Malova se irá sin rendir cuentas

¿Qué elementos debe dar la propia autoridad gubernamental para que el elector evalúe si el partido en el poder merece la revalidación del voto para su continuidad?

Parafraseando al clásico, que escribió que la Nación es un plebiscito cotidiano (plebiscito viene de plebe), teóricos mexicanos propusieron que la democracia es pulso diario por el que el pueblo sabe si su gobierno ha cumplido o no con las promesas que hizo en campaña.

En tiempos idos, la gente del llano reconocía en obras y servicios tangibles la lealtad de los políticos a sus propios compromisos.

Dotación de tierras e instrumentos financieros y técnicos, e insumos para hacerla producir y mercado seguro para sus productos.

Trabajo estable, ceñido a los mandatos tutelares del artículo 123 Constitucional, con contratos obrero-patronales, buen salario y Seguridad Social “de la cuna a la tumba”. Sistema público de ahorro para el retiro.

Educación: Con infraestructura física, maestros capacitados y razonablemente remunerados. Para hijos de trabajadores en empresas con más de 100 empleados, escuelas Artículo 123. Acceso a Educación Media y Universidad Pública.

Salud: Medicina preventiva, médicos altamente especializados en disciplinas de alto riesgo,  red hospitalaria con personal formado para el servicio con mística social.

Vivienda: Sistemas de crédito a salvo de la especulación bancaria, incluso más allá del concepto de interés social.

Recreación y divertimento con instalaciones deportivas y culturales a título gratuito…

La Contraloría Social sobre la función pública la ejercían los propios círculos vecinales ciudadanos, dirigencias de las colonias populares y comisariados ejidales, que podían dar fe de la correcta  aplicación de los impuestos…

¿Para qué tantos brincos, estando el suelo tan parejo?

Matrices insumo-producto y otras chácharas

Pero llegaron los tecnócratas lavados de cerebro en universidades extranjeras y trajeron consigo las matrices insumo-producto y otras chácharas extralógicas para que las evaluaciones de los planes de desarrollo fueran inaccesibles a los neófitos.

Esos tecnócratas se incrustaron de preferencia en las secretarías de Programación y Presupuesto (SPP) y Hacienda y Crédito Público (SHCP) y todo se volvió misterio administrativo.

Al tiempo, el Partido Acción Nacional, sedicente fiscal de hierro contra la corrupción pública, firmó la Alianza estratégica con Carlos Salinas de Gortari y aquello se volvió un hoyo negro… y putrefacto. Hasta la fecha.

En Sinaloa, el primer gobernador tecnócrata fue Alfredo Valdez Montoya. Tenía fama de excelente estratega planificador. Pero el manejo de sus finanzas podía ser descifrado por cualquier tenedor de libros.

Alfonso Genaro Calderón Velarde tuvo como tesorero a Roberto Wong, contador público, pero con media hora en el despacho de Efraín Cortés, cualquiera interesado en la gestión administrativa podía salir enterado del manejo de los recursos públicos.

Le siguió Antonio Toledo Corro y la gestión presupuestal fue puesta en manos de ex banqueros, que algo saben de “contabilidad creativa”.

Labastida: Sinaloa en el mercado bursátil

Con el economista y ex empleado de la SPP, Francisco Buenaventura Labastida Ochoa, llegó “el acabose”. Hasta se sospechó que fondos presupuestales fueron jugados en el mercado bursátil y, con el crack de la Bolsa Mexicana de Valores en octubre de 1987, acaso a aquellos dineros de los llevó el diablo.

A la mejor, Esteban Moctezuma Barragán, que con el suplente Ernesto Zedillo Ponce de León antecedió a Labastida en la Secretaría de Gobernación, podría todavía desentrañarnos el secreto a voces. Era el secretario de Administración de Labastida en Sinaloa.

Una ilustrativa acotación a propósito de gobernadores: Vicente Fox Quesada se decía discípulo de Manuel de Jesús Clouthier del Rincón. Lo admiraba, solía expresar, por su enérgico combate a la corrupción pública.

En la campaña presidencial del robusto sinaloense, en 1988 Fox llegó por primera y única vez a la cámara de diputados federal. ¡Qué alivio! Venía de su activismo en el movimiento de deudores El Barzón, en el que se refugió perseguido por banqueros californianos.

