Cuén Ojeda pone en revolución al Senado

Para que todos entiendan. Sobre todo los sinaloenses. Aquí se escuchan los gritos templados y destemplados de los diputados locales y dirigentes estatales del PRI y del PAN en materia de combate a la corrupción y de mayor apertura democrática. En la Ciudad de México, en el Senado de la República, los legisladores de ambos partidos se desplazan en sentido contrario a los discursos anticorrupción y en pro de la democracia participativa.

  1. La Revocación de Mandato, revocatoria de mandato o referéndum revocatorio, es uno de los instrumentos más efectivos para el combate a la corrupción. Para iniciar, de hecho por la acción de la sociedad, procesos contra funcionarios públicos ladrones o irresponsables. Abusivos. La revocación de mandato es un procedimiento por el cual los electores pueden cesar de su cargo público a un funcionario electo, antes del término de su respectivo periodo, mediante votación directa. Mediante una consulta a la sociedad. A través de este procedimiento los ciudadanos pueden dar por terminado el mandato que le han conferido a una autoridad electa, como un presidente, un gobernador o alcalde, cuyo fundamento sería el principio de soberanía popular. Es un mecanismo de interrupción o término anticipado del mandato popular.
  2. Segunda Vuelta electoral o balotaje es el término utilizado para designar la segunda ronda de votación en algunos sistemas de elección a cargos ejecutivos (alcaldes, gobernadores y presidente de la República) o legislativos (diputados locales y federales y Senadores de la República).
    Consiste en que para llegar al cargo público que corresponda es necesario obtener más de la mitad de los votos emitidos. Cuando en una elección presidencial ninguno de los candidatos supera un determinado porcentaje de los votos (por lo general mayoría absoluta), se realiza una segunda vuelta para decidir entre los dos primeros candidatos.

Bien. La Revocación de Mandato y la Segunda Vuelta son temas que aborda de manera apresurada y accidentada el Senado de la República, no por el deseo de legislar, sino para no quedar envueltos a nivel nacional e internacional en un escándalo político de alta envergadura.

La Revocación de Mandato y Segunda Vuelta electoral son fundamentales para darles legitimidad a los gobiernos. Tres años atrás el Partido Sinaloense colocó en el Senado de la República, con el respaldo de 264 mil firmas de sinaloenses, dos iniciativas para dar forma legislativa-jurídica a ambas figuras.

Las iniciativas fueron “congeladas” por el Senado de la República.

La advertencia que asustó a los legisladores

A finales de marzo, en la Ciudad de México, el dirigente del Partido Sinaloense (Pas), Héctor Melesio Cuén, anunció que acudiría a instancias internacionales y pediría juicio político contra los Senadores que desde hace tres años mantienen “congeladas” las iniciativas ciudadanas sobre Revocación de Mandato y Segunda Vuelta electoral.

En rueda de prensa en las instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE), informó que presentó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) “un recurso de inejecución de sentencia, pues ese órgano ya había ordenado con anterioridad al Senado dictaminar las iniciativas ciudadanas, que fueron apoyadas con más de 264 mil firmas de sinaloenses”.
Añadió que el INE validó las firmas que fueron entregadas y por ello están cubiertos todos los requisitos legales para que proceda su desahogo.

También detalló que la sentencia del Tribunal fue enviada al Senado “y, aunque las iniciativas fueron turnadas a comisiones, ni siquiera ha habido reuniones para darles entrada en estas comisiones”.

Precisó que de continuar el desacato a una orden judicial, “los senadores estarían sujetos a las medidas de apremio, incluyendo la destitución, el juicio político”. Cuén Ojeda advirtió que, de seguir el incumplimiento, acudirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar el caso.

“Descongelan” las dos iniciativas

En la lucha política de los contrarios se asume como principio y técnica la Dialéctica: esto es, la “conversación” de los beligerantes con base en razonamientos y argumentaciones para llegar al acuerdo que desemboca en la síntesis.

Ese es el estado en que ha entrado las iniciativas de Revocación de Mandato y de la Segunda Vuelta Electoral para la formación de los poderes públicos, de las que ha sido precursor el PAS, y que a partir de la presión y discusión le han sobrado clones y paternidades partidistas e individuales, que no han hecho más que cachar la sólida exposición de motivos de la iniciativa sinaloense.

