Tercio digital

El Partido Verde Ecologista no es más que un apéndice del tricolor en Sinaloa. Remedo opaco de los afanes democráticos de Martha Tamayo. Este fragmentado instituto ahora despliega en ‘ancas’ la operación para olvidar el 50-50 en la repartición de género de las candidaturas por las diputaciones federales en los ocho distritos electorales de la tierra de los once ríos que pretende asaltar de nuevo el grupo del ex Gobernador Jesús Aguilar Padilla. De plano no maduran ni envueltos en periódico…

Ni tan niño mucho menos héroe, pero buscaba ser arropado por la bandera del Gobierno de Sinaloa. De plano se tira de cabeza por todas en los eventos. El Diputado, coordinador de los legisladores federales de Sinaloa, Heriberto Galindo Quiñones se coló demás a la foto de la inauguración de la Presa Santa María en el sur de Estado, para colgarse, y no a hurtadillas, de una de las banderolas con las que declararon formalmente en marcha la obra de alrededor de 7 mil 700 millones de pesos y que permitirá irrigar 25 mil nuevas hectáreas para beneficio de 12 mil 755 habitantes que dependen del sector agrícola. Sus promotores, con dudas claro de los pérfidos detractores, no se cansan en repetir que será un proyecto detonador que permitirá que Sinaloa alcance un millón de hectáreas de riego, consolidando al estado como líder nacional de producción de alimentos. Galindo, con su modo ladino, se deslizó a la mano derecha del Gobernador Mario López Valdez y pasando por alto cualquier equidad de género desplazó a la también Diputada Francisca Corrales “La Paquis”, y no conforme con ello, mostró su desespero protagónico al meterle el brazo “guayaberesco” al propio director general de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld Federman. No podía, cómo, dejar inadvertida su sonrisa “presupuestívora y dobletera”. El candidateable anda enloquecido por mostrar su “jeta”, registro facial inequívoco de la consternación que lo marca, desde que corrieron a su jefe, el hipotético representante del “Chilorio Power”, David López Gutiérrez…

Por andar con “Los Plebes” jugando basquetbol en la liga de veteranos el Presidente de El Fuerte Marco Vinicio Galaviz tuvo su primer resbalón. Por morrito y livianito le hizo al vivo. La graciosada le costó una férula desde la rodilla de la pierna izquierda hasta el término de la extremidad. Quien celebra este accidente es el Secretario del Ayuntamiento, José María Flores Soto que ahora piensa ocupar, por algunos días, por fin la Alcaldía que tanto ansía y de la que cada día está más lejos. La regordeta figura del Alcalde dio muestras de que ni el salto del tigre de la primera cuerda ni la ‘matatena’, deben estar en su agenda lúdica. Jeje.

Quizás también te interese