El paciente crónico

La Secretaría de la función Pública investiga casos de corrupción del Delegado del IMSS en Sinaloa, Ariel Leyva y su triada de la corrupción

La denuncia podría cimbrar al Delegado del IMSS en Sinaloa Ariel Leyva Almeida y a su equipo integrado por su Jefe de Servicios Administrativos, Silverio Estrada Duarte y al Coordinador de Abastecimiento y Equipamiento, Luis Alberto Aldaz Galaviz.

También se podrían corroborar las complicidades e impunidad de las instituciones fiscalizadoras en los casos de corrupción.

El tratamiento avanza muy lento a pesar de que ya el Órgano Interno de Control en el Instituto Mexicano del Seguro Social abrió el expediente 2016/IMSS/DE1084.

La notificación de la investigación se realizó con el oficio N° 00641/30/.102/200/2016 con fecha 4 de mayo 4 del 2016 de parte del titular del área de Auditoría de Quejas y de Responsabilidades en Sinaloa del Órgano Interno de Control en el Instituto Mexicano del Seguro Social, Jesús Antonio Rodríguez Lara.

La pasividad por resolver la denuncia abre la sospecha sobre la actuación del funcionario encargado y compromete al propio Director General del IMSS Mikel Arriola.

Paciente crónico

La denuncia pide se investiguen los actos faltos de probidad, de honradez o simplemente negligencia y omisión del Delegado Ariel Leyva Almeida, de Silverio Estrada Duarte y de Luis Aldaz.

Hay muchos cuestionamientos sobre el servicio que se presta en el programa “paciente crónico”. En él se utilizan ventiladores volumétricos de alta tecnología y con sistema de adecuación de central de gases medicinales en las viviendas de los asegurados.

Se le exige a los responsables del órgano de control que se transparente el costo del servicio, si está normado y cuáles son las condiciones del contrato en caso de existir, pero sobre todo se devele si no hay tráfico de influencias a familiares y/o
amigos del delegado para beneficiarse con este servicio.

Arrendamiento

De la misma manera se advierte transparentar el contrato de arrendamiento de 6 camionetas 2016 marca Ram doble cabina 4×4.

Las unidades llegaron al área de servicios generales a finales de mayo del 2016 y han permanecido paradas aunque debieran de haber prestado el servicio a partir del primero de junio de ese año en distintas unidades médicas.

Las dudas permanecen: ¿Por qué permanecen en el abasto delegacional si se está pagando arrendamiento diario por los vehículos?, ¿Capricho, negligencia u omisión o no les cobran al no rodarlas?.

Estuvieron varias semanas sin rodarlas y solo utilizaban una a cargo de la asesora del delegado, Liliana Mercedes García y una más por el paciente crónico, Leyva Almeida.

Remodelación y medicinas

La obra de remodelación del servicio de urgencias del Hospital General Regional n° 1 en la capital del estado que se realizó del 24 al 30 de marzo del 2016, está en la mira ya que tuvo un costo de 3 millones de pesos.

Sin embargo la investigación se mueve para determinar si la obra se realizó con contrato, si había disponibilidad presupuestaria y que tipo de documentación regularía las condiciones legales y contractuales de ella.

Las dudas aún continúan.

En relación al surtimiento de medicamentos en unidades médicas, los manejos son engañosos para establecer la percepción mediática de que se tiene un 99. 60 por ciento de la demanda cubierta.

La realidad es otra.  Diariamente se emiten una relación de medicamentos faltantes en la totalidad de los consultorios con la indicación de no utilizar la receta electrónica para indicarlos (esto porque la receta electrónica se vence a los 3 días), al utilizar la receta manual y al acudir a farmacia esta no es capturada y por ende no se registra el faltante, solo se sella y se le pide al derechohabiente que regrese en unos días.

Además la situación provoca el incremento de compras emergentes a precios más altos que favorecen la corrupción por el abastecimiento simulado.

Las dudas aumentan: ¿con la llegada de Ariel Leyva y su equipo a que nivel se han incrementado las compras emergentes?

El absurdo maquillaje es un negocio redituable.

Adjudicaciones

El procedimiento es reconocido por propios y extraños.

La simulación de la invitación a por lo menos tres personas para una adjudicación de servicios del IMSS se volvió el acto preferido de la Triada de la corrupción.

Se invita a tres proveedores y se deshecha a dos de las propuestas con todo bajo acuerdo para favorecer al afortunado.

Con la duda está el expediente de la invitación a cuando menos tres personas mixta nacional N° 1A-019GYR029-E379-2016 para contratar el servicio de mantenimiento correctivo a equipo de aires acondicionados del área de cuneros del HGR N° 1 de Culiacán.

El acta de fallo de asignación del 26 de septiembre del 2016 indica que se entregó la partida única de un millón 115 mil 360.25 pesos sin IVA a Grupo Fraire S de RL de CV y quedaron fuera dos contratistas por no presentar la opinión de cumplimiento de obligaciones fiscales.

El comportamiento del Delegado Ariel Leyva y su Triada de la corrupción se viene documentando desde su paso por la delegación de Tlaxcala. Las compras allá determinan su modus operandi. Primero las adjudicaciones directas y luego las amañadas invitaciones a cuando menos tres personas. Con las licitaciones aplican hostigamiento, acuerdos y candados favorecedores.

Según el propio portal del IMSS, en el 2015, año de la despedida de Leyva Almeida de ese estado, las adjudicaciones directas fueron del 83.38 por ciento alcanzando una cifra de 241 millones 893 mil 078.60, las invitaciones a cuando menos tres personas fue de 3.02 por ciento, es decir de 8 millones 760 mil 058.48 pesos y por licitación solo 13.6 por ciento que equivale a 39 millones 438 mil 862.94 pesos.

Con todas hay negocio. Y solo la Secretaría de la Función Pública y el órgano de control del IMSS aún no lo confirman por complicidades, omisiones y/o negligencias.

Su decisión lo determinará.