Casi 35 años, bailando con la más fea

El Secretario de Seguridad Pública de Sinaloa,
Genaro García Castro, evalúa su labor al frente
de la dependencia.

Sí, trabajar en la seguridad, es bailar con la más fea. La verdad no puede negarlo. Ni mucho menos lo acongoja la revelación. Sus evaluaciones lo hacen pensar en que se camina por el rumbo correcto, aunque las percepciones le metan zancadillas. No evade el asunto de los policías que se van, es una necesidad de profesionalización que se distorsiona haciéndolos parecer pillos o malos. La ley ahí debe cumplirse ‘y ni modo hermano’. Su visión lo hacer programar el cierre del sexenio a poco más de dos años de llegar con acciones que se queden en la memoria. Es policía, es Genaro García Castro, de la 12 de octubre de Los Mochis.

Complicado

La seguridad es sin duda el área más complicada de la administración pública del estado, asegura García Castro.
El Secretario de Seguridad Pública de Sinaloa se relaja para conversar, tras la inauguración de un curso de juicios orales para abogados en la Ciudad de Los Mochis.

“Yo me imagino que sí, si sumas a todas las demás secretarias no llegan todavía a ser tan complicadas todas, sumadas, con lo que es la seguridad”, acota.
Camina por los pasillos de la máxima Casa de estudios del estado y tiene tiempo para bromear.

La más fea

Quien en la primera parte de la administración de Mario López Valdez fungiera como titular del Consejo Estatal de Seguridad Pública reconoce que el gusto por las tareas de seguridad se trae dentro.
A lo largo del tiempo ha aprendido a bailar con la más fea, acepta.
“35 años en esto, es un tema que te tiene que gustar mucho para seguirle aquí, más cuando tenías otras opciones dentro de una administración o en la vida empresarial, yo tengo un negocio que me da para vivir honesta y decentemente bien”.

Y la pregunta lo obligó a sincerarse: ¿Cómo fue que llegaste a esto?

“Pues decisión del gobernador, el señor gobernador tomó la decisión de hacer unos cambios en su gabinete y me mandó para allá, pero me dejó con la otra responsabilidad y ni siquiera me quitó la otra”, sonríe sin remedio.
La decisión del Gobernador la toma salomónicamente. Eso le permite recapitular lo hecho desde su llegada a la Secretaría de Seguridad pública. Se da un momento para ver que le intranquiliza.

“Fíjate que me preocupa mucho no dar el resultado. Mi preocupación, mis peores temores están en que la sociedad se sienta defraudada, y cuando digo la sociedad incluyo al gobernador obviamente”, precisa.

Y prosigue, “porque al final de cuentas yo pudiera a lo mejor dejar satisfecho al gobernador, pero a la sociedad no, entonces creo que no, mi preocupación es con la sociedad. Que yo cumpla las expectativas de todos ustedes, de toda la sociedad, de todos los medios de comunicación y seguro estoy de que si yo cumplo con esas expectativas, de rebote cumpliré con las expectativas del señor gobernador, pero principalmente mi temor es el fracaso”.

La llegada

Para la entrevista no se retira los lentes oscuros que acostumbra usar para todas sus salidas a recorrer el estado.

Las preguntas son entre las veredas de Ciudad Universitaria, es una plática con sabor banquetero.

“Voy con la mejor intención, poniendo todo mi esfuerzo, formando el mejor equipo, siempre con la vista adelante, siempre con la frente en alto para que esto se cierre de la mejor manera”.

Desde la llegada de Genaro García a la Secretaría de Seguridad del Estado, luego del enroque de Francisco Córdova Celaya a Turismo, se marca un cambio de procesos y las estadísticas lo confirman.

“Yo creo que los números nos dan, que parece ser, que vamos en el camino correcto, de tal forma de que precisamente para eso tenemos los análisis de la estadística, para saber si vamos por el camino correcto o no”.
Del trabajo realizado, abunda, no debe solo presumir la Secretaría de Seguridad Pública ya que se comparte responsabilidad y labor con la Procuraduría de Justicia del Estado.

“Yo creo que sería presuntuoso de mi parte decirte que las cosas han mejorado mucho desde que yo llegué, yo creo que esto es un trabajo que involucra a todos, yo mis respetos, mi reconocimiento para la Procuraduría, mi reconocimiento para la policía ministerial, lo jefes que tenemos en la policía estatal, bueno, es un trabajo de conjunto, es un trabajo en equipo, en sí, Genaro no es nada más que un “engranito” chiquito de esa parte de la seguridad pública, porque ese engranaje tan complicado que es la seguridad pública, todos tenemos que aportar lo que nos corresponde”, manifiesta.

