El silencioso Oceguera ¿en la asonada legislativa contra Malova?

En los escándalos desatados en el 2010 y el 2011 por las acusaciones de corrupción y el no ejercicio de la acción penal contra el ex gobernador Jesús Aguilar Padilla y algunos miembros de su gabinete y la no aprobación, ahora, de las cuentas públicas del primer semestre del 2016 del ex mandatario Mario López Valdez, sobresale, desde las penumbras, un personaje que protegió a Jesús Aguilar y de quien se sospecha estar operado la asonada legislativa contra Malova. Se trata de Rafael Oceguera Ramos, coordinador de delegaciones de la Segob en el noroeste del país. Político profesional o profesional de la política, el escuinapense que irrumpió en 1974 en el escenario al ser nombrado líder del Movimiento Nacional de la Juventud Revolucionaria del PRI, posee las tablas, los enlaces políticos estatales, el nivel, los contactos, capacidad logística y táctica como para hacerse cargo del “Caso Malova”, aunque su nombre se mantenga al margen de análisis y especulaciones.

Oceguera Ramos fungió, del 2005 al 2010, como secretario general de Gobierno con Jesús Aguilar Padilla, a quien le llovieron denuncias de corrupción y enriquecimiento inexplicable. En aquellos escándalos que focalizaron a Aguilar y ahora a Mario López Valdez, Rafael Oceguera Ramos permaneció y permanecefuera de los estruendos. Es su signo distintivo. El sello de la casa: la discreción y la evasión de los reflectores de la prensa. Días antes de las elecciones que llevaron al triunfo a Mario López Valdez (PAN-PRD-Convergencia) sobre Jesús Vizcarra Calderón (PRI-PVEM-Panal), el Partido Acción Nacional presentó una denuncia ante el Ministerio Público Federal de la Procuraduría General de la República, por “enriquecimiento inexplicable” en contra del titular del Poder Ejecutivo.

El expediente quedó registrado el 29 de junio del 2010 en la Ciudad de México, con número de folio 00005212 (las elecciones se celebraron el 4 de julio). El entonces diputado federal y ex alcalde de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú, precisó que “Aguilar ha tenido un crecimiento patrimonial que no concuerda con las condiciones de remuneración que ha tenido la oportunidad de demostrar”.  Si se toman en cuenta sus ingresos, concluyó, le faltaría justificar de dónde sacó 25 millones para la adquisición y edificación de diversas propiedades. El último reporte oficial sobre el sueldo del ahora ex mandatario, fue por la cantidad de 74 mil 369.67 pesos netos mensuales.

El expediente entregado a la PGR fue acompañado de las fotografías de las presuntas propiedades del entonces Mandatario estatal, publicaciones sobre éstas, copias simples de escrituras de terrenos, trámites ante el Registro Público de la Propiedad, solicitudes de gravámenes y montos de los sueldos oficiales de Aguilar. El PAN aportó la siguiente información a la PGR: 1. Construcciones en obra negra de dos mansiones ubicadas en el complejo residencial La Primavera, con una superficie de 853 metros de construcción, y otra con una superficie de terreno de mil 200 metros cuadrados, las cuales adquirió en el tercer año de su Gobierno y tiene un valor aproximado de 20 millones de pesos. 2.

Casa en Angostura, Sinaloa, en el poblado Colonia Agrícola México (Palmitas), con un valor estimado en 10 millones de pesos (esta propiedad ya formaba parte de su patrimonio, pero no tenía nada de construcción, sólo se contaba con el terreno y una palapa). 3. Casa ubicada en el predio La Bandera, actualmente Dautillos, del poblado Yameto, en Navolato, con un terreno de 2 mil 300 metros cuadrados y con más de 800 metros cuadrados en construcción, con un costo aproximado en 15 millones de pesos. 4. Casa en la Colonia Las Quintas, de Culiacán, con un valor estimado en 5 millones 888 mil pesos (ésta es la casa que habitaba antes de asumir el cargo como Gobernador). 5. Según el anexo de la demanda panista se incluyó también el acta constitutiva del Grupo Viz, de la cual es accionista “minoritario” en la empresa propiedad de Jesús Vizcarra Calderón, para lo cual Aguilar aportó inicialmente un millón 413 mil pesos. No pasó del escándalo. Rafael Oceguera Ramos, tal vez visualizando el triunfo o la derrota, encajó en las elecciones del 2010 en una diputación local a Rosa Elena Millán Bueno, hermana de Ricardo, quien fuera su director jurídico en la Secretaría General de Gobierno.

Rosa Elena operó después, en funciones de líder de la bancada de la diputación priista, de la JUCOPO y de la Comisión de Fiscalización, a favor de Mario López Valdez a cambió de la protección, se infiere, de Jesús Aguilar Padilla y algunos miembros de su gabinete estatal y de apoyo político-electoral para la propia Rosa Elena, quien llegó después al PRI en el 2016 a repartir candidaturas a alcaldías y diputaciones a la gente identificada con Malova y a operar con todo su apoyo la campaña de Quirino Ordaz Coppel. En ese jugar para dos amos, Rosa Elena es premiada con la Secretaría de Desarrollo Social y Humano por el gobernador en turno. La idea es partidizar esa dependencia. Que sirva a los propósitos electorales del PRI en el 2018. En la jugada contra Mario López –se trata de arrinconarlo y sacarlo de la jugada del 2018, no de meterlo a la cárcel, ya quedó claro-, es Rafael Oceguera, como responsable de la operación del cuerpo de inteligencia del CISEN-Gobernación en Sinaloa, quien tiene información de primera mano sobre las tropelías del ex gobernador y el control que ejercía sobre los diputados del PRI, PAN, PRD  y Panal, no así de los legisladores del Partido Sinaloense y de Morena.

La información le cayó en las manos de la propia Auditoría Superior de Estado y la Auditoría Superior de la Federación y del Congreso Local: un alfil suyo, el profesor Carlos Loaiza Aguirre, despachó como secretario general del Congreso Local y ahora cobra como coordinador administrativo de la Secretaría General de Gobierno, cargo que ocupó durante el régimen de Jesús Aguilar Padilla. Rafael Oceguera es un Homo Sapien Politikon. Es discreto. Silencioso. No son pocos  quienes lo ubican en la mitad del foro anti-Malova. Todo sea por la pepena o rebatiña de los puestos de elección popular del 2018.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.