Narcotráfico y política entre la realidad y la ficción

La recaptura de Joaquín Guzmán ha generado muy diversas opiniones y desde luego que si por un lado algunos lo ven como un éxito del gobierno que encabeza Enrique peña Nieto, los más cuestionan el porqué la efectividad mostrada por las autoridades no logra resolver otros grandes pendientes como el de los 43 normalistas de Ayotzinapa, entre otros reclamos.

Digamos que la recaptura del ‘Chapo’ Guzmán no generó mucha sorpresa como en la ocasión anterior. Desde su fuga del Penal del Altiplano en el Estado de México, a Guzmán Loera lo seguía, y de muy cerca, un grupo de marinos y de ello dieron cuenta de manera muy amplia los medios de comunicación.

Y es más, antes que los marinos mexicanos, al señor Guzmán lo encontró el actor Sean Penn, que le realizó una entrevista para una revista norteamericana.

Extrañamente el sinaloense considerado como uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo, nunca salió de entidades como Sinaloa y Durango, lo que desde luego facilitó la labor de inteligencia de sus captores.

Hoy el centro de la discusión y la especulación nacional que rodea la recaptura de Joaquín Guzmán esta dirigido en la pregunta de si el gobierno de Peña Nieto aceptará la extradición del ‘Chapo’ a los Estados Unidos de Norteamérica.

Esa pregunta ya se había hecho de manera masiva cuando fue detenido en Mazatlán y aquí no sólo se negó la extradición sino que llamó la atención el que a Guzmán no le decomisaron ni dinero, ni propiedades.

Expertos en temas de seguridad afirmaban el viernes, luego de la recaptura de Guzmán, que al no quitarle ni dinero ni propiedades, la fuerza de Joaquín Guzmán se mantuvo aun cuando estaba preso.

Pero es en el tema de la extradición o no del ‘Chapo’ donde se ha generado toda clase comentarios que se ubican entre la realidad y la ficción.

Muchas las interrogantes y uno de ellas es la de si el gobierno mexicano se arriesgará a que Guzmán, ya extraditado, revele todos los supuestos nexos y tratos con personajes del gobierno de México.

Y es que realidad o ficción, a Joaquín Guzmán se le atribuyen tratos comerciales y políticos con funcionarios de todos los niveles del gobierno mexicano.

Por ello no fue casual que en las redes llamara la atención que la captura haya ocurrido en el municipio de Ahome, donde se concentra la fuerza política del gobernador Mario López Valdez y la del secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros.

Todavía más, coincidencia o no, el mismo día de la recaptura de Guzmán la dirigente priísta Martha Tamayo anunciaba que el PRI estaba en cuenta regresiva para designar a su candidato al gobierno estatal y para renovar a su dirigencia estatal, lo que también se destacó en las redes.

Mucho lo que hay que ver todavía respecto de la recaptura de Joaquín Guzmán, en un ambiente donde el imaginario popular percibe y está seguro de que narcotráfico y política constituyen un binomio común en México y fundamentalmente en entidades como la nuestra.

Ya veremos qué es lo que sigue.

LAS COSAS QUE PASAN

Tres diputados locales del PRI rindieron su segundo informe de actividades el pasado sábado. Los tres legisladores, por cierto, buscan presidir sus respectivos municipios.

Ellos son Renata Cota de Choix, Nubia Ramos de El Fuerte y Fernando Pucheta de Mazatlán.

A los tres los felicitó públicamente el diputado Jesús Enrique Hernández Chávez, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado y líder ahí de la bancada tricolor.
Tanto Renata Cota como Nubia Ramos han aprovechado su paso por la legislatura local para crecer políticamente. Las dos han hecho buen papel.

Ellas, además, tienen la ventaja del género donde los partidos tendrán que postular al 50 por ciento de mujeres en los cargos de elección popular, incluidos desde luego los ayuntamientos.
En el caso de Fernando Pucheta estamos frente al personaje político que inicia la recuperación del PRI en Mazatlán.

A pesar de un fuerte divisionismo al interior de su partido, lo que les había provocado varias derrotas frente al Partido Acción Nacional, Fernando Pucheta derrotó a una de las mejores cartas del panismo en Mazatlán, Alejandro Higuera, a quien le quitó lo invicto ya que nunca había perdido una elección.

Digamos que Pucheta es uno de los priístas con más méritos para alcanzar la candidatura del PRI a la alcaldía de Mazatlán.

Así están las cosas…

Jorge Walterio Medina

Periodismo de análisis político que busca interpretar las diferentes y diversas lecturas que se derivan del acontecer local y nacional. Más de treinta años de ejercicio periodístico han permitido la maduración de una opinión crítica y objetiva del autor de la columna «Sin Etiqueta» y comentarista en el programa de análísís «Los Columnistas» que se transmite a través de Radio UAS.