Consumamos lo nuestro

Ante la llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos y la imposición de tantas barbaridades, absurdos, y decisiones retrógradas, los mexicanos tenemos que actuar y aunque parezca que uno solo no hace mucho, si tomamos conciencia y acciones inmediatas le demostraremos al monstruo que tiene que respetarnos. No puede ser posible que un tipo así y con esa mentalidad esté al frente de uno de los países más importantes del mundo. Ni modo,  los gringos metieron reversa, se equivocaron, pero feo. Coincido además con el ex presidente de España Felipe González, quien comentaba: “Veo demasiada cobardía internacional” ante Trump. En Madrid, en la ceremonia por los 25 años de los Acuerdos de Paz de El Salvador, pidió una respuesta, al menos latinoamericana, en solidaridad con México. Aseguró que “no hay muro posible” y que las demás medidas enunciadas por la administración Trump hacia México afectarían también a otros países.

Ante la inminente crisis debemos verlo como una oportunidad y comenzar a consumir productos hechos en México, en Latinoamérica o de cualquier otro país excepto los Estados Unidos. Hay que regresar a los mercados locales, consumir quesos y productos sinaloenses, inclusive en los supermercados revisar etiquetas y comprar solo lo hecho aquí, lo mexicano o lo producido en otros países distintos al del vecino del norte. Las órdenes ejecutivas y las acciones de gobierno anunciadas por el presidente norteamericano son una excelente oportunidad de regresar nuestra riqueza a nuestra gente. Basta ya de humillaciones a nuestros connacionales. Si es cierto que habrá algunas cosas más baratas en Estados Unidos, pero consumamos los bienes y servicios nacionales como un acto de apoyo a la economía de nuestro país; es ahora cuando más nos necesitamos. De igual manera con los regalos, ropa y artículos de belleza entre otros,  hay que consumir lo nuestro señores ya estuvo bueno de irnos de shopping a Estados Unidos de viajar a sus parques de diversión, y de seguir enriqueciendo al vecino del norte. Por lo menos mientras esté como presidente Donald Trump, tenemos que cerrar filas. Mis respetos para los estadounidenses que se han manifestado en contra de este orangután (Trump), en las diversas marchas que se han realizado a lo largo y ancho de ese país. Con carteles que dicen “Not my president”, “No walls” y “Let them in”, muestran su apoyo y solidaridad ante toda la población afectada por sus comentarios y acciones. Hay que recordar que los gobiernos no son sus pueblos así como en nuestro país no todos aprueban a Peña Nieto, igual allá. E.U. se encuentra dividido y es muy lamentable que los malos de la película estén ahora en la Casa Blanca. Trump está incentivando el odio, el desprecio a la mujer y el racismo y lo peor es que es el líder de millones de personas que creen que todo eso está bien.

A propósito de despertar el apoyo a lo nuestro, me encontré con esta belleza navegando en la red y la comparto, es una muy buena idea de regalo o para nuestra colección. “Muñequitas Otomíes, una bella artesanía mexicana que debemos valorar”. La cultura Otomí es muy rica y llena de colorido, se establece en varios puntos del centro de México, principalmente en los estados de Hidalgo, México, Puebla, Veracruz, Tlaxcala, Guanajuato y Querétaro, y es muy importante ya que es uno de los grupos indígenas que a lo largo del tiempo ha podido preservar sus creencias, tradiciones y costumbres prehispánicas pese a la mezcla cultural después de la conquista.

Dentro de las tradiciones de éste grupo, se lleva a cabo la elaboración de una de las artesanías más bonitas que representa en todo su esplendor la riqueza cultural de éste pueblo y es exponente a nivel mundial de la cultura mexicana: “Las muñequitas otomíes”. Aquí en Sinaloa estas mujeres nos las ofrecen en la plazuela o en las calles, compra una de éstas y promueve y valora lo hecho por esta cultura milenaria.

Por cierto, de la cultura otomí se ocupó el fundador de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Eustaquio Buelna en 1893. En ese año publicó el libro Luces del otomí o gramática del idioma que hablan los indios otomíes en la República Mexicana por un padre de la compañía de Jesús. El mocoritense de dimensión universal, don Eustaquio, incorporó un prólogo y notas de su autoría. Ayer se rescató una lengua por un destacado rosalino, ahora compremos las artesanías otomíes y apoyemos la economía nacional.

arteyculturabrenda@gmail.com

Brenda Rodríguez

Es periodista, locutora y conductora con 14 años de experiencia. Ha trabajado en periódico Noroeste como reportera; TV Azteca Culiacán como conductora y reportera del noticiero Hechos Culiacán; el programa Nuestra Universidad de la Universidad Autónoma de Sinaloa en sus formatos de radio y televisión como conductora; es maestra de ceremonias y locutora de Radio UAS.