Universidad Indígena, rapiña del rector Guadalupe Camargo

Desde la llegada a la Rectoría a la UAIS, Guadalupe Camargo Orduño la tomó por asalto imponiendo el pánico en el claustro e impulsando la ordeña de recursos para familiares y amigo.

Su administración se envolvió de cofradía familiar para el hurto y la desaparición de la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa. El destino manifiesto sopló con vientos de corrupción y dudas.
Sin recato, el Rector favoreció con recursos de la institución indígena a su esposa, hijas y otros parientes. La documentación lo confirma. Una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República lo ratifica.

El plan del saqueo empezó con su imposición en enero 25 del año 2011, sin cumplir con la normatividad que exigen las fracciones IV, V y VI del artículo 17 de la Ley Orgánica de la entonces UAIS.

Guadalupe Camargo Orduño y su equipo cercano se ataviaron del aparente manto de la impunidad para funcionarios maniobrados por el Gobierno del Estado y ya desde octubre del 2017, tienen acusaciones por enriquecimiento ilícito, corrupción, tráfico de influencias, usurpación de funciones, ejercicio abusivo de funciones, peculado, ejercicio indebido del servicio público, falsificación de documentos, abuso de autoridad y nepotismo.
Los señalamientos son firmes, pero no avanzaron debido a la tibieza del Ministerio Público de la federación en funciones de la Unidad de Atención Inmediata y a las presiones de las autoridades estatales mangoneadas en contra de los gobernadores indígenas de parte de Leonides Gil Ramírez, en su condición de Coordinador General de la Comisión de Atención de las Comunidades Indígenas y Silvina Valenzuela Valenzuela, Coordinadora del Consejo Supremo de Cobanaros del Municipio de Ahome.

Nepotismo a ultranza

Los casos son desvergonzados. El Rector Camargo otorgó recursos, puestos, grados académicos y re categorizaciones a favor de sus familiares.La documentación hace prueba plena del saqueo y el abusivo accionar.

Tan solo en la acreditación que le hizo el Rector a su esposa Elba Carmina Armenta Soto se advierte el favoritismo para obtener mayores recursos de diversos programas de estímulos a la Innovación y con financiamiento externo.

Como responsable de gestión del proyecto especial de servicios de remediación de suelo y subsuelos (pasivo ambiental), de la estación de combustibles México, en el aeropuerto  de la Ciudad de México, la esposa de Rector Camargo no solo recibió la asignación de las tareas, sino que una vez firmado el contrato,  se le ampliaron los honorarios de 25 mil quincenales a 41 mil 625 pesos por acuerdo de su cónyuge en un anexo aclaratorio del contrato que primero firmara con el Coordinador General Administrativo, Manuel López Armenta el 13 de diciembre del 2013.
Es decir, como lo ilustra el aviso de movimiento de personal de la UAIS con fecha del 01 de septiembre del 2013, primero recibiría la cantidad de 200 mil pesos menos las retenciones, la cual sería pagada en percepciones mensuales de 50 mil pesos, pero no fue así.
En el anexo autorizado por el Rector, (documento en poder de la redacción), le cambió el monto de la cifra a devengar por sus servicios a 333 mil pesos con pagos mensuales de 83 mil 250, divididos en dos quincenas.

Claro un Rector muy al pendiente de mejorar las condiciones laborales de su esposa.

La hija cómoda

En el caso de su hija Bianca Idolina Camargo Armenta, el Rector le entregó de manera arbitraria e ilegal un nombramiento como facilitadora educativa B de tiempo completo, a pesar de haber obtenido calificaciones reprobatorias al cursar el grado de maestría y por las cuales no debía de titularse.

Como lo demuestran las actas de las materias “Pueblos Indígenas y Paz”, impartida por el profesor Mindahi Crescencio Bastidas Muños del 26 de junio del 2012, así como la de “Métodos de Investigación Cuantitativa” de la maestra Laura Mota Díaz del 17 de mayo del mismo año, se confirma que no aprobó y no presentó las asignatura respectivamente.

Además en otra acta del 23 de marzo del 2012 se asienta que la alumna matriculada, hija del Rector, obtuvo la calificación de cinco en la materia “Paz, conflictos y violencias” del profesor Juan Miguel Espinoza Cid.

Aun cuando el reglamento para estudios de postgrado de la UAIM de octubre del 2011 contempla en su artículo 72 que la universidad solo otorgará el grado de maestro a un titular académico si obtiene calificaciones por encima de 8, no fue de esa manera.

“Una calificación inferior a 8.0 (ocho punto cero) dejará al Titular Académico de Maestría en Ciencias sin derecho a obtener el grado”, concluye el artículo.

La entrega del grado de parte del Rector Camargo fue a todas luces ilegal y el otorgamiento de la re categorización aún más.

“Con las facultades conferidas en la fracción VII y VIII del artículo 18 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de México -(Hoy UAIS)- y en atención a sus merecimientos profesionales y a su distinguida trayectoria académica, tengo a bien otorgarle nombramiento de Facilitador Educativo B tiempo completo”.

