiene que “el caso Medrano es un caso cerrado”, pero lo politizan, él y quienes están atrás de él. “Me atrevo a decir que podría estar involucrado uno o dos ex gobernadores en los ataques ¿Quienes? Pronto se sabrá, no pueden permanecer ocultos por siempre”

“En el sindicato vemos tambien a un ex Rector ligado al ex gobernador, Jesús Aguilar Padilla, que tiene Poder, que se junta con los de la “izquierda” pero baja recursos de personajes priistas. En la gestión de ese Rector Medrano hacia de las suyas en la dirección de Recursos Humanos!”, acota.

Ahí, dañando a la Universidad, está metido también uno de los Coppel”, señala. Revela que uno de los Coppel, que se quiere elevar en “gobernador de facto”, mueve sus alfiles contra la UAS, y “se mueve lo mismo en el PAN que en el PRI. El dirigente estatal del PRI, un tal Gandarilla es su títere. Lo sacó de su empresa para meterlo al PRI”.

“Ese señor ya tiene metidas las manos también en el periódico Noroeste. Ordenó el despido del periodista Antonio Quevedo Susunaga para meter a uno de sus incondicionales a ese diario. Desde ahí esta atacando a la UAS”, acusa.

Señala que meses atrás, buscando como dañar a la UAS y a sus trabajadores en activo y jubilados, un legislador del PAN y otro del PRI tocaron las puertas de organismos nacionales de derechos humanos para orientar acusaciones de mal uso de los recursos de la Universidad.

Explica que el objetivo de los diputados era armar un frente contra la UAS para que se ejerciera presión y que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de Educación Pública retirara los apoyos o los presupuestos adicionales para el pago de la jubilación dinámica o la doble jubilación.

“Querían usar a los organismos de Derechos Humanos para joder a los trabajadores y provocar un colapso en la UAS. No les hicieron caso. Les dijeron que la Universidad goza de autonomía y que a estas alturas la institución mantiene una excelente imagen y ofrece magníficos resultados académicos, logrado grados de excelencia”, puntualiza.

Ahora -indica Jaziel Trasviña- “Medrano toma el mismo camino: acudir a una organismo de derechos humanos, pero a Nueva York, cuando esta Red, llamada Red Solidaria, tiene oficinas en la Ciudad de México. Estamos alertas ante cualquier acción que perjudique a los trabajadores en activo y jubilados y que atente contra nuestro sindicato y la autonomía universitaria”.

“Estamos alertas porque supimos de una reunión que sostuvieron los mismos de siempre, la gente que quiere que retrocedamos en el tiempo, que añora la universidad del caos, y que le busca por el lado de la Jubilación Dinámica. La quieren tronar para que cunda la inconformidad. En esas tramas anda metido el Medrano”, sostiene.

El perfil perverso del “luchador social”

Jaziel Trasvina Osorio revela que Marco Antonio Medrano Palazuelos participó en la elaboración del esquema del Fideicomiso para la jubilación dinámica, en calidad de secretario de Trabajo del SUNTUAS-administrativos. Tuvo la oportunidad de plasmar las modificaciones al contrato que posteriormente fueron aprobadas por la mayoría de los trabajadores.

Es decir -puntualiza- elaboró el dictamen y ante la base trabajadora se opuso.

Después se fue contra el Fideicomiso en forma abierta, agresiva, cobrando, a través de despachos jurídicos por las demandas para lograr su cancelación. La liquidación del fideicomiso creado para respaldar económicamente la Jubilación Dinámica dejó millonarias ganancias a los despachos jurídicos y a los promotores del movimiento.

El secretario de prensa y propaganda del SUNTUAS-administrativo, revela que en funciones de secretario de Trabajo Medrano gozaba del privilegio de contratar a nuevo personal, dando lugar, él, al mayor fraude laboral en la UAS al facilitar el ingreso de 400 personas a plazas laborales sin tener ningún derecho o relación escalonaría con la institución.

Denunció Jaziel Trasvina que amigos, compadres, vecinos o cualquiera que estuviera dispuesto a cubrir la cuota de ingreso, fue merecedor de la propuesta de ingreso de Marco Antonio Medrano. Siempre que el pago no llegaba, se recurría a demandas laborales en la Junta de Conciliación, obviamente canalizados por un despacho jurídico afín.

Explica que negocios de venta de ropa, zapatos, chamarras con los logos oficiales de la UAS, descontados vía nómina y actualmente la caja de ahorro de la asociación de jubilados apócrifa, en donde se presta dinero a sus “representados”, cobrando intereses muy altos y repartiendo las ganancias entre unos cuantos, son parte de los negocios que han mantenido económicamente a Medrano y su durante muchos años.

Jaziel Trasviña Osorio advirtió que un grupo de trabajadores activos y jubilados están pendiente de darle curso a una serie de demandas contra Medrano Palazuelos y sus socios por el descuento de cantidades “considerables” de dinero por encausar demandas contra la UAS, cuando nunca se les dijo que les iban a quitar parte de sus cheques una vez que el Fideicomiso fuera disuelto.

“Fue un despojo contra los trabajadores en activo y jubilados. Lo peor es que la SHyCP y la SEP reclaman el funcionamiento del Fideicomiso para darle viabilidad a la Jubilación Dinámica”, explicó.