¿Cómo afecta la deficiencia de vitamina D a tu cuerpo?

Las vitaminas son sumamente importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. La falta o carencia de ellas producen condiciones o alteraciones en nuestra salud.

El día de hoy hablaremos específicamente de la Vitamina D y las consecuencias de su falencia. La vitamina D o Calciferol es útil en la correcta formación de dientes y huesos, así como también es buena para el correcto funcionamiento de las articulaciones y del sistema nervioso.

Otros beneficios…
Otros efectos beneficiosos son la absorción de calcio y fósforo. Es necesaria para la producción de hormonas, para la actividad muscular y cardíaca. Además se contribuir a conciliar el sueño y mantenernos de buen humor.

Igualmente ayuda en la correcta absorción de proteínas por parte del intestino delgado. Mediante la exposición al sol, en horarios permitidos por supuesto, a media mañana y a media tarde nuestro cuerpo tiene la capacidad de producirla bajo la piel.

Asimismo la podemos ingerir a través de los alimentos y en forma de suplementos. Pero estando siempre atentos de no abusar la dosis diaria recomendada. Pues así como la deficiencia causa daños, lo mismo produce un exceso.

Salmón

Los alimentos en los cuales podemos encontrar esta vitamina son:

Pescados,
leche,
mantequilla,
yema de huevo,
atún,
sardina,
hígado,
cereales,
queso.
Esta vitamina se acumula en el organismo en forma de reserva. Junto con la vitamina K, la cual es necesaria para la coagulación de la sangre son las dos vitaminas que se pueden producir en nuestro cuerpo, las demás deben ser provistas por la alimentación o suplementos indicados por su médico.

La vitamina K se puede conseguir en hortalizas de hojas verdes, brócoli, coliflor, repollo, pescados, hígado, carne de res, cereales y huevos.

Su carencia produce las siguientes anomalías o enfermedades
Deformaciones óseas en niños pequeños.
Caries dentales.
Raquitismo: produce huesos débiles en los niños.
Osteoporosis: debilita los huesos, el enfermo es más propenso a las fracturas.
Cáncer de mamas.
Cáncer de colon.
Cáncer de próstata.
Inflamaciones del intestino.
Síntomas de la falta de vitamina D
Insomnio

Aparición de llagas en la boca, caries, falta de visión, trastornos del sueño, articulaciones hinchadas, entre otros.

Excesos de esta vitamina puede producir alteraciones digestivas como diarreas, vómitos, daño a los riñones, hígado, corazón y pérdida de apetito.

Es por todas las consecuencias que puede producir la falta de ciertas vitaminas que se hace imprescindible llevar una dieta saludable y variada. No solamente consumir un tipo de alimentos, la variedad hace que nuestro organismo pueda aprovechar los beneficios de cada uno para que actúen de manera sinérgica en el buen funcionamiento de cada segmento corporal.

De ser necesario debes consultar con un nutricionista. Recuerda que tu cuerpo no es igual ni necesita las mismas cantidades o tipos de nutrientes que otra persona. Todos somos diferentes y necesitamos una dieta específica.

Son enfermedades muy serias las que hemos citado anteriormente, no esperes a que sea tarde para lamentar. Empieza hoy a optar por lo más sano, si tienes hijos pequeños debes instarlos a llevar una alimentación rica y sana. No porque sean pequeños pueden consumir sólo lo que les guste o lo más fácil.

Invierte hoy en la salud de tus seres queridos y en la tuya por supuesto. Tu cuerpo te lo recompensará con un cuerpo fuerte, resistente; en el que el paso del tiempo pase sin deterioros precoces.

Importante…
Siempre acude a un profesional, que ha estudiado y se ha preparado por años para ser idóneo en el tema. No te guíes por consejos infundados que luego te pueden perjudicar.

Es importante saber que los suplementos de vitaminas sólo deben consumirse en caso real de carencia, recuerda que el exceso tampoco es recomendado y daña tu cuerpo.