Instala Beltrones en Sinaloa escuadrón político de mapaches

Porque nadie ha podido frenarlo, porque todas las embestidas han fallado contra Héctor Melesio Cuén Ojeda y porque “es imposible posicionar a Quirino Ordaz”, toda vez que para el propio priismo “es un tipo sin carisma y sin sensibilidad política”, el propio Manlio Fabio Beltrones Rivera, dirigente nacional del PRI, mandó a Sinaloa su propia “brigada del terror”, operadores electorales que intentarán a toda costa inhibir el voto de los sinaloenses y desatar una furiosa campaña mediática contra el candidato del PAS-MC, similar a las que desarrolló el PRI en las pasadas elecciones en Sonora y Colima para derrotar a Javier Gándara y Jorge Luis Preciado Rodríguez.

En la campaña de calumnias jugará un papel importante columnistas pagados por Beltrones y “conductoras” de radio y televisión, como Lilly Téllez, ahijada y “comadre” de Beltrones, quien fuera conductora de TV Azteca, y que es usada por el dirigente nación al del PRI para, en su espacio de  SDP-Noticias, linchar, difamar a los candidatos opositores al PRI, como ya ocurre en varios estados del país.

Ya está en Sinaloa pues la “brigada del terror”, una avanzada integrada por el Grupo Sonora, por “expertos” electorales y “porros”, gente armada, dispuesta a fabricar toda clase de delitos e incluso llegar a matar, escuadrón que trabaja amalgamado con “mapaches” del Partido Verde Ecologista de México, supervisados por el yerno del senador Pablo Escudero Morales. Para que funcione al dedillo la “maquinaria de la muerte”, como se le conoce en Sonora, desde hace dos semanas está en Sinaloa Ricardo Mazón Lizárraga, operador financiero del dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien surte de recursos económicos al grupo y que se encargó de instalar los “cuartos de guerra” y solicitar impunidad e inmunidad policiaca a los grupos que ya se mueven a sus anchas por la entidad.

Ricardo Mazón es un millonario terrateniente de Sonora, especialista en trinquetes urbanos y agrarios, que ha acrecentado su fortuna al amparo de Manlio Fabio, del que los sonorenses sospechan que es uno de los prestanombres del ex gobernador. En los círculos del PRI se habla de que en Sinaloa serán concentrados también el tamaulipeco Felipe Solís Acero, subsecretario de Enlace Legislativo de la Segob  y “experto” en asuntos electorales “especiales”, que operó abiertamente en la desacreditación del candidato del PAN en Sonora, Javier Gándara, y el de Colima,  Jorge Luis Preciado Rodríguez. Paralelamente, al igual que en la elección pasada de Sonora y Colima,  llegaron a Sinaloa “operadores” con experiencia en disolución con catadura de militares o de “porros”.

El blanco de todo el operativo montado por Beltrones es nada más y nada menos que Héctor Melesio Cuén Ojeda y todavía se atreven a señalar que va muy abajo en las encuestas. Si así fuera ¿que motivos tendría el dirigente nacional del PRI para desplazar a Ricardo Mazón, a su yerno Pablo Escudero a Sinaloa y a usar a la desprestigiada Lilly Téllez en su campaña de difamación contra el candidato del PAS-MC al gobierno del estado?

Sinaloa y sus electores están ya bajo la amenaza de la “brigada del terror” beltronista. Lo más acertado a la realidad es que vienen a afinar un  megafraude que favorezca al candidato del gobierno Quirino Ordaz Coppel.

Álvaro Aragón Ayala

Conductor del programa de radio Ruta Mexico y analista politico en Radio UAS, Diario de Sinaloa y Director Ejecutivo de Proyecto 3.

Quizás también te interese