Un proceso priísta que robustece a sus opositores

Muchas las lecturas en torno del proceso interno del PRI para designar a su candidato al Gobierno del Estado y una de ellas, cada día más vista en las redes sociales, tiene que ver con la apreciación de que las fuerzas regionales con Mario López Valdez, Juan Milán y Francisco Labastida a la cabeza, le volvieron a ganar la partida al empresario ganadero Jesús Vizcarra Calderón y al propio Presidente Enrique Peña Nieto, con todo y la fuerza del centralismo.

Precisemos que al redactar estas líneas el PRI no daba a conocer aún quien será su abanderado en el relevo del señor López, pero si se generalizaba en la percepción popular que Vizcarra había declinado. Martha Tamayo, la dirigente estatal del PRI, refirió incluso que el asunto de las aspiraciones de Vizcarra era más una cosa de los medios que una pretensión del empresario.

Efectivamente el PRI lanzó su convocatoria el pasado viernes y a partir de ahí mucha especulación y muchas lecturas. Una y mil ternas se manejaban en los propios pasillos de las oficinas del PRI y la gran mayoría generaban desaliento, sobre todo las que aseguraban que el asunto ya estaba resuelto a favor de Quirino Ordaz o de Diva Hadamira Gastélum.

Aarón Irízar, Sergio Torres y Gerardo Vargas, apareciendo como las opciones más viables y muy cerca de ellos Heriberto Galindo y David López.

Según la percepción popular entonces, de los diez aspirantes pristas cuando menos seis no tiene nada que hacer en términos de rentabilidad electoral, frente a una oposición robustecida por la estrategia del propio PRI, al grado que no faltaron voces que aseguraban que el Presidente Peña Nieto había negociado Sinaloa con partidos opositores, desde que fueron juntos a la firma y aprobación de las reformas estructurales.

¿Será?

Ya lo veremos.

Por lo pronto el dirigente del PAN en Sinaloa, el diputado Adolfo Rojo Montoya, informaba que el blanquiazul ya estaba en pláticas con personajes externos como Heriberto Félix, Héctor Melesio Cuén y Manuel Clouthier, sin descartar a los propios como Francisco Salvador López Brito, Roberto Cruz, Martín Heredia y Armando Leyson, este último uno de los principales Artífices de la única victoria del PAN sobre el PRI en la pasada elección federal.

Es decir, en el PAN piensan en una alianza con posibilidades reales de victoria y sin trato alguno con traidores al PRI.

Al decir de algunos analistas el CEN del PRI confiaría en que el gobernador López Valdez sería el instrumento de operación política que haría ganar al tricolor en la elección estatal del 2016, aunque aquí la pregunta es cómo lograrán vencer a los ‘fantasmas del 2010’ que provocan que miles de priistas sinaloenses sigan considerando al señor López como cabeza de un grupo de traidores a su partido.

Y por los rumbos del Partido Sinaloense su dirigente el diputado Héctor Melesio Cuén informaba que a más tardar el próximo martes decidirían sobre si harán alianzas con el PRI, con el PAN o si irán solos a la contienda.

Cuén dio una demostración de músculo político al tomar la protesta de más de mil nuevos comités seccionales del PAS en Culiacán y a otros 539 nuevos seccionales en Ahome.

Hablamos de más de siete mil ciudadanos listos para participar con el PAS.

Cuén Ojeda espera una votación a favor del PAS superior a los 250 mil sufragios y si así ocurre los pasistas serán los grandes protagonistas del actual proceso electoral y de la próxima representación de los poderes ejecutivo y legislativo.

Ya se verá también.

Así están las cosas…

Jorge Walterio Medina

Periodismo de análisis político que busca interpretar las diferentes y diversas lecturas que se derivan del acontecer local y nacional. Más de treinta años de ejercicio periodístico han permitido la maduración de una opinión crítica y objetiva del autor de la columna «Sin Etiqueta» y comentarista en el programa de análísís «Los Columnistas» que se transmite a través de Radio UAS.