Aguas con la “Procu”

El trabajo de inteligencia y ni hablar del de campo, ponen por encima del FBI, la CIA, Scotland Yard y de la interpool, a los investigadores de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa. Su record de días para entrar en situación, sería envidiable si se tratara de una damita juvenil tratando de mantener su virginidad. Pues ya dieron con los responsables del ataque al Presidente de Choix, Juan Raúl Acosta Salas. Poco más de una semana sirvió para dar con los integrantes de la conspiración que atentó contra la vida del Alcalde sierreño. Lo raro es que nadie ha dicho esta boca es mía para revelar los verdaderos móviles del ataque y por quien fue ordenado. Los nombres desde luego no se cocinan en salsa verde, ¿o si?

El secretario del Ayuntamiento del Fuerte José María Flores Soto está “encampañado”. Nada lo distrae en su manía por apropiarse de los juguetes de los demás. Su suerte es tal, que la regordeta forma de su actual presidente Marco Vinicio Galaviz Serrano, en lugar de mortificarlo, le da ánimo, para creer que puede llegar a sentarse en la suya. La silla claro. Su filosofía dice, si llegó ese mastodonte primario, facsímil del homo sapiens, entonces puede, sin dificultades, un ejemplar complementario del “homo labius mentirusillus” sucederlo en el trono de la capital del zorro. El “Chemita” tiene bien calculados los cien años de humedad del buen Viny y para cuando regrese de la lesión de pierna por jugar basquetbol en la liga de veteranos ya habrá soltado una risa más estruendosa que
la solterona y la mecedora de pueblo…

Ahora resulta que al Presidente de Navolato, Miguel Enrique Calderón Quevedo desde que no pudo sacar adelante en la convención priista para la diputación federal a Víctor Godoy ya le crecen los enanos de su circo. Ahora tiene en su tintero una denuncia por entregar información falsa a un juez de distrito de un agente municipal y la querella no solo incluye a Calderón sino a el Síndico Procurador Héctor Murillo y al tesorero municipal Enrique López Parra. Todos podrían ser dados de baja e ir a prisión según la versión del abogado Arnulfo Mendoza, quien levantó un proceso penal en contra de esos funcionarios en la Procuraduría General de la República…