Delitos graves y otros señalamientos

Según la denuncia penal presentada por los Gobernadores Tradicionales indígenas ante el MP de la federación se pide investigar diversos hechos en donde se advierte la posible comisión de delitos en donde también se involucra al hermano del Rector, Martín Camargo Orduño.

“Solicitamos la investigación más amplia que en derecho corresponda toda vez que violentaron los derechos laborales de antigüedad de los demás empleados de dicha Universidad Autónoma Indígena de México -(hou UAIS)-, le otorgó (a Gustavo Enrique Rojo Martínez) el cargo de Director de la Coordinación de Investigación y Postgrado de la Universidad Autónoma Indígena de México, así como a su hija Bianca Idolina Camargo Armenta, a quien le otorgó el cargo de Asistente Técnica de dicha coordinación de investigación, con un sueldo mensual de $12,000.00; a Jesús Alfredo Quintero Urías, a quien le otorgó el cargo de director de Vinculación Indígena de dicha universidad, a Mario Flores, coordinador Educativo, al señor Julio Alberto López Ávila, a quien le otorgó el cargo de coordinador Administrativo, a su hermano Jesús Martín Camargo Orduño, con un sueldo de $9,000.00, como jefe de intendencia en la universidad de Choix, Sinaloa, de dicha universidad, entre otros,

De la misma manera se refiere a los lazos comerciales que sostiene la Universidad con la Impresora Holanda propiedad de un cuñado del Rector.

“…así como el otorgamiento de contratos y/o concesiones que viene realizando con su cuñado César E. Sandoval, propietario de la negociación denominada Impresora Holanda, que es la proveedora oficial y exclusiva de la Universidad Autónoma Indígena de México -(hou UAIS)-, quienes hacen negocio redondo inflando a su antojo los precios de los materiales que adquieren para la universidad, entre otros”, dice el documento.

 

Rapiña con la cruzada contra el hambre

En la denuncia ante la autoridad federal hoja 16, se especifica que se usaron recursos federales del Programa Cruzada Contra el Hambre para ayudar a amigos y familiares, en donde se establece que la esposa del Rector, Carmina Armenta cobró 22 mil pesos mensuales por participar en estas actividades, sus hijas Bianca y Tania 20 mil cada una. Además el gerente administrativo Julio Alberto López Ávila con 38 mil pesos, la secretaria particular Fabiola Estrella con 20 mil, la secretaria técnica de la rectoría Lourdes Osuna Flores con 40 mil al igual que Mario Flores e Isidoro Beltrán.

“Con la anterior se observa que la finalidad de estas personas es la de enriquecerse a costillas de los recursos económicos y materiales otorgados a la Universidad Autónoma Indígena de México -(hoy UAIS)-, aprovechando el nombre de la institución para bajar recursos federales…”, señala el escrito.

Facruraciones adulteradas

La rapiña no pareció tener freno en la Administración del Rector Guadalupe Camargo Orduño.

Según consta en la denuncia interpuesta en la Delegación Estatal de la PGR se pide una investigación de distintas construcciones sobrevaluadas en la UAIM como una cancha de usos múltiples y un estacionamiento.

“Se realizó la construcción de la cancha de usos múltiples que el H. Ayuntamiento de Ahome, Sinaloa, construyó en la Unidad Mochis, de dicha universidad, con recursos del H. Ayuntamiento la cual tuvo un costo de $500,000.00 quinientos mil pesos, misma cantidad que el señor Guadalupe Camargo Orduño facturó a nombre de la Universidad Autónoma Indígena de México -(hoy UAIS)- y se les quedó para inflar más su patrimonio económico, agregando además la construcción del estacionamiento de la unidad Mochis de dicha universidad, que tuvo un costo de $80,000.00 pesos, y de igual forma el señor Guadalupe Camargo la facturó a un costo de $800,000.00 pesos, a nombre de la Universidad Autónoma Indígena de México -(hoy UAIS), dineros de los cuales se adquirió una camioneta de la marca Toyota, modelo 2015, la cual es de conocimiento general que es propiedad de la universidad sin embargo, se facturó a nombre del Rector Guadalupe Camargo Orduño, aunado a lo anterior presume que compró una casa-habitación en Canadá, misma que es habitada por una de sus hijas que estudia en el extranjero, misma que adquirió siendo rector, con dineros de la Universidad Autónoma Indígena de México -(hoy UAIS)-”.

También denunciaron el escamoteo de varios equipos que no aparecen en la UAIM -(Hoy UAIS).

“Además sumándole la desaparición de 200 computadoras Pentium 4 equipadas, más de 100 de otra marca mismos hechos que son comprobables con la documentación que se encuentra en el archivo de la Universidad Autónoma Indígena de México -Hoy (UAIS), la cual no tenemos acceso y por ello solicitamos de la manera más atenta y respetuosa se aplique una inspección ocular y/o judicial en los libros contables y/o administrativos de dicha universidad o bien, una auditoría que se sirva realizar la Auditoría Superior de la Federación”.