De dialéctica: al arrancar en abril el proceso legislativo federal, encontramos una palpable contradicción entre los mandos de las cámaras federales y sus comisiones de dictamen respectivas.
En el Senado, donde se retuvo en la “congeladora” las iniciativas del PAS durante más de tres años, finalmente el presidente la Comisión de Puntos Constitucionales, el priista Enrique Burgos García declaró rotundamente su rechazo a ambos proyectos.

Por ese carril se encaminó el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Alejandro Encinas, quien llegó al Senado por el PRD. Su argumento es que, en el caso de la Segunda Vuelta, tiene dedicatoria expresa al partido del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y su dirigente nacional Andrés Manuel López Obrador.

En esa posición del Senador mexiquense afloró otro criterio: el del aspirante independiente a la presidencia Jorge Castañeda. Éste sostiene que  se tiene miedo a la Segunda Vuelta porque se teme que en un cuerpo a cuerpo, López Obrador con quien sea el aspirante presidencial del PRI, el tabasqueño barrería con el priista.

La sospecha se cuela cuando el propio presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova mete su cola con un argumento peregrino: nada garantiza que en la Segunda Vuelta el porcentaje de participación ciudadana sea igual que en el primer turno; “pues generalmente se produce una baja en la votación”.

Es evidente que al sedicente árbitro electoral, Córdova, le importan más la numeralia que la legitimidad de quien salga electo en una primera ronda. La legitimidad electoral, es un atributo que defiende en su iniciativa el PAS para acreditar el mandato del que resulte electo.

Frente a la operación INE-Senado, que preside el priista escudado en las siglas del PVEM, Pablo Escudero, surge la posición de la Cámara de Diputados de la LXIII Legislatura federal que mangonea el priista César Camacho Quiroz.

El mexiquense ha dado luz verde para que un grupo legislativo especial estudie la Segunda Vuelta, en iniciativa que se extiende a la reducción del número de diputados federales de 500 a 300, con sólo 50 plurinominales. Sobre la Revocación de Mandato, ni una palabra.

La maquinaria legislativa de ambas cámaras ya se echó a andar. Es lo destacable. Serán aquellas fuerzas que con más eficacia ejerzan su capacidad de cabildeo parlamentario las que salgan airosa en el debate, el dictamen y la votación del pleno.

Un rasgo consustancial de todo proceso democrático: En esa pugna se enfrentan dos operadores priistas: El mandón del Senado, el yucateco Emilio Gamboa Patrón, y el mexiquense en San Lázaro, César Camacho Quiroz. A ver de qué cuero salen más correas. Por lo pronto, las iniciativas del PAS van. Se discuten.

El debate “opera” bajo la advertencia/presión de Héctor Melesio Cuén Ojeda, dirigente del PAS, en el sentido de llevar el caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y orientar  juicios políticos contra los responsables de haber “congelado” las iniciativas.

Los acuerdos del PRI y el PAN

Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Alejandro Encinas detalló que en el Senado está listo el dictamen para rechazar la Revocación de Mandato y la Segunda Vuelta.
El dictamen parte de un “acuerdo” de los legisladores del PRI y del PAN, con el aval de algunos senadores del PRD.

No hay “condiciones idóneas” para establecer la Segunda Vuelta presidencial en el “sistema político, electoral y de partidos”, se indica ese dictamen, que debe pasar por el pleno senatorial y en el que se destacan, según Encinas las desventajas de esa figura, vía por la que se debería de convocar de nuevo a elecciones, en caso de que en una primera vuelta ninguno de los candidatos presidenciales haya logrado “la mayoría absoluta de los sufragios emitidos”.

El senador Encinas resaltó que es lamentable que en la Cámara de Diputados, no en la de Senadores,  se insista en la Segunda Vuelta para 2018, cuando el proceso electoral ya está en marcha –aunque formalmente no se haya iniciado–, pero ya hay candidaturas y el posicionamiento de los distintos partidos políticos. “Creo que es una estratagema para limitar las posibilidades de la alternancia en el país”

Encinas no ha planteado los argumentos para darle “palo” a la iniciativa de Revocación de Mandato.

En la Ciudad de México, entonces, el PRI y el PAN van contra la Revocación de Mandato y la Segunda Vuelta, y en Sinaloa los discursos de los diputados locales tricolores y azules son de respaldo a estas figuras jurídico-legislativas, consideradas fundamentales para dar legitimidad a los gobiernos.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.