Jesús Vizcarra sí va

Durante esta semana que concluyó, el empresario Jesús Vizcarra acompañó al presidente Enrique Peña Nieto en un viaje por Cancún. ¿De qué hablaron?. Apenas ellos lo saben.
Lo que sí es cierto, es que después de llegar del viaje con el presidente Peña, Jesús Vizcarra se fue directo a la Secretaría de Gobernación. ¿Qué sucedió ahí y que se pudo hablar ahí?. Igual, apenas ellos lo saben.

Lo que también es cierto, es que este tipo de movimientos del empresario de la carne, son los que hacen y provocan que en Sinaloa se siga mencionando su nombre como uno de los más fuertes aspirantes del PRI a la gubernatura de Sinaloa.

Pero además, durante toda la semana, después de un intento de sembrar la percepción de que Jesús Vizcarra no va, en la cual participaron ex gobernadores como Juan Millán, Francisco Labastida, casi todos los aspirantes entre otros, que repetían y repetían hasta el cansancio las propias palabras de Vizcarra de que no busca la gubernatura, de repente se vino la contraofensiva y una serie de especulaciones en sentido contrario.

Para algunos Vizcarristas, hay que esperar novedades para el día último de octubre o los primeros días de noviembre, una vez que oficialmente ya haya iniciado el proceso sucesorio en Sinaloa.
La postura es: Jesús Vizcarra si va.

Lo cierto es que lo hemos repetido hasta el cansancio. Las condiciones del 2010, para nada se parecen a las que existen previó al 2016. Esas nuevas condiciones son las que mantienen vivo a Jesús Vizcarra y de paso genera ya movimientos de cuadros de priístas desplazados en estos 5 años de gobierno Malovista.

1.-Ayer en Los Mochis se dio un movimiento de priístas que aún se autollaman priístas leales en el cual participaron muchos liderazgos identificados con Esteban Valenzuela, Mario Zamora, Polo Infante, entre otros, aun cuando ninguno de estos cabezas de grupo, asistió al evento. Ahí la voz cantante la llevó Fernando Zapién.

2.-En la línea de los discursos pronunciados, no hubo ataques personales a nadie, solo mensajes directos y bien identificados a quienes iban dirigidos. De entrada los priístas se quejaron de la complacencia, entreguismo y sumisión al malovismo de las dos últimas dirigencias estatales –encabezas por Jesús Enrique Hernández Chávez y Martha Tamayo- quienes lejos de ser un aliciente para los priístas de carrera, los alejaron, los desplazaron y les dieron cabida a los que hoy por hoy en estos cinco años han acaparado los espacios sin darse cuenta y habiendo olvidado como habían llegado al poder.

3.-Ahí mismo, en otro de los alineamientos con mensaje y que fue coincidencia, fue que los priístas no tenían candidato, que como siempre y como muestra de lealtad, iban a apoyar al candidato que postulara el partido pero que estuviera tatuado por dentro y por fuera de color verde, blanco y rojo, y no fuera de esos que cambian de color con mucha facilidad.

4.-Otro mensaje a la dirigencia priísta, fue que hubiera respeto a la militancia y a la carrera partidista ante el florecimiento de los candidatos y cuadros “maruchan”, esos que en cinco minutos nada más les echan agua y dicen ya estar listos. Este mensaje, desde luego iba en alusión a la pretensión de los Juniors de acaparar todos los espacios del PRI como ha ocurrido en estos cinco años desplazando a quienes si trabajan y tienen una identidad con el PRI.

5.-En fin, con movimientos como el de ayer en Los Mochis, se marca, aunque no se quiera aceptar, el inicio de la carrera por la sucesión tanto municipal y estatal con un episodio que si tuviéramos que bautizar o titular, lo tendríamos que llamar de la siguiente manera. “La rebelión de los desplazados” o si se fuera muy católico, “La resurrección de los muertos vivientes que esperan la llegada de Jesús”.

6.-Lo cierto es que aun cuando ahí no hubo ningún pronunciamiento a favor de Jesús Vizcarra, se dio por hecho y se presta para la especulación, que la llegada del empresario de la carne como candidato es un hecho, y de paso arrancó y se anunció en el municipio de Ahome, la tierra del gobernador Malova y de Gerardo Vargas, intentado echar por tierra la creencia de que aquí se tiene un control total.

7.-Aun así, habría que decir. Jesús Vizcarra aún no ha dicho que sí, pero todas estas estrategias, filtraciones, eventos y publicaciones, habría que decirlo, no podrían tener otro objetivo más que mantener viva la posibilidad de que si quiere ser candidato y buscar contra restar el intento de crear la percepción de decir que no va con lo cual lo sacaban de la jugaba.

8.-Aun así, hay que esperar no solo que diga que sí, sino esperar algo más importante. Con quien va a hacer su campaña y con quienes, y sobre todo, esperar ver si vendrá dispuesto a negociar con Malova y con Juan Millán, aun cuando estos acuerdos tendrían una vigencia de un año y 10 meses y después de ahí ya no tendrían validez.

Por lo pronto, Vizcarra sigue vigente tal y como lo dijera Oscar Lara. “No lo saquen de la jugada”.
Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Si bien es cierto no se puede sacar a Jesús Vizcarra de la lucha sucesoria cuando se ve que se le sigue incluyendo en las encuestas, también es cierto, que después del primer cedazo, solo quedarán cinco supremos aspirantes a evaluar durante el mes de noviembre. Estos son Jesús Vizcarra, Gerardo Vargas, Aarón Irizar, Diva Hadamira Gastelum y Heriberto Galindo. El resto ya puede irse despidiendo y negociando con los que quedan vigentes.

OTRO PASITO.-Los supremos aspirantes priístas vigentes arreciaron el paso previo a la publicación de la convocatoria por parte del Congreso. Gerardo Vargas sigue demostrando que es quien trae las estructuras y grupos de su lado, Aarón Irizar busca el apoyo de los jóvenes como lo hizo en Navolato ayer sábado y Diva Hadamira se defiende diciendo que la política es como un juego de basquetbol donde hay que acostumbrarse a los golpes y empujones.

Heriberto Galindo recorre Sinaloa con las presentaciones de sus libros y para la primera semana de noviembre ya prepara la presentación de su libros Historia de los ex gobernadores de Sinaloa.
¿A quién le irá a alcanzar para más?.

UN PASITO MAS.-Quien ya debuta y se le ve con mucho juego político, es al mochitense Mario Zamora Gastélum a quien el secretario de la SEDESOL, José Antonio Meade lo responsabilizó de supervisar los programas de apoyo para las familias afectadas por el huracán Patricia de los estados de Colima, Jalisco y Nayarit.