Vuelta la página: En su segunda intentona, abanderado por el PAN, Fox llegó a la gobernación de Guanajuato. Para decirlo pronto, no admitía que el Congreso del estado lo fiscalizara. Le remitía sus cuentas públicas amañadas por auditores externos.

FCNCG: Se agandalló de 500  millones de pesos

A punto de concluir su  sexenio, Fox vetó una Ley de Responsabilidades que sancionaba el uso de los dineros públicos en promoción personal. Es que ya andaba con la candidatura presidencial del PAN en el bolsillo.

La Federación de Cámaras Nacionales de Comercio de Guanajuato (FCNCG), lo acusó de haberse agandallado de unos 500 millones de pesos para financiar su campaña presidencial. Ahora se ha convertido al Peñismo. “Amigos de Fox” se perdió en la noche de los tiempos.

Evaluación del gasto, “asignatura pendiente”

Al tema, compañero, al tema. El tema es que, justo a un mes exacto de la jornada electoral del 5 de junio, el cacique de cuello blanco del Congreso de Sinaloa, el priista Jesús Enrique Hernández Chávez proclamó a todo el mundo, como el Papa, un “nuevo paradigma” en materia de transparencia.

Nuevo paradigma: A condición de que la declaración patrimonial de los funcionarios públicos sinaloenses no sea conocidas por los pagadores de impuestos, ni nadie más. Qué viejo paradigma. Por algo será. Pero allá Cuyquiqui, su secretismo y sus sospechosas tardanzas.

De lo que se trata en esta entrega es, sobre qué ha hecho Mario López Valdez para satisfacer el interés del público sobre el manejo sexenal de la tesorería del Estado.

Leyes federales -por las que los gobernadores que reciben participaciones de la Federación deben informar sobre la escrupulosa gestión de esos recursos. Constituciones general y del estado que tratan del Sistema de Planeación (“democrática”, se decía antes) relacionado con el Plan Estatal de Desarrollo, imponen que los gobiernos de los estados expongan a terceros, los contribuyentes primero, opciones de evaluación del gasto.

¿Cuántos años tenía Malova administrando los impuestos de los sinaloenses y las participaciones federales a abril de 2015? Más de 60 meses. Hasta entonces, su gabinete se dio cuenta de un pequeño olvido. “Asignatura pendiente”, le llamó la Secretaría de Innovación (SI). ¿Karim Pechiv Espinosa se llama su titular?

Asignatura pendiente: El Sistema de Evaluación del gasto público. Borrón y cuenta nueva a abril de 2015. Los ejercicios fiscales anteriores, que se busquen en los transparentes informes anuales de Gobierno de López Valdez. ¿Qué tal?

La Secretaría de Innovación circunscribió el Programa Anual de Evaluación al ejercicio fiscal de 2015. En abril de 2016, ¿ya se dio al menos un reporte preliminar sobre la administración por resultados, de calificación de desempeño? ¿Y 2016?

Para ilustrar nuestro optimismo, la SI nos ofrece todo un glosario de términos. Será más fácil descifrar la fórmula de una bomba nuclear que los guarismos malovianos.

A Malova le quedan poco más de 200 días para la entrega de palacio a su sucesor. Si bien nos va, la única fuente confiable en materia de revisión cuentas públicas, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de la Cámara de Diputados federal, tendría alguna evaluación de 2016 en 2018. Apenas está por concluir la revisión de 2014.

Nos remitimos a la ASF no sólo por su credibilidad, sino porque, aunque el centro de gravedad de su auditoría es el gasto federal, lo hace extensivo a los gobiernos de los estados por la recepción de participaciones federales por diversos conceptos.

Cuentan los malquerientes de Malova, que ha emprendido una exploración entre los candidatos a su sucesión para ver quién está dispuesto a cubrirle la retirada. ¿A cambio de qué?

Malova se quedará sin fuero a las 24:00 del 31 de diciembre de 2016. Sinaloa tiene muchos problemas de seguridad pública. Los sinaloenses no pueden dormir tranquilos. Bien podría Malova esperar que pase la temporada de huracanes en un barrio de Pohenix, Arizona. Están en oferta. Es cuanto.

Quizás también te interese