El uso de la Torre Académica de la UAS

Mañana domingo cumplirá una semana el sismo político en Morena-Sinaloa, del resquebrajamiento, de alto riesgo, para el partido de Andrés Manuel López Obrador rumbo a las elecciones del 2016. No hay mucho análisis, no hay demasiado que recoger en los medios en torno al zipizape ocurrido en la Torre Académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa, campus Culiacán ¿Por qué?

Nada se ha dicho sobre el uso político de las instalaciones de la UAS para un acto político morenista. Nada ¿Y si el evento hubiera sido encabezado por el dirigente estatal DEL PAS, Héctor Melesio Cuén Ojeda? ¿Si se le hubiera prestado el edificio a personajes del PRI o del PAN? Sobre Héctor Melesio se hubiera desencadenado la ira de perredistas y morenistas y uno que otro del PRI. Lo satanizarían y gritarían que es dueño de la UAS y que usa las instalaciones con fines político electorales. De él hubieran salido caricaturas a diestra y siniestra.

Si las autoridades de la UAS hubieran prestado la Torre a algún personaje del PRI, pues de inmediato hubieran saltado las voces en el sentido de que la UAS sirve a también a otro proyecto político del viejo y corrupto PRI. Y si en la Torre Académica hubieran desfilado actores políticos del PAN de inmediato hubieran sonado los gritos de guerra contra la ultraderecha aunque algunas de las lenguas “críticas” degusten de los platillos blanquiazules.

Son pocos ya quienes se dicen iluminados o Dueños de la Verdad, salidos de las cañerías del PRD o de Morena o con el disfraz de luchadores sociales que pese a que hoy blasonan su independencia o su equidad informativa son  “suaves” al difundir su opinión sobre el PRI y el PAN y los mecanismos usados para conservar y ejercer el poder en Sinaloa. No levantan la voz contra el PRD o Morena mucho menos descorren las entrañas de las candidaturas independientes, magníficos instrumentos de empresarios para llegar Poder Político. Se sabe, pues, que el líder del Morena, suspendió la conferencia de prensa que ofrecería la tarde de aquel domingo en la Torre Académica de la UAS, debido a las protestas de algunos de sus militantes en contra del abogado Jesús Estrada Ferreiro, a quien el tabasqueño designó Promotor de la Soberanía Nacional en Sinaloa ¡vea usted los alcances! Obvio, desfiló la percepción de que Jesús Estrada es el candidato de AMLO a la gubernatura de Sinaloa lo cual levantó la inconformidad de un grupo de asistentes.

El acto que presidiría López Obrador en la Torre Académica duró apenas diez minutos a raíz de las protestas lanzadas, entre otros, por Jaime Palacios, recientemente nombrado presidente de Morena en Sinaloa. Los inconformes pedían que Estrada Ferreiro no participara en el encuentro. Cuestionado primero por militantes y luego por periodistas, López Obrador acusó a los quejosos de haber sido enviados por el gobernador Mario López Valdez y el ex mandatario estatal Juan Millán Lizárraga. Dijo que la “postulación” de Estrada Ferreiro es resultado de una encuesta en la que también participaron la activista, ya de Morena, Mercedes Murillo Monge, el sindicalista Marco Antonio Medrano y el catedrático José Antonio Ríos Rojo, o sea miembros distinguidos de Morena, interesados en el manejo político de la UAS para los fines de Andrés Manuel López Obrador si es que no rompen con él antes de las elecciones del 2016.

Jesús Estrada Ferreiro cobró fama por su participación en el Colectivo de Defensa del Patrimonio Público, en Culiacán, y su oposición a la construcción de un nuevo estadio de béisbol sobre los escombros del viejo campo de Juego General Ángel Flores. El pleito jurídico lo perdió. También fue derrotado como candidato a diputado local por el 13 Distrito Electoral Local en la pasada elección.

En una breve declaración a los medios, López Obrador manifestó que Manuel Clouthier, diputado federal independiente, no será el candidato de Morena a la gubernatura de Sinaloa. Y agregó: nosotros vamos a postular un candidato salido de aquí, de Morena; vamos a presentar a Jesús Estrada como promotor de la soberanía en Sinaloa, él fue elegido por militantes y por la ciudadanía ¿cual?. Obrador llamó a los ciudadanos del estado a tener cuidado con los candidatos independientes, porque, dijo, algunos priistas y panistas se disfrazan de independientes, pero son lo mismo.

Para su información, Jaime Palacios acaba de ser electo dirigente estatal de Morena: obtuvo 43 votos contra uno que alcanzó Lucio Tarín. Andrés Manuel López Obrador, el icono de la izquierda mexicana, estuvo pues en la Torre Académica. Morena usufructuó un edificio de la UAS ¿y? Los críticos por sistema o por consigna guardaron silencio. Son también, hoy, blandos para destapar las cloacas en el PRI y en el PAN y viven felices, tal vez, con el estatus quo político estatal.

¿Y si el evento de la Torre Académica lo hubiera encabezado Héctor Melesio Cuén Ojeda? Todavía lo trajeran a cola. Le hubieran llovido caricaturas en El Debate…