García Castro aclara que a pesar de que la sociedad exige ver resultados en lo inmediato el trabajo de la seguridad se planea y programa para resolver problemas a mediano y largo plazo.
“Me queda claro. La sociedad quiere resultados ya y bueno, los hemos ido dando. La prueba ahí está, en cómo hemos ido, ya hasta este momento del Gobierno del Lic. Mario López Valdez, los índices delictivos de alto impacto se han reducido en más de un 50 por ciento”.

Y puntualiza sin muchas complicaciones.

“Se dice fácil, es un 50%, parece fácil pero estamos hablando del homicidio doloso, llevamos un poquito más de 50% de reducción con el año ancla que fue el que agarramos porque no era otra la forma, y eso nos ha costado mucho dinero, muchas horas de hombre trabajo, pero lo más importante que nos ha costado y lo más grave que nos ha costado es que nos han matado policías en esa entrega del trabajo”.

Compromisos con las viudas

Los que han dado su vida por la seguridad de Sinaloa no se pueden abandonar y por ello el Gobierno de Mario López Valdez, creó una iniciativa para que hubiera más justicia para las viudas de los policías caídos en el cumplimento de su deber, asevera el funcionario.

“No nos parecía justo que una esposa de un policía que fallece en un enfrentamiento, porque no tenía 15 años de servicio, pues no lo agarraba la pensión, no nos parecía justo que una viuda que fallecía su esposo en actos de servicio no podía hacer su vida de pareja, rehacer su vida porque en ese momento la ley establecía que se le retiraba la pensión, cuando no tenía razón de ser, era un derecho ya ganado y quien más sufría en ese momento pues eran los hijos”

El Secretario establece que se han ido mejorando los salarios de los policías, la infraestructura, el equipamiento, el armamento que es más moderno y competitivo lo que permite ganar algunas batallas contra la delincuencia.

La prevención será ejemplar

Genaro García hace fluir la conversación a pesar del calor que se siente bajo los árboles de Ciudad Universitaria. El rosa lino de su camisa le ayuda para mitigar los grados, aunque la trae calzada al estilo de la figura de ‘poncharelo de la serie norteamericana ‘patrulla motorizada’.

“Estamos trabajando mucho en programas preventivos, traemos un proyecto muy ambicioso que le estamos dando una pinceladas, yo creo que si nosotros logramos este nuevo proyecto en materia preventiva vamos a ser pioneros a nivel nacional, pero en su momento te lo haré saber, se lo haré saber a los compañeros de los medios, porque pues todavía está apenas naciendo, está apenas la semilla, pero creemos que en poco tiempo vamos, yo creo en un mes o mes y medio lo vamos a tener ya muy bien pulido y va a ser algo inédito”, adelanta.

Hace una breve reflexión también sobre las batallas que no se han ganado aún y donde se despliegan ya esfuerzos importantes.

“Yo creo que el uso de las drogas en los jóvenes, esa es la preocupación y ahí es donde estamos enfocando el nuevo proyecto que te digo que en más o menos un mes, mes y medio vamos a tenerlo ya bien pincelado para proponérselo al señor gobernador y si él nos da el aval, el visto bueno, créeme que vamos a ser pionero en este proyecto y yo creo que no nada más en el país sino en otras partes”.

Estadísticas versus percepción

Fuera de lo que es la percepción de la sociedad que todavía ve un Sinaloa inseguro las estadísticas hablan de otro fenómeno. De un avance significativo.

“Si, la verdad es que y es muy normal, (Eduardo) fíjate, nosotros tuvimos hace como 3 meses o 4 en Culiacán 22 días sin ningún muerto, sin un solo homicidio en 22 día en Culiacán, en la historia de Culiacán nunca había sucedido que pasara tanto tiempo sin que hubiera algún fallecido violentamente”.

Pero agrega, “hubo un problema entre dos personas que delinquían, se golpearon entre ellos, se distanciaron, hubo desavenencias, uno fue a buscar al otro a su casa, no lo encontró y quemó la casa con unos niños amarrados adentro, entonces imagínate, ya nadie habló de esos 22 días y con justa razón porque era demasiado impacto emocional para toda la sociedad”.

Reconoce, “esos eventos son los que rompen con el avance porque generan percepción, la percepción es el arte de ver lo que no existe, entonces generan esa percepción y nos golpea como Gobierno”.

