La tensa calma vacacional

Tensa sin duda la calma vacacional que vivirá la clase política sinaloense este mes de diciembre,, sobre todo la priísta, porque estamos a punto de conocer decisiones importantes y una de ellas desde luego que tiene que ver con la que implica la candidatura a suceder a Mario López Valdez.

Efectivamente, a pesar de las vacaciones decembrinas vivimos tiempos de decidir candidaturas y de establecimiento de alianzas.

Si Héctor Melesio Cuen, el dirigente estatal del PAS, anunció la semana pasada que se reunió con el líder nacional del PRI Manlio Fabio Beltrones, en una charla donde se analizó la posibilidad de una alianza electoral, pero donde, aclaró, no hubo petición alguna de posiciones, dicha reunión la confirmó también la dirigente local priísta Martha Tamayo.

La presidente del CDE del tricolor efectivamente confirmó la reunión Beltrones con Cuen, aunque rechazó que el PAS vaya a encabezar la candidatura a gobernador desde luego a favor de Héctor Melesio.

Como compromisos de una probable alianza pudieran quedar las candidaturas a alcaldías y diputaciones locales, dijo la señora Tamayo y aquí la pregunta es si va Culiacán entre las negociadas.
El establecimiento de una alianza PRI- PAS no sólo le interesa al PRI sino al propio gobierno federal que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto y ello lo corrobora la invitación que a Héctor Melesio Cuen se le hizo también desde la Secretaría de Gobernación, donde el tema lo constituye obviamente el proceso electoral del 2016 en Sinaloa.

Desde luego que las opciones del PAS no sólo se limitan al PRI. Quedan como alternativas una coalición con el PAN, PRD y otros partidos, o la decisión de participar solos en la próxima contiene electoral.

De una probable alianza con el PAN, PRD y otras fuerzas, el PAS podría marchar al frente, es decir con la candidatura gobernador y con posibilidades de triunfo que se ampliarían si el PRI se equivoca en la designación de su abanderado y repite el ‘choque de trenes’ que ya vivieron el 2010.

La otra opción es que el PAS vaya solo en la elección del próximo año, lo que le reduce las posibilidades de ganar la gubernatura, pero que le permitiría mostrar su real crecimiento en la entidad y ganar alcaldías y diputaciones.

Hablamos de la posibilidad de que el Partido Sinaloense, en apenas su segunda elección, se ubique como la segunda fuerza electoral en Sinaloa, desplazando al Partido Acción Nacional al tercer lugar.

El otro tema que atrae la atención de la opinión pública en Sinaloa, es el de las candidaturas independientes, llamadas a realizar un papel protagónico en la próxima contienda.

Los nombres de Heriberto Félix, Manuel Clouthier y Francisco Frías Castro son manejados de manera más frecuente conforme avanza la coyuntura electoral y los dos primeros deben preocupar al PAN porque irían sobre el voto duro del blanquiazul, como ya ocurrió en la elección federal del 2015 en Culiacán.

Desde luego que habrá también candidaturas ciudadanas para disputar los 18 ayuntamientos, con sus respectivas alcaldías y las diputaciones locales en los 24 distritos, para lo cual cada día surgen más nombres, entre ellos los de Miguel Taniyama y Arturo García en Culiacán y el de Karina Vallejo en Guasave.

Las opciones independientes están llamadas a lograr un crecimiento significativo, como consecuencia ya del hartazgo social ante los partidos políticos tradicionales y desde luego también por los malos resultados del gobierno federal y estatal, donde la imagen del Presidente Enrique Peña Nieto y del gobernador Mario López Valdez, sigue en franca caída.

Desde luego que Clouthier ganó la diputación federal por la vía independiente porque el PAN y el PRI le pusieron adversarios a modo y porque particularmente en el PRI se detectaron movimientos de traición, pero indudablemente que el hartazgo popular fue el principal factor de decisión.

Hablamos entonces de un hartazgo popular que de nuevo puede manifestarse a favor de las opciones independientes y que se agudizará en la medida en que los partidos tradicionales postulen candidatos con poca rentabilidad electoral.

En el PRI deben estar preocupados también por la amenaza de que de nuevo se registre una profunda división que les impida recuperar la gubernatura.

Tensa entonces la calma, repetimos, que se vive en este periodo vacacional.

Pendientes entonces.

Así están las cosas…

Jorge Walterio Medina

Periodismo de análisis político que busca interpretar las diferentes y diversas lecturas que se derivan del acontecer local y nacional. Más de treinta años de ejercicio periodístico han permitido la maduración de una opinión crítica y objetiva del autor de la columna «Sin Etiqueta» y comentarista en el programa de análísís «Los Columnistas» que se transmite a través de Radio UAS.