Mal y de malas el PRI

Hay preocupación en el priismo mexiquense porque el gobernador Eruviel Ávila y el “líder” nacional Enrique Ochoa Reza se disputan el control de la campaña de Alfredo del Mazo y entorpecen el trabajo partidista.

Eruviel quiere significarse con llevar al triunfo al primo de Peña Nieto y hacer méritos para “la grande”; mientras Ochoa busca mostrar que sí las puede, ante los insistentes decires de que ya se va del CEN porque cantinflea mucho y no dio la medida. 

Por otro lado, los ataques del PRI a Josefina Vázquez Mota no surtieron efecto; fue muy burdo que la PGR se prestara al sainete de acusar por fraude a sus familiares y tratar de involucrarla. No sería mejor que la dependencia de Raúl Cervantes presentara ante la justicia a los últimos exgobernadores priistas prófugos: Javier Duarte (Veracruz), César Duarte (Chihuahua) y Roberto Borge (Quintana Roo) 

Este gobierno no toma en cuenta que los mexicanos ya no somos tan ingenuos, pues “la burra no era arisca, sino los palos la hicieron”. 

Para colmo, rumorean en Edomex que el cacique estatal perredista Héctor Bautista  

(jefe político de Netzahualcóyotl) acordó con el PRI lanzar a Juan Zepeda de candidato

a gobernador por el PRD para luego donarle sus votos a Alfredo del Mazo. Ahora dicen

que Bautista le pintará un violín al tricolor y Zepeda le pasará sus votos a la “juanita”

del Peje, Delfina Gómez, pues su corazón es moreno y ya logró los dividendos priistas

que esperaba. 

Negro es panorama del partidazo en los comicios de Nayarit y Coahuila; en el primero por el escándalo de la captura del fiscal estatal por narco en EU, y en el segundo por el pleito entre los hermanitos Moreira, Rubén, el gober, y Humberto, el ex.  

El narcoprocurador de Nayarit Edgar Veytia agudizó problemas al PRI en el estado para la elección de gobernador. Roberto Sandoval, el actual, debe renunciar por elemental dignidad y no salir con que ignora el imperio de Veytia, al que exhibía como funcionario priista eficacísimo, que disminuyó los delitos en el estado, porque los encubría muy bien como súbdito del Cártel Jalisco Nueva Generación, mafia predilecta del sexenio peñista. 

Si es venganza del Chapo, pues dicen que soltó la sopa en el penal de Brooklyn, N. Y; que se preparen otros narco-gobernadores y funcionarios que traen el pañal sucio, porque de que los hay los hay y algunos muy encumbrados. 

De plano, lo que debe hacer el gobierno federal, si quiere que gane Del Mazo en la tierra de Peña Nieto, es entregar a alguno de los exgobernadores prófugos. No basta con que la Interpol haya boletinado al chihuahuense César Duarte, como ya los hizo con Javier Duarte el veracruzano. 

La gente ya no se chupa el dedo, lo menos que dice es que Peña Nieto no sólo los dejó ir, sino que sabe muy bien donde están. ¿O esperan otro chivatazo del Chapo? 

El priista Antonio Enrique Tarín hizo el show de refugiarse en San Lázaro dizque para protestar de diputado como suplente del recién fallecido Carlos Hermosillo. Sabía que no lograría por la orden de captura por peculado en su contra; mas no dejó el recinto legislativo hasta ser amparado por una suspensión provisional.

Tarín realizó pagos por 246 millones como director del Comité der Adquisiciones del exgobernador prófugo César Duarte, a 4 empresas fantasmas, como hacen funcionarios en otros estados del país. 

Total este lunes arrancó la disputa por 14 millones 200 mil votos en cuatro estados: en  Coahuila y Nayarit por gobernador y ayuntamientos, el Edomex sólo por gobernador y en Veracruz por sus 212 alcakdías. 

¿Y los periodistas? Bien, gracias.

Para qué sirve Ricardo Nájera, que cobra como dizque fiscal para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, y cada que matan a un periodista –que es casi diario- ni siquiera se molesta en emitir una declaración.

Es mejor desaparecer esa fiscalía, inútil como tantos otros entes públicos, que no sirven  ni para hacerle al cuento en favor de gobierno de Peña Nieto.

Mejor que Nájera no nos proteja a los periodistas, y que el gobierno no le siga pagando con el dinero del pueblo. 

Nájera se dio el lujo de plantar a los diputados, que lo citaron para que informara qué ha hecho por los comunicadores. Es que no ha hecho nada.

Queda muy claro que esa fiscalía y otros muchos organismos oficiales deben desparecer. Seamos realistas: la economía ya no está petrolizada sino en quiebra por los despilfarros y la corrupción. ¡Ya párenle!

La nota chusca la dieron los neoyorkinos este sábado 1 de abril, Día de los Inocentes en EU (April fools day”), marcharon por la Quinta Avenida, del Parque Central a la Trump Tower, donde él vivía antes de ser presidente y aún habita su esposa Melania y su hijo Barron. 

Desfilaron con máscaras del detestado magnate, tras una carrosa en que iba sentado en un retrete un muñeco de Trump. 

Nueva York, llamada capital del mundo, y feudo demócrata, ha visto muchas protestas contra el déspota desde que le ganó la Casa Blanca (con trampa y media, según está apareciendo) a Hillary Clinton.