Le llegó la hora a Mario López Valdez

A penas unas horas después de que el ex gobernador priista de Nuevo León, Rodrigo Medina, fue vestido de jaula en Monterrey, aquí sonó la hora del saliente Mario López Valdez, el célebre Malova.

Aunque en la sesión de hoy del Congreso pretendió suavizarse la potencia del explosivo, la mecha corta quedó encendida.

El cascabel al gato se lo colocó el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Legislatura, el priista José Menchaca, al cuestionar los sesgados resultados de la revisión de la Cuenta Pública del primer semestre de 2016, de quien apenas en noviembre pasado proclamó que dejaba “un Sinaloa mejor” y se sentía seguro y optimista ante la llegada su sucesor Quirino Ordaz Coppel, quien hoy es emplazado: O cabresteas, o te ahorcas.

El ajuste de cuentas entró hoy en cuenta regresiva: 35 de 40 diputados se pronunciaron por llevar el proceso legislativo hasta las últimas consecuencias; cuatro abandonaron la sesión para no comprometer su voto, y una quinta voló a Guadalajara para estar al lado de su hija parturienta.

Un atenuante en el dictamen respectivo, votado por legisladores del PAN, PAS y Morena, es catalogar como “no graves” las irregularidades encontradas en la revisión de la Cuenta Pública entregada por la Auditoría Superior del Estado.

¿No graves esfumados 740 millones de pesos en retenciones y contribuciones en sólo un semestre? ¿No grave dejar pendientes de pago a acreedores de 4 mil 450 millones de pesos? ¿No graves 5 mil 340 millones de pesos en deuda pública a largo plazo?

La Auditoría Superior de la Federación no perdona

La gravedad radica en suponer que un solo peso robado al erario, no pesa en la monstruosa insolvencia en que López Valdez ha dejado la hacienda pública del estado, en una perspectiva en la que las participaciones federales a la entidad pueden estar técnicamente embargadas.

Esa no es una mera hipótesis: La Auditoría Superior de la Federación (ASF) de la Cámara de Diputados federal desde hace meses puso en la mira a la administración de López Valdez por triquiñuelas en los reportes sobre aplicación de recursos federales, sólo para retirarlos semanas después a fin de pintar cuadros contables en color negro (positivos) sobre la gestión financiera, y darse margen para contratar nuevos créditos, aun sin la consulta al Congreso estatal.

Desde este enfoque, las acciones que tome la Legislatura estatal deben estar en la frecuencia de las que, más temprano que tarde, tome la Procuraduría General de la República a instancias de la ASF, que por estos días no se anda en contemplaciones frente al colosal saqueo en otros estados del país.

Ya llegó al penal de Topo Chico, el priista es gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina. Mario López Valdez ha sido lanzado a la cueva de los leones por los representantes de los partidos que lo llevaron al poder. La votación de hoy da más que mayoría calificada.

Flaco favor le harán los diputados a Quirino Ordaz Coppel si los votos se remiten a atajos legaloides que expresan más inclinación a la complicidad y la impunidad, que voluntad profiláctica.

Se abrieron las esclusas para la sanción administrativa (¿devolución del importe del producto de las raterías?). El siguiente paso es abrir las rejas del reclusorio para que Malova llegue acompañado de algunos de los 18 alcaldes salientes. Es un clamor social. El río suena y puede sacar de madre las aguas mansas: No pellizcarles los testículos al tigre. Es cuanto.

Quizás también te interese