Es posible ganar

Para ganar la batalla de la mala percepción sobre el tema de inseguridad en Sinaloa se requiere de la participación y ayuda de los medios de comunicación, asegura el Secretario de Seguridad Pública.

“Si nos ayudan ustedes sí, el problema es que gran parte de la percepción se genera a través de los medios de comunicación, ustedes generan mucha percepción, ustedes pueden ver una señal de tránsito y de pie de foto puede decir: el vandalismo acaba con las señales. La misma foto pueden poner: negligencia en la autoridad no repone las señales y es la misma señal, entonces ustedes juegan un papel muy importante, pero hay que ubicarnos también que ustedes son parte de la sociedad”, indica.

El Jefe policiaco establece que el problema es que si se separan, sociedad y gobierno, ese vacío, lo llenan los malos.

“Entonces vamos cerrando ese abismo entre sociedad y gobierno y entonces nos pondremos todos de acuerdo y jalaremos para el mismo lado, porque a mí me queda claro que el 99.9 de los sinaloenses son gente productiva, gente de trabajo, gente positiva, pero ese 1% que anda por ahí desbalagado nos causa mucho problema”, estima.

Cierre de Gobierno

La instrucción del Gobernador Mario López Valdez por su vocación de deportista, dice Genaro García, es cerrar fuerte y así va a ser.

“Las carreras se ganan en el cierre, o sea, lo que hagamos cerrando en sexenio es lo que va a recordar la gente, no lo que hicimos al principio y en ese orden estamos generando los proyectos que podamos sacar adelante en el área de seguridad pública que es para mí lo más importante”, concluye.

En su análisis de la inseguridad en el estado señala que no es un problema que nació con este gobierno estatal, es multifactorial y requiere de soluciones integrales que contemplen acciones educativas, deportivas y mejores empleos y salarios.

“Si nosotros lo queremos resolver desde el punto de vista de policías, patrullas y armamentos, vamos por el camino equivocado. Esto no es un pleito entre policías y ladrones, definitivamente no”, sentencia.

Policías se van

“Desafortunadamente las reglas del juego cambiaron y los policías no estuvimos preparados para las nuevas reformas”, lamenta García Castro al hablar de la salida de un considerable número de elementos de las diversas corporaciones policiacas de Sinaloa.

Todos los exámenes que se hicieron, manifiesta, son para efectos de la profesionalización policial.

“Ahorita vas y les aplicas un examen para policía ministerial cuando tienes que tener un título de abogado, de licenciatura, entonces pues no eres apto, no porque repruebes, no porque seas tonto, no porque seas pícaro. No. No reúnes los requisitos”.

Y pone más ejemplos.

“A lo mejor tu eres un hombre que siempre has sido policía y nunca tuviste cartilla, bueno, pues para incorporarte al uso del arma, en la licencia colectiva necesitas cartilla, al no tener la cartilla no puedes ir para allá, ok, pues ni modo hermano, se acabó”.

Los policías que se van de las corporaciones, reitera, no es que sean malos, solo no son aptos por diversos motivos profesionales.

“Yo quisiera que se quitaran la idea y que ustedes, a través de los medios nos ayudaran, no es que el policía sea delincuente, ni sea pícaro, ni sea tonto. No. Son elementos que en ese perfil en el que están no son aptos”, subraya.

Se distorsiona

La versión de porque algunos policías deben de dejar las filas policiacas se distorsiona completamente, advierte.

“Todo mundo cree que nosotros aplicamos los exámenes para correr gente, no, los exámenes es un proceso de profesionalización, en la profesionalización una causa fue pues que no reúnes el perfil para estar en la policía”
Pueden ser, cita el funcionario, factores de productividad, de capacidad física para operar los que los dejen fuera de ser policías.

“Pues cómo agarras a un joven de 16 años, de 17 años, de 20 años, de 25 años cuando se te da a la fuga, pues sacas la pistola y le pegas un balazo, ejerce la defensa y vas para la cárcel”, cuestiona.

Los que se queden

Con los elementos que se queden se habrán de cumplir las labores de seguridad en el estado, considera el Secretario de Seguridad Pública.

La fecha está marcada, según la ley para el 30 de octubre de este año y cada nivel de gobierno deberá tomar sus propias decisiones en el marco de esta normatividad.

“No hay recursos para estas liquidaciones. Los municipios deberán de hacer lo propio, yo no sé qué van a hacer”, finaliza.

Su voz, no deja de ser amable aunque por momentos se le ‘atragantara’ alguna repuesta.