Panistas pagarán platos rotos

Transcurría apenas el primer año del gobierno del cambio, del gobierno de Mario López Valdez y los panistas no estaban muy conformes con el trato que recibían del gobernante a quienes ellos habían llevado al poder.

Para esto se organizó una reunión a la cual asistieron los alcaldes panistas, los diputados, algunos dirigentes partidistas entre otros, con el gobernador Malova.
Ahí un alcalde del norte, quien había sido diputado local durante el régimen del priísta Jesús Aguilar le reclamó fuerte al gobernador Malova por el trato que recibían de sus gentes más cercanas.

Este alcalde le recordó a Malova que él había llegado a la gubernatura gracias a que el Partido Acción Nacional lo postuló y los panistas lo apoyaron.
Le reprochó que a pesar de ser del partido que lo llevó al poder no recibían ningún tipo de apoyo adicional de parte de su gobierno y que incluso, no eran ni siquiera atendidos por sus principales secretarios que habría que decirlo, la mayoría eran priístas.

Este alcalde le citó a Malova una de las frases más populares de Juárez cuando decía que él tenía para sus amigos justicia y gracia y para sus enemigos la justicia a secas.
“Nosotros le dijo, no tenemos ni siquiera justicia a secas porque no nos reciben, mucho menos gracia y creo que si somos gobernantes del partido que te llevó al poder meremos cuando menos esas consideraciones”.

Es más, se atrevió a decirle a un Malova que lo escuchaba ya con el ceño fruncido. “Nos iba mejor como oposición porque los funcionarios de Aguilar nos atendían de maravilla”.
Hecho el reclamo, el alcalde panista recibió como respuesta del gobernador la siguiente frase. “Pues usted dice mi alcalde si quiere ser oposición”.

Acto seguido y por el tono empleado por el gobernador, tuvo que entrar Alejandro Higuera a suavizar la situación que ya se había vuelto tensa entre los presentes.
¿Pero porque traer a colación este pasaje que dibuja a la perfección el trato que han tenido los panistas de parte del gobierno de Malova desde el primer momento en que pensaron que ellos habían llegado al gobierno del Estado?.

Bueno porque cada vez cobra más relevancia y cada vez es más evidente que serán panistas quienes paguen los platos rotos de una galopante corrupción que ha imperado en este sexenio.

1.-Durante cada revisión de las cuentas públicas, la Auditoría Superior del Estado ha hecho pública un sinfín de información que revela el desaseado manejo de los recursos públicos cometidos por el gobierno del Estado. Aun así, aparentemente no pasa ni ha pasado nada.

2.-Quizá el último irregular manejo de recursos públicos lo ha dado el gobernador Malova y de pasó a arrastrado a los alcaldes, durante las famosas ediciones de los gobiernos en movimiento en línea.

3.-Durante las últimas ediciones, el gobernador ha fomentado la condonación de multas, recargos, gastos de cobranza y no se cuentos conceptos más, en algunas contribuciones estatales, pero también ha promovido que los alcaldes hagan lo mismo con el cobro de algunas contribuciones municipales como es el predial urbano.

4.-Ante estos hechos, se sabe que la Auditoría Superior del Estado podría ya empezar a observar a los alcaldes, toda vez que de acuerdo a la legislación vigente, los municipios solo gozan de un mes del año para realizar este tipo de promociones, de ahí que de hacerlo de manera reiterativa y en los meses no acordados, se constituye una violación legal y mal uso de los recursos públicos.

5.-Desde luego algunos alcaldes que ya fueron notificados de manera informal de tales irregularidades, alegaron a su favor que fue una orden del gobernador Malova y que solo estaban acatando los dictados del mandatario estatal. Desde luego, la justificación no fue válida porque el gobernador no puede modificar las leyes ni pasar sobre ellas. –Bueno eso es en teoría-.

6.-Sin embargo habría que decir que estos alcaldes deben estar tranquilos a pesar de ser advertidos que de acuerdo a la ley tienen que reponer el daño o quebranto.

7.-Sin embargo, quienes no deben estar tranquilos y eso es otro trascendido, son los ex alcaldes panistas Eleazar Rubio Ayala de El Fuerte, Saúl Rubio Valenzuela de Sinaloa Municipio y Armando Leyson de Guasave.

8.-Hasta donde se filtra, la PGJE tiene en su poder ya 9 querellas penales en contra de funcionarios de Sinaloa Municipio entre ellos el ex alcalde Saul Rubio a quien incluso además de fincarle responsabilidad penal lo podrían inhabilitar para ejercer algún cargo público en el futuro.

9.-En el caso de Eleazar Rubio de El Fuerte y de Armando Leyson de Guasave se adelanta que la consigna ya está dada. Algo tiene que pasar en estos tres municipios porque se tiene que mandar un mensaje claro de combate a la corrupción.

10.-En pocas palabras, en este sexenio que pensaron los panistas seria su sexenio, solo les tocará justicia a secas, tal y como les ha tocado desde el inicio de esta administración estatal. Y ni modo, alguien tiene que pagar los platos rotos.

Habrá que estar pendientes.