Mundial de Béisbol, un experimento

 

Amigos de Proyecto 3, el clásico Mundial de Béisbol está en marcha en su cuarta edición, un torne que organiza la misma MLB con el propósito de expandir el Rey de los deportes a todo el mundo, sobre todo a Europa y África continentes donde no existe una gran afición por esta actividad que Reyna en América y Asia.

Pero no deja de ser todavía un experimento, un plan piloto de un proyecto que es un bebé, un torneo cuyo no despierta el interés real de lo que significa un mundial, sin embargo la intensión es convertirlo en un torneo importante, con corte internacional , algo así como un mundial de fútbol, que sin comparaciones, están aún muy lejos de serlo, pero el plan está en marcha.

Las grandes justas deportivas llevan un proceso, así sucedió con el fútbol que comenzó en Uruguay 1930, con tan solo 13 selecciones, sin embargo hoy es, después de los juegos olímpicos, el certamen más importante del mundo, pero para tener ese impacto, tuvieron que pasar décadas, así mismo, el béisbol desea expandirse globalmente.

No obstante los principales creadores de este Clásico Mundial, la MLB no lleva prisa alguna, por tal motivo no toman con la seriedad debida y para muestra un botón. No están interesados en ganarlo, sino promoverlo, invertir en el béisbol como un negocio a futuro, siempre lo más importante para ellos, será su liga, sus equipos y vender al mundo su béisbol.

En está edición y como las anteriores, no convoca todo su arsenal, sus lanzadores estrellas y algunos bateadores no fueron llamados, porque no les apura a sus directivos ganar un mundial, ni a los mismos peloteros, prefieren por obvias razones realizar pretemporada con sus equipos que representar a su país en un torneo que no les dará nada en lo deportivo, por que, dígame usted, ¿qué tienen que mostrar Estados Unidos en el clásico, que son los mejores? Ya lo sabemos, tienen la mejor liga en todos los aspectos.

Con respeto para Japón y Republica Dominicana ganadores de este experimento, a Estados Unidos le importa un cacahuate y por eso la misma apatía de sus jugadores, quizá falta más pasión y fervor que los años podrían añadir para que los gringos se interesen y convoquen a sus mejores peloteros, que la MLB exija a los equipos prestar a los lanzadores que finalmente son a los elementos que más cuidan, mientras seguirá siendo un frío mundial, un invento que sigue en el laboratorio de la MLB.

México y sus aspiraciones

Respecto al representativo mexicano, señores en su grupo hay dos equipos favoritos y se llaman Venezuela y Puerto Rico. México e Italia, son los que por lógica deberían quedar eliminados, sin embargo los juegos hay que jugarse. Edgar González manager de los nuestros, tiene como fortaleza su rotación de pitcheo y el cuerpo de relevistas con experiencia en grandes ligas, además la ofensiva comandada por Adrián González recién aliviado de una lesión y con el peligro de recaer y algunos peloteros como Luis Alfonso Cruz y Brandon Laird.

Ser anfitrión de esta fase en el estadio de Los Charros de Jalisco, será otra de sus virtudes , aunque no es un escenario muy grande, tan solo le caben 13 mil fanáticos,  pero sin duda el apoyo será incondicional y un aliado determinante para las aspiraciones de avanzar a la siguiente ronda en Petco  Park, que se desarrollará del 14 al 18 de marzo, en San Diego, California.

México calificando a esta segunda fase, enfrentaría a Estados Unidos, Dominicana, Canadá o Colombia, los más natural es que avancen los dos primeros mencionados, candidatos a llegar a las finales, una segunda ronda que pareciera casi imposible para México.

No calificar, sería lamentable, pero sobre todo la forma, ganar a Italia es fundamental, perder es quedar eliminado, después jugarse la vida con Venezuela y Puerto Rico, ambos candidatos a llegar lejos. @GuilleGastelum