Virtual afrenta a la Iglesia Católica: nieto del General Cruz a la directiva del Congreso

Sin medir las consecuencias políticas por el “enfrentamiento” de la Iglesia Católica con el PRI y el “ala liberal” del PAN, el nieto del General de División y grado 33 de la Masonería, Roberto Cruz, quien fusiló al padre Miguel Agustín Pro, fue “electo”, en un acuerdo previo, presidente de la mesa directiva de la LXII Legislatura del Congreso Local.

Orientaron la designación de Roberto Ramsés Cruz Castro, diputado pluri del PAN, los legisladores del PRI, por indicaciones de su coordinadora parlamentaria, Irma Tirado. El nombramiento, por los antecedentes genéticos de Ramsés Cruz, obliga a la Iglesia Católica a llevar un puntual seguimiento de los futuros trabajos legislativos.

Roberto es Licenciado en Economía. Fue Coordinador General de Asesores del gobierno de Mario López Valdez, salido de una alianza PAN-PRD; Secretario de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado de Sinaloa. Fue aspirante a la candidatura del PAN al gobierno de Sinaloa. Algunos analistas lo ubicaron como la “pieza” que usó el dirigente nacional Ricardo Anaya para romper la virtual alianza PAS-PAN, cediendo la oportunidad electoral a Quirino Ordaz, del PRI-PVEM, de obtener el triunfo electoral.

Después de que Martin Heredia fue ungido candidato del PAN al gobierno de Sinaloa. Roberto Cruz Castro apareció como el número uno en la lista de candidatos a diputados plurinominales del blanquiazul.

Su abuelo, el General Roberto Cruz ocupó el puesto de jefe inspector de policía en México y durante su gestión fue detenido y procesado el padre Miguel Agustín Pro junto con otras personas que encabezaban la Revolución Cristera. Fue encontrado “culpable” por intento de homicidio en contra del general Obregón por lo que fue fusilado por órdenes directas del presidente Plutarco Elías Calles.

De sus creencias religiosas, el General Roberto Cruz, decía: “creo en dios, más no en la iglesia”. En la Masonería llegó al grado 33 siendo éste el grado más alto dentro de la masonería. Para la Iglesia Católica, el General Roberto Cruz es una especie de anticristo. El propio militar confesó al periodista Julio Scherer que “si no fuera por el curita, por Pro, yo no tendría esa fama de troglodita, de hombre primitivo, de matón. Y pasaría por lo que soy: por un hombre culto, fino”.

En una iniciativa presentada ante el Congreso el 17 de mayo pasado, el presidente Enrique Peña Nieto, de filiación priista, propuso que la Constitución mexicana incluya el derecho al matrimonio igualitario “para evitar las restricciones injustificadas” que actualmente impiden que personas del mismo sexo contraigan matrimonio en la mayoría de los estados.

La iniciativa presidencial también incluye modificaciones al Código Civil Federal para ampliar los principios de igualdad y no discriminación que actualmente afectan el ejercicio de derechos y libertades de las personas de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual, (LGBTTTI).

El catecismo de la Iglesia Católica, párrafo 23571, considera el comportamiento sexual humano dentro del ámbito del matrimonio y destinado de modo natural a la procreación. Sexo anal y homogenital son considerados pecaminosos ya que los actos sexuales, por naturaleza, son desde esta perspectiva unitivos, procreativos y de amor. Cabe señalar, sin embargo, que la Iglesia critica los actos homosexuales, no la condición de homosexualidad misma (por tanto, si bien el acto homosexual es pecado, el hecho de ser homosexual no lo es). La Iglesia también entiende que la complementariedad de los sexos es parte del plan de Dios.

“Al igual que cualquier acto sexual realizado fuera del matrimonio católico, los actos sexuales entre personas del mismo sexo son incompatibles con esas creencias, al no estar destinados a la procreación (ser desordenados en la terminología católica): […] ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’. Son contrarios a la ley natural […] No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso”.

La Iglesia Católica buscaría en Sinaloa una “vía de acceso” en el Congreso Local para rechazar la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto y lanzar un ¡no definitivo! a los matrimonios gays, pero ya encuentraron su primer obstáculo: el nieto del General que mató al Padre Pro es diputado del PAN y presidente de la Mesa Directiva de la actual legislatura.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.