Informe del CISEN del gasolinazo; Quirino y su imagen de gobernador

Es un trabajo de inteligencia. Sinaloa no fue incluido en él, en una primera instancia, dado que a los sabuesos de seguridad nacional -CISEN/Gobernación- los agarró dormidos el gasolinazo o atareados en el relevo del gobierno estatal.

El caso es que en el primer trabajo de rastreo o detección de “conductas antisociales” de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de Renato Sales Heredia, dependencia de Gobernación de Miguel Osorio Chong, no aparece Sinaloa en una especie de “lista negra” elaborada a raíz del alza a los combustibles, pero las protestas obligaron a incluir a varios personajes del estado en esa carpeta por el peso de su voz en los diferentes segmentos de la sociedad.

Los diputados del Partido Sinaloense aparecen como los no domables en el caso del gasolinazo, aunque la vertiente en la que se mueven no es la agitación social sino la exigencia institucional, pública, legal, para rechazar la reforma energética y demandar la revocación de mandato como vía para canalizar la sublevación social. Varias figuras del PRD y de Morena son consideradas por los agentes de seguridad como coyunturales, actores que aprovechan la indignación social para llevar agua a su “molino electoral”.  Es el caso de Sinaloa, pues. Bien. El trabajo de los policías políticos quedó plasmado en un documento llamado: Análisis Criminológico de los Sucesos Relacionados por el Incremento al Precio de la Gasolina.

El texto inicia con el siguiente Antecedente: Se realizó el análisis a partir de la perspectiva criminológica y las conductas antisociales detectadas, y le sigue la lista de personajes a los que titula: Promotores de Actividades en Contra del Gasolinazo. Aparecen como “fichados”: Fernández Noroña, ubicado por su afiliación política como independiente; le sigue la ex diputada federal Blanca Amelia Gámez Gutiérrez del partido Acción Nacional; Oscar González Yáñez del Partido del Trabajo; el senador Mario Delgado Carrillo de Morena; Alfredo Lozoya Santillán como independiente, y, por último, Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena.

En un apartado llamado Actividades Programadas en Contra del Gasolinazo, aparecen Nueva Revolución Mexicana, Carlos Espinosa, Animal Político, Paco Zea, Noticias MVS, Argumento Político y otros más, en columnas etiquetadas como: Grupo o Usuario/ Red Social o Medio de Información / Suceso / Información potencialmente real / Información posiblemente falsa / Lugar. El rastreo de información es clave para sopesar la gravedad de la llamada rebelión social.

Queda claro para los cuerpos de inteligencia del país que en estados donde la izquierda no arrastra votos a las urnas, en los que no tiene fuerte presencia política hace esfuerzos desordenados por agitar y lanzar a la sociedad a la calle para ganar adeptos electorales, aunque se sabe que los reclamos de exigencia de renuncia o cese del presidente Enrique Peña Nieto no tienen ningún alcance legal porque no existe la revocación de mandato.

En la Ciudad de México quienes aprovechan la liberación del precio de la gasolina son los macheteros de Atenco, el Sindicato Mexicano de Electricistas y el Frente Popular Francisco Villa. Toda la información puede ser consultada en http://ow.ly/5vus307QCmH.

El gobernador Quirino Ordaz Coppel no ha podido legitimizarse ni conquistar la confianza  de la sociedad. Que requiere un primer “golpe de timón” para mostrar su músculo y Don de Mando, es la opinión de algunos analistas políticos de la Ciudad de México, que ven al gobernador indeciso para tomar acciones contra el mandatario saliente, Mario López Valdez, que no únicamente le dejó las arcas vacías sino también un estado endeudado. Tal parece que, más que combatir la corrupción para legitimizarse, Quirino Ordaz le apuesta al manejo de los medios de comunicación para crear escenarios falsos en torno a su persona y su administración. Sin embargo, el manejo de prensa da palos de ciego.  Las estrategias para proyectar la imagen de Quirino y delinear sus primeros días de gobierno, son desfasados, pasados de moda. Mientras en la sociedad permea que Quirino no atacará la corrupción y no meterá a nadie en la cárcel porque, se pregona, se usó dinero de varias dependencias para apalancar financieramente su campaña, se puso en marcha “un mecanismo”  de comunicación para despartidizar el gabinete estatal: es decir: desvincular a sus funcionarios de los partidos políticos, lo cual es, aparte de ridículo nada creíble: Si se analizan trayectorias, todos los funcionarios de primero, segundo y tercer nivel, son miembros del PRI o el PAN u otros partidos o están vinculados a cabezas de grupos que se mueven al interior de esos partidos políticos: Van algunos ejemplos: el secretario general de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores es priista desde sus años mozos. Su padre, Gonzalo Gómez, fue alcalde  por el PRI del municipio de El Rosario; Rosa Elena Millán Bueno es del PRI; Marco Antonio García Castro, de Turismo, es de filiación priista;  Guadalupe Yan Ortiz, es una concesión a empresarios panistas que apoyaron a Quirino Ordaz Coppel. Son algunos ejemplos. Imposible despartidizar el gabinete de Quirino. Ridícula tarea porque al final nada significa en materia de transparencia y eficacia administrativa. Es preocupante, sí, que crezca como “bola de nieve en poicada” la versión, falsa o cierta, en el sentido de que no se tocará a ningún funcionario de la administración de Malova, y que nada pasará en los ayuntamiento del PRI saqueado porque, se dice, pusieron dinero del los presupuestos para financiar la campaña estatal ¿Quién revertirá los efectos de los rumores?

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.