Corte Inicial: Los Protagonistas

Ahora sí ya estamos en el nuevo año, con el arribo se confirma lo cierta que sigue siendo la frase de Lennon: la vida es lo que te ocurre mientras haces otros planes. Hagamos un poco de memoria y pensemos cada uno ¿dónde estaba yo hace seis años, en enero del 2011?

Vaya que en este sexenio recién concluido, a muy pocos les salieron los proyectos a futuro que se habían fijado, entre ellos el ahora exgobernador MALOVA sin olvidar a los otros dos integrantes de la triada mochiteca, Gerardo Vargas y Armando Villareal; yo no dudo y la parte en metálico de sus aspiraciones se cumplieron a cabalidad si no es que hasta sobradamente, pero nada más…ni nada menos. La descomposición del régimen político mexicano sí pudiera afectarles en el corto plazo, los convenios de impunidad ya no está resultando fácil cumplirlos, de hecho dan la impresión de ser demasiado onerosos para la parte cómplice, así que la posibilidad para que en un descuido los tres acaben en la cárcel, ya no pertenece al ámbito de lo impensable y en un descuido, si tomamos en cuenta lo que a todas luces amenaza con escalar, como es la protesta nacional contra el gasolinazo, la encarcelación no sólo de MALOVA sino de todos los exgobernadores que ya sabemos pudiera volverse imprescindible.

Pudiera.

Juan S. Millán sigue siendo un político sorprendente, me da la impresión de que le irá mejor con Quirino que con MALOVA, al mazatleco no se le ve en su temperamento ni en su equipo la tenebrosa perversidad que desde el inicio caracterizó al mal llamado gobierno del cambio, que (al menos desde aquí se ve así) por vías proscritas desde décadas atrás fue acorralado y nulificado hasta que hoy, sorpresa de sorpresas, vuelve a aparecer aliado a Quirino Ordaz, demostrando (ojo aprendices) que en política sigue vigente la vieja máxima de que siempre serán mis amigos los enemigos de mis enemigos.

Como bien no se cansa de decirlo su vocero no oficial, a Quirino no lo conocemos… pero ahí la llevamos (le respondo yo); cada vez con mayor claridad se revela como un pragmático en el real sentido político del término, como bien podrá dar testimonio otro de los indiscutibles triunfadores del último sexenio y, por cierto, aliado también al nuevo gobierno pero manteniendo una sana distancia: Héctor M. Cuen Ojeda. El PAS inicio el año demostrando para que sirven los partidos políticos cuando no es tiempo de elecciones: para defender y mejorar la institucionalidad. La votación a favor del ISN es un tema que fue minimizado por el gasolinazo, pero el beneficio para la nueva administración estatal fue enorme; hace seis años, Cuen estaba como alcalde de Culiacán dentro del grupo perdedor de la gubernatura…y nada más. Hoy lo vemos como cabeza de un proyecto político que no deja de crecer y de tener éxitos. Inevitable darle seguimiento.

Lo único bueno que nos deja el gobierno de MALOVA, es su condición de anomalía histórica, un referente de todo lo que no se debe hacer si se desea terminar bien. Dejó muy bajita la vara. Vamos a ver si en este mini sexenio (de alguna manera hay que llamarlo) la vuelven a subir.

Jorge Aragón Campos

Jorge Aragón ha ejercido el periodismo radiófonico, televisivo y escrito. También ha publicado novelas, ensayos y artículos científicos. Sus columnas tocan temas que van desde lo político hasta lo cultural.