El Ochito o el Six

Hace aproximadamente 15 días atrás, decíamos que en un diagnóstico y evaluación que tenía el CEN del PRI sobre el avance de las campañas en Sinaloa, se registraban focos rojos en tres distritos.

Al PRI no le salían las cuentas en el Distrito 02 de Ahome, en el 04 de Guasave y en el 08 de Mazatlán. En la conclusión de la evaluación se decía que al final, el problema lo era el gobernador Malova.

En el Distrito 02 el problema lo representaba la fuerte disidencia que enfrentaba el Malovismo por todos los agravios hechos a los diferentes cabezas de grupo que coexisten en este municipio y a los cuales se negaba a reconocer y sumar.

El desaire que le hicieron todos los cabezas de grupo a la líder estatal del PRI, Martha Tamayo y el nulo crecimiento de su candidato Bernardino Antelo, hizo que se prendieran los focos rojos en Ahome y esta situación se reportara al CEN del PRI.

En Guasave se culpaba al gobernador de jugar por dos aguas al alentar al PAN y a su candidato a través del alcalde Armando Leyson y la gente del PAS, mientras que en el distrito 08 se había detectado la intromisión de último momento del director de Conalep, Alejandro Higuera.

Sin embargo, después de la visita de los líderes nacionales tanto del PRI, César Camacho y del PAN, Gustavo Madero, se podría decir que los escenarios pudieron haber tomado un rumbo definitivo a grado tal de que los tricolores se podrían llevar el ochito tal como lo dibujó Camacho o cuando menos un six, tal y como lo dijera Madero.

Lo cierto es que las condiciones en los tres distritos donde había focos rojos han cambiado radicalmente desde el conocimiento del probable doble juego y desde la visita de Camacho a Sinaloa donde advirtió a Malova que sí los apoya contará con el apoyo del partido y sus diputados para que tenga un buen cierre de gobierno.

Pero esos no fueron los únicos mensajes para cambiar los escenarios, sino en los últimos días se han visto otros que hablan de la fuerte operación que se hace desde el tercer piso para que el PRI se pueda llevar el ochito acariciado por Camacho.

1.-En la agenda inicial de Camacho, se contempló que el líder nacional saldría del aeropuerto de Los Mochis una vez que terminará el evento con la estructura del norte. Sin embargo, después se organizó una cena con la clase política para dictar los nuevos lineamientos.

2.-Así, César Camacho se reunió con la cúpula de la clase política local, entiéndase por ello, alcalde, diputados locales, federales, delegados y cabezas de grupo de los municipios del norte de Sinaloa, todos desde luego, militantes de su partido.

3.-Ya en lo corto, César Camacho dibujó con palabras a la perfección los nuevos tiempos que vive la política mexicana y les dijo que lo públicamente no podría decir.

4.-Camacho no se anduvo con titubeos. Ahí les dijo a los presentes que la competencia no es fácil. “Señores, para ganar la competencia que hoy vivimos es cuestión de votos, no es cuestión de ideologías, ni de principios”. Se necesitan votos para ganar y hay que hacer lo necesario para tener la mayor cantidad de votos posibles en las urnas.

5.-En pocas palabras, Camacho les dijo a los presentes. “Dejen de verle peros a los candidatos y preocúpense por meter votos a las urnas de la forma que sea, adentro todos cuentan. Los principios no importan.

6.-Pero Camacho, no solo le dio línea a los priístas, sino también le pidió cuentas positivas al gobernador. En su declaración pública el líder nacional del PRI reconoció haberse reunido con el gobernador a quien supuestamente le pidió piso parejo en la competencia.
Camacho comentó que le dijo al gobernador que si cooperaba garantizando suelo parejo, el PRI le ayudaría a que tuviera un sexto año sin tantas complicaciones como las ha tenido en sus primeros cinco años y que contaría con el apoyo de todos los diputados del partido.

7.-Así con tales sucesos, los escenarios cambiaron radicalmente. Las negociaciones y acercamientos con la disidencia malovista en Ahome empezaron a darse y todos los que antes parecían irreconciliables, se empezaron a alinear y sumar en torno al candidato del PRI.
Polo Infante ya le organizó eventos importantes a Berna Antelo, lo mismo que Joaquín Vega, mientras que la gente de Mario Zamora y Esteban Valenzuela empezaron a mover a sus respectivas estructuras.

8.-En pocas palabras, en Ahome, ahora se podría decir que el problema ya no lo es el gobernador para el PRI, pero sí lo es para el PAN quien ha visto como Zenén no se enfrenta al candidato Berna Antelo, si no a las estructuras del gobierno.

9.-En Guasave, los escenarios también empiezan a cambiar y los números mejoran para Diana Armenta, mientras que en Mazatlán, en el Distrito 08, Alejandro Higuera sacará las manos para facilitar el triunfo del priísta Quirino Ordaz.

En fin, hoy en día se pudiera decir que hay condiciones para que el PRI se lleve el ochito, aunque aún queda la interrogante siguiente. ¿No le dará nada Malova al PAN para garantizar su alineamiento y sumisión como lo ha tenido hasta el día de hoy?.

El 7 de junio se sabrá.

Habrá que estar pendientes.

Quizás también te interese