Las candidaturas del PRI

Los caminos de la alianza PAS-PAN

En el PRI surgieron en cascada una parte de sus candidaturas a alcaldes y diputados, en buena medida para arropar la de su virtual candidato a gobernador, Quirino Ordaz.

Pocas, por cierto, las posiciones entregadas al grupo que encabeza el gobernador Mario López Valdez, lo que indica que el centralismo no lo tiene contemplado para operar políticamente la campaña de Quirino.

Evidente el alineamiento de Manuel Clouthier y Heriberto Félix al proyecto del centralismo en favor de Quirino Ordaz. Los tres son empresarios. Los empresarios no tienen partido, sólo intereses y esa lectura está por encima de las otras.

Jesús Valdés Palazuelos logró la nominación a la alcaldía de Culiacán y aquí el PRI entendió que ocupa votos y que tenía que postular al de la mayor rentabilidad electoral.
Aarón Rivas es integrante del gabinete de Mario López Valdez, aunque tiene también su propia trayectoria.

No sabemos que hay para él pero Francisco ‘Paco’ Vega le regresó la movilidad al sector popular del PRI en Culiacán y lo hizo demostrando el oficio político que cada vez es menos común entre los priístas.

En Sergio Mario Arredondo observamos al político capaz que daría resultados ya en la administración pública o en la legislatura.

Leticia Serrano, Margarita Urías y Erika Sánchez son mujeres que han crecido en el trabajo partidista.

Renata Cota es una joven mujer que ha avanzado en política y lo ha hecho sin tacha. Su buen papel como legisladora la pone en la posibilidad de llegar a la alcaldía de Choix.

Fernando Pucheta derrotó y quitó el invicto al panista Alejandro Higuera en Mazatlán y ello lo reitera como la mejor carta del PRI para recuperar la alcaldía porteña.

Rigoberto Valenzuela va por la alcaldía Navolato, donde el PRI buscó el equilibrio entre los grupos, postulando a Víctor Godoy como candidato a diputado.

Víctor Manuel Díaz Simental está en la antesala de concretar un viejo sueño, la alcaldía de Escuinapa.

Con ellos y otros cuyos nombres ya conoceremos, el PRI pretende cobijar a Quirino Ordaz.
Habrá desde luego una estrategia intensa de campaña sin candidato.

La alianza PAS-PAN

Enfrente avanza la coalición opositora PAS-PAN decidida a seguir adelante dejando en el camino al PRD.

Ya auto eliminados Clouthier y Heriberto, la candidatura será disputada por Héctor Melesio Cuen y uno de los varios aspirantes que tiene el PAN¸ quizá Martín Heredia.

La unión PAS-PAN va sobre el voto duro priísta, teniendo a su favor la fragmentación que en el tricolor dejo la designación de Quirino Ordaz.

Y es que si en el PRI tendrán dificultad para que otros aspirantes y sus grupos como Aarón Irízar, Sergio Torres cierren filas en torno a Quirino, más dudas se observan respecto de que el ‘malovismo’ se pliegue a la unidad, particularmente los grupos que ya trabajaban en favor de Gerardo Vargas Landeros.

Por su parte en el partido Sinaloense se prepararon para tener una organización electoral similar ya en número y capacidad a la que tiene el PRI.

Hablamos de los comités y sub comités municipales, y de los cientos de seccionales conformados por el PAS a lo largo y ancho de la geografía sinaloense.

Importante también el trabajo que el PAS desarrolla con sus programas de activismo social a cargo de Angélica Díaz de Cuen.

Labor de política social, de esa que le resuelve los problemas a la gente.

A eso se debe el innegable crecimiento del PAS.

Ese crecimiento del Partido Sinaloense tiene a Héctor Melesio Cuen metido de lleno n la disputa por la gubernatura.

Así están las cosas…

Jorge Walterio Medina

Periodismo de análisis político que busca interpretar las diferentes y diversas lecturas que se derivan del acontecer local y nacional. Más de treinta años de ejercicio periodístico han permitido la maduración de una opinión crítica y objetiva del autor de la columna «Sin Etiqueta» y comentarista en el programa de análísís «Los Columnistas» que se transmite a través de Radio UAS.