Exhortan a Senado dictaminar iniciativa de Revocación de Mandato

El Partido Sinaloense (PAS) exhortó al Senado a dictaminar la iniciativa ciudadana que propone legislar en materia de revocación de mandato y segunda vuelta electoral, con la que se establecería una nueva concepción de la democracia.

Luego de reunirse con legisladores federales, el diputado local Héctor Melesio Cuén Ojeda recordó que desde hace un año se presentó la iniciativa que está en proceso de análisis en las comisiones de Puntos Constitucionales; Gobernación; y Estudios Legislativos.

“Luego de casi un año de análisis es momento de sacar de la congeladora legislativa esta importante reforma que busca fortalecer los procesos democráticos, de rendición de cuentas y de participación ciudadana en el país”, advirtió en entrevista en el Senado.

El también dirigente del PAS, quien recibió la distinción Líderes para el Desarrollo: Gobernador Enrique Tomás Cresto, otorgada por el Senado de Argentina, dijo que “no se pueden menospreciar más de 227 mil firmas de ciudadanos que están de acuerdo con las reformas presentadas”.

Cuén Ojeda detalló que se propone aplicar la segunda vuelta cuando ninguno de los candidatos obtenga mayoría absoluta; entonces, la autoridad electoral pronunciará la declaratoria de la elección en que deberá efectuarse segunda votación. Además, convocará a quienes hayan alcanzado los dos porcentajes más altos; si el candidato que haya obtenido el segundo lugar declina, la autoridad declarará de manera expresa al de mayor número de votos de la primera votación. Este mecanismo permite alcanzar una mayoría absoluta entre los dos contendientes en la segunda votación, para garantizar una mayor gobernabilidad o legitimidad de quienes resulten electos.

“Si existe una mayoría absoluta, ya no se convocará a una segunda vuelta, pero tampoco cuando haya votado más del 50 por ciento de los electores inscritos en el listado nominal. Esta reforma fortalecerá el ejercicio del poder en México y la gobernabilidad”, aseveró.

En el caso de la revocación de mandato, dijo, es una forma de consulta popular mediante la cual la mayoría absoluta de los ciudadanos puede recusar el nombramiento de autoridades elegidas con el voto ciudadano. Los servidores elegidos podrán ser recusados en cualquier tiempo de su mandato, siempre y cuando tengan una tercera parte de asumido el encargo.

En caso de funcionarios públicos de primer nivel designados por los poderes Ejecutivo o Judicial, la petición será presentada por escrito a quien haya hecho el nombramiento, así como a cualquiera de las Cámaras del Congreso, donde se haya dado origen a la designación. La revocación de mandato procedería para presidente de la República, senadores, diputados federales, gobernadores, y funcionarios públicos de primer nivel, designados por los Poderes Ejecutivo y Judicial.